Músicos de la Agrupación musical Virgen de los Reyes/ ABC
Músicos de la Agrupación musical Virgen de los Reyes/ ABC

POLÉMICA

El Consejo de Bandas desgrana todos los detalles de la polémica del local de Virgen de los Reyes

La asociación señala que el local que usaba Virgen de los Reyes «no reúnen los requisitos de seguridad adecuados para desarrollar allí las actividades relacionadas con Bandas de Música y mucho menos otras actividades no licitas que se desarrollaban en el centro sin conocimiento de este Consejo de Bandas»

Por  0:15 h.

El Consejo de Bandas ha lanzado un extenso comunicado en el que responde públicamente a la Agrupación Musical Nuestra Señora de los Reyes tras el anuncio de que debe abandonar el local que actualmente utiliza y que ha motivado la acusación de forma directa a esta asociación de bandas como culpable de este hecho tras una «nefasta gestión». Así, el consejo que preside Manuel Esteban, ha desgranado todos los detalles de la situación que ha derivado en una polémica entre esta agrupación musical y el organismo que dirige Esteban.

De este modo, recalca que «desde el año 2013, este Consejo viene gestionando la cesión en precario de parte de las instalaciones que Emasesa dispone en el Polígono Industrial Store, compartiendo uso con el Banco de Alimentos de Sevilla. En el espacio asignado a nuestra Asociación, y sede de la misma, se ubicaron a tres formaciones musicales, siendo una de ellas, la A.M. Virgen de los Reyes. Desde esa fecha, este Consejo viene trabajando en la cesión reglada de este espacio con Emasesa y posteriormente con el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, para garantizar en el tiempo la cesión del mismo, y poder amortizar las inversiones que las distintas entidades tendrían que realizar para la adecuación de los espacios asignados». Ante esto, tras la desaparición de la Banda de los Desamparados, el Consejo de Bandas señala que, respecto al local de Virgen de los Reyes, que «la cesión de la planta superior del inmueble corresponde a la Orquesta Sinfónica de Triana, pendiente de trasladar las dependencias del Consejo a la planta inferior y del desalojo del resto de oficinas que de forma no consensuada con este Consejo habían ocupado tanto la B.CC.TT. Madre de Dios de los Desamparados y la A.M. Virgen de los Reyes». Así, señalan directamente una apropiación indebida del espacio por parte de la agrupación musical, asegurando que «tras multitud de reuniones con la A.M. Virgen de los Reyes, solicitándoles a que abandonen la planta superior, que en pleno de directores del Consejo de Bandas se había asignado a la Orquesta Sinfónica de Triana, siempre encontrábamos la negativa por parte de esta Formación a abandonar los espacios que de forma no consensuada con este Consejo, habían ido ocupando en el inmueble, alegando que el edificio se lo había concedido la propietaria a su Formación y no al Consejo de Bandas, como recalcó su director en varios plenos de directores, perjudicando de esta manera al otro asociado y no pudiendo hacer uso del espacio asignado para el desarrollo de su actividad».

Este hecho motiva, según esboza el comunicado, a pedir explicaciones de la situación real al propietario del inmueble, que no es otro que EMASESA, «pero en ningún momento, nos muestra la documentación acreditativa, siendo por negativa, dicha acreditación, y solo sería al Consejo de Bandas, quien EMASESA, cedería el espacio», señala el comunicado. Tras esto, la empresa de aguas de Sevilla acude al lugar y «comprueban que las medidas de seguridad y las condiciones en las que se encuentra la planta inferior, no reúnen los requisitos de seguridad adecuados para desarrollar allí las actividades relacionadas con Bandas de Música y mucho menos otras actividades no licitas que se desarrollaban en el centro sin conocimiento de este Consejo de Bandas». La situación provoca que EMASESA solicite «realizar las obras de adecuación del local tras la presentación de un proyecto de viabilidad y facilitar el espacio al mayor número posible de formaciones musicales que este Consejo pueda albergar en ese centro. Para ello se nos comunica que se notificará a las entidades ocupantes del inmueble el desalojo del mismo para la realización de dichas obras, dando de margen los meses de verano, en los cuales la actividad de las Bandas es ínfima ó nula en la mayoría de los casos y poder facilitar y agilizar la tramitación necesaria, habida cuenta de la sensibilidad que el asunto requiere», señala el Consejo de Bandas.

