Crisis del coronavirus

El dilema de las bandas: los contratos con las hermandades y la viabilidad de sus ensayos

El director de las Cigarreras analizó, en el programa Casa Hermandad, la disyuntiva en la que se encuentran muchas formaciones tras la suspensión de toda actividad y ante un futuro totalmente incierto

Por
Actualizado:

La «nueva normalidad» planteada por el Gobierno tras las fases de «desescalada» en las que se encuentra España en esta crisis sanitaria del Covid_19, también afecta sobremanera al mundo de las cofradías y, con mayor fuerza, al de las bandas de música de la Semana Santa.

El director de la Banda de las Cigarreras, Dionisio Buñuel, desgranó el estado actual en el que se encuentran estas formaciones en el programa «Casa Hermandad» de Blogosur TV. En el mismo, habló de las necesidades que se plantean en estos grupos con las nuevas normativas de seguridad y distanciamiento que impondrá la sociedad y que contrapesa al día a día de las bandas. Igualmente, comentó la situación contractual en la que se encuentra Las Cigarreras con sus hermandades tras una histórica suspensión de procesiones por el coronavirus.

Las nuevas necesidades de distanciamiento

El distanciamiento y las medidas de seguridad es el horizonte inmediato de estas formaciones que llevan dos meses con ensayos suspendidos y locales cerrados a cal y canto. Ante esto, Buñuel señaló que «están pendientes» de las nuevas normativas que vayan surgiendo y puso como ejemplo su espacio de trabajo: «En el local de ensayos no podemos entrar ahora los 150 músicos, porque estábamos muy cerca los unos de los otros. Ahora, eso, no se va a poder hacer. Primero tendremos que desinfectar los locales, después veremos si incluimos una serie de elementos de seguridad para poder acceder a ellos». Ante esto, «agradece» al menos tener un local grande pero por el que «a diario pueden pasar entre 300 y 400 personas» entre la escuela, los padres, la banda juvenil y la banda adulta.

Pero un nuevo dilema se cierne sobre las bandas: ¿Es momento de permitir sus ensayos en las calles para evitar las aglomeraciones en espacios cerrados? Este hecho fue planteado por el director de esta formación tras mantener contactos con el Consejo de Bandas que, de la mano de su presidente Manuel Esteban, que ya anda trabajando en esta propuesta. Ante esto, Buñuel adelantó que «sobre todos estos temas, una de las cosas que queríamos plantearle al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía es que las bandas puedan empezar a funcionar y a ensayar otra vez en la calle en lugares habilitados para ello, porque ahora mismo eso está prohibido hasta que no llega la Cuaresma». por ello plantea que haya «nuevas fórmulas y que todos arrimemos el hombro. Que todos sepan que esto es una situación extraordinaria y hay que buscar soluciones extraordinarias. Y lo mismo no sabemos si la Semana Santa de 2021 va a ser factible o cómo va a ser».

La necesidad de ensayar de las bandas se entiende en esta frase de Buñuel: «Tampoco la banda puede estar parada ocho o nueve meses y en enero decir de repente: ‘Vamos a tocar en Semana Santa’».

Dionisio Buñuel, director de la banda de Las Cigarreras / BANDA CIGARRERAS

Contratos

Otro de los temas tratados se centró en la Semana Santa 2020 sin cofradías en la calle y con el cumplimento de esos contratos por parte de las hermandades. Ante esto, Buñuel indicó que aunque «estamos igual que todas las bandas, el 80% del trabajo del año de una banda es mirando a la Semana Santa y este año no ha habido. Estamos esperando que pase el maremágnum actual y que las hermandades se pongan en contacto con nosotros y que todo el mundo lleguemos a un acuerdo».

Este acuerdo entendería que «las hermandades también van a quedar en una situación de merma económica, pero las bandas igual», señaló Dionisio Buñuel. Por eso puntualiza y pide «que nadie se cierre en banda» a la hora de llegar a un acuerdo: «No podemos exigir el 100%, pero también se debe valorar el trabajo que hace una formación durante todo el años. Nosotros y bandas con nuestras estructuras, estamos durante todo el año haciendo muchas cosas a beneficio de muchas hermandades. Ahí siempre ha estado la banda y creo que, aunque tengamos un contrato por unas horas en Semana Santa, debemos mirarlo todo de otra forma».

Reconoció por su parte que las bandas «no van a vivir del dinero que reciben» ya que tienen «una plantilla de 150 músicos más casi treinta personas que están alrededor de ella. Pero si es verdad que esto tiene unos gastos a lo largo del año a los que tenemos que hacerle frente. Antes de Semana Santa hemos encargado veinte uniformes nuevos y el sastre ha cobrado ya». En comparación a su contrato con las hermandades, Buñuel puntualiza que «solo hemos llegado a un acuerdo con una de las ocho hermandades en las que tocamos. Tenemos la suerte de que tenemos un trato cercano con nuestras cofradías».

Una situación complicada que, en los tiempos actuales, se complica en mayor medida: «Cuando ensayábamos en la calle teníamos la mitad de gastos que ahora con los locales. Hoy en día, quitando la Semana Santa, una banda necesita hacer todos los meses, uno o dos contratos para mantenerse».

Las Cigarreras en un concierto en la Macarena / JAVIER RODRÍGUEZ

El dinero de las sillas

Buñuel también opinó sobre el debate del dinero de las sillas de la Carrera Oficial, que también repercute en estas formaciones a través de las hermandades. Ante esto, opina que «las sillas son un privilegio y hay que mirarlo desde muchos puntos de vista. Lo que no estoy de acuerdo es que se quiera tratar a la Semana Santa como un espectáculo público. La gente que hereda las sillas, tiene este privilegio y debe de mantenerlo de alguna forma. Si las hermandades no recibiesen esa subvención, el patrimonio de estas no sería el mismo. Y, quizás, la Semana Santa no fuese tan atractiva».

Para ver la entrevista completa:

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)