RECUPERACIÓN

El Corpus de Triana recuperará un instrumento musical perdido en las procesiones de Sevilla

Delante de la Custodia, un órgano portativo pondrá su música como en las procesiones de hasta mediados del siglo XIX

Por  16:23 h.

Hasta mediados del siglo XIX, multitud de procesiones sacramentales de la baja Andalucía sonaban a órgano y no a banda de música. Llamado órgano portátil o portativo, pero también conocido como Realejo; este instrumento era indispensable en las procesiones de este corte desde 1669, cuando el cabildo Catedral de Sevilla permite la música en su interior y dónde aparecían también cantores, sacabuches, chirimías, bajones y realejos. Este domingo 23 de junio, el Realejo volverá a salir a la calle para poner música, esta vez a la Custodia del Santísimo en Triana. Una recuperación histórica que será la gran novedad del Corpus Chico de 2019.

La música de iglesia saldrá a la calle. El órgano será portado por dos personas vestidos de roquete rojo y blanco e interpretado por el músico organista Claudio Gómez Calado que ha coordinado este hecho gracias a la iniciativa de la parroquia de Santa Ana. Esta música, que sonará delante del paso, se compaginará con la que interprete la banda de Música de las Cigarreras tras el mismo. Todo ello gracias a la pieza que llega procedente de la hermandad del Loreto de Jerez y que fue estrenada el pasado Viernes Santo en la localidad gaditana, formando ya parte de la Semana Santa jerezana. La pieza ha sido realizada por el organero Manuel Cosano y es una recuperación histórica ineludible de la religiosidad popular perdida en el tiempo. Una forma de hacer música del siglo XVII traída a estos días. Esto se unirá al color, las colchas, colgaduras, los mantones de manila y altares populares que darán luz a una de las procesiones esenciales del calendario anual en la ciudad.

 

El órgano portatil en la salida del Loreto de Jerez / HDAD.

El Corpus de Triana

Conocido como el Corpus Chico, el de Triana es el más antiguo y popular de todos los que salen en esta mañana. A las 10 horas comenzará a salir el nutrido cortejo organizado por la Esperanza de Triana desde la parroquia de Santa Ana. Con un itinerario fijo desde el siglo XVI y repleto de juncia y romero, el Santísimo recorrerá la Plazuela de Santa Ana, Pelay Correa, Santísimo Cristo de las Tres Caídas, Rodrigo de Triana, San Jacinto, Plaza del Altozano, Pureza, Párroco don Eugenio y Plazuela de Santa Ana, para entrar en torno a las 12:30 horas.

En la procesión volverán a participar todas las hermandades del barrio que acompañarán también a al Niño Jesús, Santa Justa y Rufina, la Pura y Limpia y San Juan Evangelista, además de la Custodia con el Santísimo. La música la pondrán las tres bandas de la corporación de la Madrugada: las bandas de cornetas y tambores San Juan Evangelista y la de las Tres Caídas, así como la Banda de Música de las Cigarreras. A este listado, se sumará en 2019 el órgano portativo. Un aliciente más para vivir una de las procesiones fundamentales del calendario anual.

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)