En el pleno de formaciones musicales, según el comunicado, el Consejo de Bandas ofrece, en acuerdo con la hermandad de la Macarena, el local de la Banda de la Centuria para realojar a Virgen de los Reyes, a lo que el representante de la  Virgen de los Reyes «nos dice que no desaloja el espacio de C/ Gramil y no ve viable el trasladarse temporalmente a la nave que se le ofrece, siendo testigo todos los allí presentes. En el pleno posterior, celebrado el día 30 de septiembre, en el primer punto del mismo, se acuerda la incorporación de la A.M. Juvenil Virgen de los Reyes, como nuevo asociado y a la espera de cumplir los requisitos necesarios para poder ser asociado de pleno derecho, requisitos que aún, no han cumplido», señala el Consejo de Bandas.

«En ese mismo pleno, otro de los puntos del día, era la situación del local en cuestión, y es cuando se le indica y se le recuerda, que su Formación es la única que aún no ha desalojado, siendo el espacio aprobado que le corresponde de 307,50 m2, siendo uno de los más grandes que dispone este Consejo, incluso con la posibilidad de duplicar la planta en el mismo. Es en ese momento cuando el representante de la Formación, indicando de forma airada, que no desalojaría los espacios ocupados y abandona el pleno, siendo la última noticia que este Consejo, tiene al respecto», señala el comunicado. Ante esto, el Consejo sentencia que «a fecha de hoy y a la hora de hacer público este comunicado, no tenemos constancia de que la A.M. Virgen de los Reyes haya cumplido el requerimiento de desalojo emitido por la propietaria, no así el resto de entidades que si lo han hecho y notificado a este Consejo que a su vez lo ha comunicado a EMASESA y al Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Fiestas Mayores». Por ello, el Consejo de Bandas certifica que ante la situación planteada por Virgen de los Reyes, «la Orquesta Sinfónica de Triana, el Consejo de Bandas y otras Formaciones que pueden ocupar el edificio, se ven en la calle también, no pudiendo realizar la obra de adecuación prevista, la tramitación necesaria y sin poder dar uso reglado de este edificio, destacando la colaboración de las Bandas que forman este Consejo y sus respectivos directores, que han mostrado desde el inicio un interés común en orden a buscar distintas soluciones».

El comunicado finaliza señalando lo «sorprendidos» que se encuentran desde el Consejo de Bandas respecto a la postura de Virgen de los Reyes que «nos llama poderosamente la atención el comunicado que nuestro Asociado, por sus propios medios oficiales, hace ver la luz, y que no se corresponde con la realidad de los hechos en cuestión, sintiéndose, no solo esta Junta Directiva, sino también, todas las Bandas que forman este Consejo, dañados en su imagen, pues no hace justicia al trabajo que se está realizando y sesga la realidad del asunto».

Juanta actual del Consejo de Bandase los reyes

Comunicado íntegro

Por medio del presente, se pone en conocimiento a través de todos los medios de comunicación existentes de las siguientes consideraciones:

Uno de los fines del Consejo de Bandas de Música Procesional de Sevilla es Gestionar y, en su caso, administrar el acceso a los medios y recursos, para favorecer y facilitar el desarrollo de las actividades de los asociados vinculadas a los fines de la Asociación, con especial mención a la habilitación de espacios y locales de ensayos, tanto propios como arrendados, donados o cedidos por entidades externas a la Asociación, o en su caso, al apoyo financiero para su sostenimiento, en los términos y condiciones que a tales efectos determinen los órganos de gobierno de la misma.

