Exposición "Almacén, el lugar de los invisibles" / Museo Nacional de Escultura

PATRIMONIO

El almacén sevillano de los invisibles

Una exposición en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid reivindica el arte olvidado en el almacén. En Sevilla, el Crucificado del Subterráneo sale del almacén

Por  0:44 h.

«Almacén. El lugar de los invisibles». Con este título, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid presenta una original exposición que saca del almácen del museo a piezas olvidadas. Son cientos. Muchas veces repetidas. Marginadas. Pasadas de moda o con hermanas que las superaron. Piezas mutiladas. O completas, pero sin el cartel de elegidas.

El museo explica la exposición como “un paisaje. Un universo en el que zambullirse. Presenta obras nunca exhibidas y custodiadas en el almacén del museo que, hasta hoy, eran invisibles para el visitante. Una ocasión única para que estos «otros», la ‘plebe’ historiográfica de artistas desconocidos, secundarios o discípulos, los fragmentos dispersos, de significado irrecuperable, conquisten el primer plano.

Esta exposición, pues, no ilustra un tema, ni describe una época, ni analiza un estilo. Presenta las obras desnudamente, en su mera existencia física, contemporáneas todas entre sí. Son un ejemplo perfecto de convivencia. El efecto es una «Babilonia de imágenes», que deja ver el lado accidental de la colección, sus rarezas y bellezas, sus excesos y desvaríos”

Exposición “Almacén, el lugar de los invisibles” / Museo Nacional de Escultura

En las salas de la exposición se acumulan Crucificados que ya no reciben rezos ni miradas de admiración, ángeles que ya no acompañan a retablos ni elevan a santos al cielo, columnas que ya no sostienen arquitecturas, sayones que ya no tiran de sogas ni forman parte del misterio para el que se concibieron. Una doble descontextualización, la de aparecer en un museo, donde cada pieza perdió su razón de ser y la de una muestra que sitúa a santos, vírgenes, columnas o ángeles en un plano de igualdad acumulativa que interroga al espectador sobre el sentido de la obra de Arte y su exposición en el museo.

Exposición “Almacén, el lugar de los invisibles” / Museo Nacional de Escultura

La muestra de Valladolid es una magnífica exposición que tiene lectura sevillana. En esta semana, el compañero Javier Comas publicaba en estas páginas la recuperación del Crucificado del Subterráneo de un almacén del Museo. No es una pieza menor. Un Crucificado medieval, en una tierra que sustituyó a estos primitivos titulares de nuestra primitiva Semana Santa por las nuevas formas barrocas, un Crucificado que se tiene como uno de los ejemplares más antiguos de Andalucía. Estudiado por Hernández Díaz, se apunta su cronología a los comienzos del siglo XIV, pieza incluso anterior a los grandes Crucificados sevillanos, el del Millón de la Catedral, el de Sanlúcar la Mayor, o el de los Maestres de la parroquia de san Isidoro. Y sin olvidar a los Crucificados que el fuego intencionado convirtió en invisibles, el milagroso Crucificado de San Agustín o el Crucificado de la Buena Muerte de la parroquia de Omnium Sanctorum.

Cristo del Subterráneo de la Sacramental de San Nicolás, la Candelaria / HDAD. CANDELARIA

Piezas de un tiempo demasiadas veces olvidado. Décadas en un almacén ha permanecido el Crucificado que recupera la hermandad de la Candelaria y que estuvo en la parroquia de San Nicolás. Surge la reflexión sobre el almacén del museo, uno de los eternos olvidados del patrimonio español, un fantasma cansado de promesas de ampliación que nunca llegan, sea cual sea el gobierno correspondiente, y que alberga a otros ilustre olvidados. En la ciudad que venera al Gran Poder, la Buena Muerte, el Amor o la Conversión, el museo tiene a Juan de Mesa en un almacén. Bustos jesuitas olvidados. En la ciudad donde el Barroco arrinconó a sus precedentes medievales, buena parte de donación González Abreu, con piezas de la época olvidada, se conservan en el almacén del museo. En la ciudad que venera a Montañés, una de las tres piezas que el museo tiene del maestro de Alcalá la Real ha pasado temporadas en el almacén. Allí ha convivido, como en un terrorífico Toy Story artístico, con Crucificados en marfil de Núñez Delgado, ese autor que en Indianápolis es expuesto como se merece.

Cristo del Subterráneo de la Sacramental de San Nicolás, la Candelaria / El Arte de la Reconquista Cristiana

No es sólo el Museo de Bellas Artes. Es la ciudad entera como almacén. Una ciudad que se muestra pero que no acaba de mostrar sus interiores. El Arzobispado que tiene olvidado a Montañés en un almacén llamado Santa Clara. La Diputación que tiene secuestradas las pinturas renacentistas de Pedro Villegas Marmolejo en ese olvido sangrante que es la iglesia del Hospital de San Lázaro. La Universidad que almacena los relicarios jesuitas, otra vez Juan de Mesa, a la espera de espacio. El Ayuntamiento que mantiene olvidadas las yeserías de san Hermenegildo, templo jesuita fundamental en la arquitectura sevillana, o que mantiene tirada por los suelos la portada del convento de san Agustín, obra de Hernán Ruiz. La Junta de Andalucía, que tiene almacenado el Tesoro del Carambolo, pieza de importancia fundamental, o que acumula en espacios cerrados los históricos carteles del Museo de Artes y Costumbres, aquellas pinturas que un día sirvieron para anunciar lo mejor de la ciudad y que hoy están en sótanos oscuros. Oscura es la ciudad que almacena lo mejor de sí misma en la penumbra. No escapan de la lista otras instituciones, congregaciones o parroquias, y se incluyen tantas y tantas hermandades que tienen en el almacén del olvido el patrimonio que un día arrinconó la novedad, la moda o las ínfulas del nuevo rico. La recuperación del Cristo del Subterráneo es la llamada de atención para que la ciudad se desnude de su condición de almacén de olvidados. Imagen fantasmagórica de lo que fue. Hacer visible lo invisible. Que se haga lema.

Crucificado de Gaspar Núñez Delgado / MUSEO DE BELLAS ARTES DE SEVILLA

Busto de Juan de Goto / MUSEO DE BELLAS ARTES DE SEVILLA

Interior de San Hermenegildo

Iglesia de San Lázaro de Sevilla

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)