Montaje del palio de San Benito / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Cuenta atrás en San Benito, comienza a levantarse el paso de la palio de la Virgen de la Encarnación

La priostía trabaja para ponerlo todo a punto en los días más especiales de las bodas de plata de la coronación de la Virgen de la Encarnación

Por  0:31 h.

Cuando en Sevilla acaba de inaugurarse el alumbrado navideño en pleno mes de noviembre, en otro punto de la ciudad se ha iniciado el montaje de un paso de palio, el de la Virgen de la Encarnación de San Benito.

Un ambiente en Sevilla empieza a impregnarse, pero no es el único, porque ir a San Benito es adentrarse en plena Cuaresma, en los días más especiales de preparación para sacar su cofradía a la calle, con ese olor que produce la plata limpia, la cera, o el ambiente de una priostía que trabaja sin cesar para ponerlo todo a punto.

A falta de cera, este paso de palio está prácticamente montado para la salida extraordinaria del 25 aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Encarnación, que irá a la Catedral el 13 de diciembre para celebrar una misa estacional al día siguiente, y con una vuelta inédita que hará desde primera hora de la mañana del día 15.

Sin duda, son de los momentos que más puede disfrutar una priostía, convirtiéndose a veces en un grupo de amigos, como sucede en San Benito, que se reúnen para dar lo mejor de sí a sus titulares, cada uno en su función, desde trasladar enseres, apretar la candelaría y colocarla sobre el paso, preparar la cera o dar brillo a la plata.

Dentro de menos de dos semanas, la Virgen de la Encarnación de San Benito estará por las calles de Sevilla, pero antes, la dolorosa presidirá la parroquia de San Benito en su triduo extraordinario y el besamanos, que coincidirá en el día exacto de sus bodas de plata el próximo 10 de diciembre.

Paso de palio de la Virgen de la Encarnación / M. J. RODRÍGUEZ RECHI