También está el de Ejercer como órgano representativo de los intereses y derechos de las formaciones musicales, radicadas en la Ciudad de Sevilla, que desarrollen su actividad de forma preferente en el ámbito procesional, ya sean figuras con personalidad jurídica propia o entes instrumentales para el desempeño de esa actividad adscrita a otras asociaciones o hermandades, tanto ante las administraciones públicas como ante instituciones privadas, empresas, fundaciones y entidades que puedan colaborar al desarrollo y normal funcionamiento y cumplimiento de los fines de la asociación y de las formaciones que en ella se integran.

Desde el año 2013, este Consejo viene gestionando la cesión en precario de parte de las instalaciones que Emasesa dispone en el Polígono Industrial Store, compartiendo uso con el Banco de Alimentos de Sevilla. En el espacio asignado a nuestra Asociación, y sede de la misma, se ubicaron a 3 Formaciones Musicales, siendo una de ellas, la A.M. Virgen de los Reyes, como se puede ver en distintos medios de comunicación de la época, que se hicieron eco de la noticia.

Desde esa fecha, este Consejo viene trabajando en la cesión reglada de este espacio con Emasesa y posteriormente con el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, para garantizar en el tiempo la cesión del mismo, y poder amortizar las inversiones que las distintas entidades tendrían que realizar para la adecuación de los espacios asignados.

En el trascurso del tiempo, tras la desaparición de la B.CC.TT. Madre de Dios de los Desamparados, se traslada a ese espacio y de forma provisional la A.M. Ntra. Sra de la Encarnación y se aprueba la cesión de la planta superior del inmueble a la Orquesta Sinfónica de Triana, pendiente de trasladar las dependencias del Consejo a la planta inferior y del desalojo del resto de oficinas que de forma no consensuada con este Consejo habían ocupado tanto la B.CC.TT. Madre de Dios de los Desamparados y la A.M. Virgen de los Reyes.

Tras multitud de reuniones con la A.M. Virgen de los Reyes, solicitándoles a que abandonen la planta superior, que en Pleno de Directores del Consejo de Bandas se había asignado a la Orquesta Sinfónica de Triana, siempre encontrábamos la negativa por parte de esta Formación a abandonar los espacios que de forma no consensuada con este Consejo, habían ido ocupando en el inmueble, alegando que el edificio se lo había concedido la propietaria a su Formación y no al Consejo de Bandas, como recalcó su Director en varios Plenos de Directores, perjudicando de esta manera al otro asociado y no pudiendo hacer uso del espacio asignado para el desarrollo de su actividad.

Ante esta situación, y recogido en acuerdo plenario, se pone en conocimiento de ello a la propietaria del inmueble, EMASESA, para que nos certifiquen si es así, lo que este Asociado siempre nos hace referencia, pero en ningún momento, nos muestra la documentación acreditativa, siendo por negativa, dicha acreditación, y solo sería al Consejo de Bandas, quien EMASESA, cedería el espacio.

Durante una visita de los responsables de la misma (EMASESA) a las instalaciones, comprueban que las medidas de seguridad y las condiciones en las que se encuentra la planta inferior, no reúnen los requisitos de seguridad adecuados para desarrollar allí las actividades relacionadas con Bandas de Música y mucho menos otras actividades no licitas que se desarrollaban en el centro sin conocimiento de este Consejo de Bandas.

Por todo ello y paso previo a la cesión definitiva de este edificio al Consejo de Bandas, por una duración acorde al resto de espacios cedidos, es decir, unos treinta años, se nos insta desde EMASESA, a realizar las obras de adecuación del mismo, tras la presentación de un proyecto de viabilidad y facilitar el espacio al mayor número posible de Formaciones Musicales que este Consejo pueda albergar en ese centro. Para ello se nos comunica que se notificará a las entidades ocupantes del inmueble el desalojo del mismo para la realización de dichas obras, dando de margen los meses de verano, en los cuales la actividad de las Bandas es ínfima ó nula en la mayoría de los casos y poder facilitar y agilizar la tramitación necesaria, habida cuenta de la sensibilidad que el asunto requiere.

