SEGURIDAD

El Cecop limita a sólo tres puntos los espacios acotados en Semana Santa

El Postigo, la Cuesta del Rosario y la del Bacalao estarán aforados y habrá otras 14 «zonas de especial singularidad» reforzadas con presencia policial

Por  1:30 h.

El plan de seguridad que se pondrá en marcha mañana para la Semana Santa de 2018 presenta numerosas novedades, como son las anunciadas cámaras de alta tecnología, un nuevo sistema de iluminación o la megafonía, manteniendo las medidas tomadas en años anteriores como la de reforzar la presencia policial en 17 sectores del Centro. Sin embargo, según explicó a ABC de Sevilla el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, «este año hemos levantado un poco el pie porque hemos visto que se van corrigiendo». De esta forma, sólo tres sectores tendrán limitación de acceso al público: la Cuesta del Rosario, la del Bacalao y el Postigo-Arfe, al que se le suma en la Madrugada el cruce de San Pablo al paso del Gran Poder y la Esperanza de Triana. Estos emplazamientos conflictivos por la aglomeración de público, como el año pasado, estarán vallados, aforados, con vías de evacuación y pasillos de seguridad. Sin embargo, hay otras catorce «Zonas de Especial Singularidad» (ZES), que el año pasado se acotaban para el público en algunos momentos, que este año no serán aforados, como son Trajano-Lasso de la Vega-Duque, Cuna-Martín Villa-Orfila, Rioja-Velázquez-Tetuán, Daoíz-García Tassara, Orfila-Javier Lasso, Cuna-Orfila-Villasís y Santa Ángela de la Cruz. En Javier Lasso, por ejemplo, este año no habrá vallas, ni tampoco en Santa Ángela de la Cruz. Estas ZES sí estarán reforzadas con presencia policial.

Iluminación led

Cabrera aseguró que, más allá del nivel 4 de alerta que sigue activo, «a raíz de los acontecimientos del año pasado, se puso en evidencia que necesitábamos tomar medidas de prevención. Hay dos elementos claros que tenemos que tener en cuenta: la falta de iluminación en las calles -que conlleva una mayor alarma cuando no se tiene una visión clara- y el otro era la información, que era algo que necesitaban los ciudadanos para no propagar el pánico y provocar el efecto dominó». Por eso, el Ayuntamiento pondrá en marcha un sistema novedoso de iluminación que, en décimas de segundo, pase de una luz tenue a una de emergencias, un total de 163 luminarias led en el Centro.

Cámaras inteligentes

Además, se han instalado 18 cámaras de alta tecnología para el aforamiento de la vía pública y la grabación de imágenes para el análisis y detección de objetivos. Tanto las cámaras como el sistema de iluminación estarán controlados mediante monitorización en tiempo real y funcionarán en la plaza de San Francisco, Dos de Mayo, Avenida de la Constitución, plaza de la Pescadería, Cuesta del Rosario, plaza del Salvador, Cuna, Puente y Pellón, Campana, O’Donnell, San Pablo y Villegas-Francos.

Cámara inteligente instalada en la plaza de San Francisco

 

Estas cámaras detectan automáticamente a las personas por su cabeza y mide los vectores de desplazamiento, de forma que se observa hacia dónde van y reconocen cuando alguien va rápido, saltando una alarma antes de que se produzca una carrera, lo que permite cortar la propagación. Tanto el alumbrado como la videovigilancia forman parte de los dos primeros niveles de seguridad: previsión y prevención (como un detector de humo).

Megafonía

Para el tercero y el cuarto (intervención y rehabilitación) se ha instalado un sistema de megafonía que sólo funcionará si se produce una situación de pánico colectivo, de forma que los ciudadanos puedan recibir información de emergencias de primera mano. Asimismo, mediante la tecnología «beacons», los ciudadanos recibirán notificaciones en sus teléfonos móviles. Estos dispositivos se han instalado en el Duque, Carrera Oficial, Salvador, Cuesta del Rosario-Alfalfa, Cuesta del Bacalao, Plaza del Triunfo, Postigo-Arfe-Arenal, Magdalena-Reyes Católicos, Encarnación-San Pedro y Altozano.

Juan Carlos Cabrera en los palcos de la plaza de San Francisco / JUAN FLORES

«No son invasivas»

El delegado quiso dejar claro que «no queremos cambiar la forma de vivir la Semana Santa» y que no se trata de «medidas invasivas». Por otro lado, el Cecop ha dado cursos de autoprotección a las hermandades, de forma que puedan tener una formación sobre cómo comportarse en caso de emergencia, «para que el cuerpo de nazarenos no se rompa», así como en el interior de los templos durante la formación de la cofradía. Las hermandades estarán localizadas (cruz de guía y los pasos) mediante un GPS y los responsables de las mismas tendrán un sistema de radiofonía para comunicarse con el Cecop, ante una posible saturación de la antena telefónica.

Por último, hasta última hora el Ayuntamiento ha buscado un acuerdo con los hosteleros sin éxito, de forma que de una a tres horas de la madrugada, los bares que estén abiertos (el 80% cierra por costumbre antes) en un total de 49 calles del Centro. «No queremos criminalizar al sector, pero si durante todo el año no está permitido beber en la calle, es paradójico que haya mano libre en Semana Santa, que precisamente es el momento menos idóneo. Es Sevilla la que debe adaptarse a la Semana Santa y no al revés».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla