SEMANA SANTA

El Domingo de Ramos se queda como está a la espera de una reforma para 2020

La jornada tendrá un conteo de nazarenos, que se extenderá a toda la Semana Santa

Por  4:47 h.

Las hermandades del Domingo de Ramos han acordado que la jornada se quede tal y como está de cara a la próxima Semana Santa. No obstante, los hermanos mayores pretenden la realización de un conteo de nazarenos para que sirva de base de cara a los cambios que se efectuarán en el año 2020. Así lo han cerrado los ocho responsables de la jornada en dos reuniones celebradas los días 8 y 14 de enero, junto a sus respectivos diputados mayores de gobierno.

Este acuerdo era uno de los retos del nuevo Consejo de Cofradías que preside Francisco Vélez. Concretamente, analizar el problema real del Domingo de Ramos, uno de los días más constreñidos de la Semana Santa y que une en la Carrera Oficial a un cortejo unitario de más de 10.000 personas.

Por ello, el día que coordina el delegado Francisco Javier Bonilla, ha contratado los servicios externos de una empresa que colocará cámaras especiales en la plaza de la Campana como sucedió en 2014 y, previsiblemente, en otro punto de la Carrera Oficial. Esto permitirá saber el número real de nazarenos con los que cuenta cada cortejo y actuar en función a ello en 2020. Del mismo modo, el Consejo pretende extender dicho conteo a toda la Semana Santa.

El crecimiento de La Paz

De esta jornada se extraen dos problemas claros: el regreso de las hermandades desde la Catedral, donde no se alterna el sentido de salida por la Puerta de Palos, provocando una hilera de tres hermandades por la zona de Francos en horas centrales del día (la Cena, la Hiniesta y San Roque); y el crecimiento del día, con un claro ejemplo en la Paz que ya supera los dos mil nazarenos. A ello se suman las quejas de hermandades como el Amor, que ha pedido durante los dos últimos años un cambio de recorrido en la Amargura, para tener mayor fluidez de paso tras salir de la Catedral y que llega a sacar su paso de palio del Salvador alrededor de las once de la noche. Estos casos se unen a los repartos de minutos que durante los últimos años se han reordenado pero que necesitan mayor precisión.

Algunos hermanos mayores destacan el buen funcionamiento del día «cuando no pasa nada», pero no ha sido así en los dos últimos años. Como ejemplo, los años 2017 y 2018. En el primero de ellos, la rotura del varal del palio de la Hiniesta en Sierpes provocó un gran retraso en toda la segunda parte de la jornada. El año pasado, la lluvia de las primeras horas retrasó toda la jornada que vivió el sacrificio horario de las cofradías a medida que pasaban las horas.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)