Ante esta comunicación, no oficial aún, el Consejo avisa por sus cauces internos a todos los afectados, y busca todas las soluciones posibles y satisfactorias, para causar el menor trastorno a sus Asociados. Tras las notificaciones oficiales (EMASESA) de desalojo recibidas el 7 de julio, nos encontramos con las trabas y negativas por parte de la A.M. Virgen de los Reyes de desalojar dicho edificio.
No es sino hasta el 30 de agosto, cuando recibimos un escrito de dicha Agrupación solicitando un local provisional a este Consejo y haciendo referencia a la formación juvenil que no es Asociada de este Consejo, desconociendo nuestra entidad los pasos que ha ido realizando desde la notificación del desalojo.

En Pleno de Directores del Consejo de Bandas celebrado el día 9 de septiembre de los corrientes, ante la cercanía en el desalojo, y buscando las alternativas más solventes para todos, esta Junta Directiva en acuerdo con la Hermandad de la Macarena y sus respectivas Bandas, se le comunica la posibilidad de una cesión provisional del local que vienen ocupando dichas Formaciones, cuyo traslado a Arte Sacro sería inminente.

En el mismo pleno, el representante de la A.M. Virgen de los Reyes, nos dice que no desaloja el espacio de C/ Gramil y no ve viable el trasladarse temporalmente a la nave que se le ofrece, siendo testigo todos los allí presentes. En el pleno posterior, celebrado el día 30 de septiembre, en el primer punto del mismo, se acuerda la incorporación de la A.M. Juvenil Virgen de los Reyes, como nuevo asociado y a la espera de cumplir los requisitos necesarios para poder ser asociado de pleno derecho, requisitos que aún, no han cumplido.

En ese mismo pleno, otro de los puntos del día, era la situación del local en cuestión, y es cuando se le indica y se le recuerda, que su Formación es la única que aún no ha desalojado, siendo el espacio aprobado que le corresponde de 307,50 m2, siendo uno de los más grandes que dispone este Consejo, incluso con la posibilidad de duplicar la planta en el mismo. Es en ese momento cuando el representante de la Formación, indicando de forma airada, que no desalojaría los espacios ocupados y abandona el pleno, siendo la última noticia que este Consejo, tiene al respecto.

A fecha de hoy y a la hora de hacer público este comunicado, no tenemos constancia de que la A.M. Virgen de los Reyes haya cumplido el requerimiento de desalojo emitido por la propietaria, no así el resto de entidades que si lo han hecho y notificado a este Consejo que a su vez lo ha comunicado a EMASESA y al Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Fiestas Mayores.

Ante esta actitud provocada por la A.M. Virgen de los Reyes, la Orquesta Sinfónica de Triana, el Consejo de Bandas y otras Formaciones que pueden ocupar el edificio, se ven en la calle también, no pudiendo realizar la obra de adecuación prevista, la tramitación necesaria y sin poder dar uso reglado de este edificio, destacando la colaboración de las Bandas que forman este Consejo y sus respectivos directores, que han mostrado desde el inicio un interés común en orden a buscar distintas soluciones.

En consecuencia, por todo lo anterior, este Consejo de Bandas, seguirá atendiendo todas las necesidades de sus Asociados, utilizando para ello los cauces oficiales y admitidos y existentes para alcanzar un entendimiento favorable a todas las partes implicadas, toda vez que en la situación actual, no es decisión unilateral de este Consejo, sino de la propia entidad EMASESA, que es la titular del local y en definitiva la única que tiene poder de decisión sobre el mismo y acorde a sus necesidades.

Nos sentimos sorprendidos y nos llama poderosamente la atención el comunicado que nuestro Asociado, por sus propios medios oficiales, hace ver la luz, y que no se corresponde con la realidad de los hechos en cuestión, sintiéndose, no solo esta Junta Directiva, sino también, todas las Bandas que forman este Consejo, dañados en su imagen, pues no hace justicia al trabajo que se está realizando y sesga la realidad del asunto.