Juan Antonio Rodríguez Vicente / J. COMAS

Entrevista

«Si la Esperanza de Triana quiere crecer, tiene que salir de Pureza»

El candidato a hermano mayor Juan Antonio Rodríguez Vicente cuenta sus proyectos de cara a las elecciones de este miércoles

Por  0:17 h.

-¿Por qué debe ser usted el hermano mayor?

-Me presento porque tengo un proyecto que creo que es bueno para mi hermandad y me hace mucha ilusión encabezar este equipo que he formado.

-¿Qué le hace falta a la Esperanza de Triana?

-Después de trece años de continuismo, la hermandad necesita un cambio con gente de fuera.

-¿Por qué no suele haber listas únicas en su hermandad?

-Cuando en septiembre decidí presentarme, mi idea era hacerlo a largo plazo para que hubiera una sola candidatura. He tenido cuatro reuniones con Sergio y abrí las puertas a que viniera conmigo. Él me ofrecía que yo fuera de teniente con él de hermano mayor, y yo lo contrario, pidiendo una dispensa para que pudiera volver a ser teniente. El cambio debía venir desde fuera. Por eso no pudo ser. Si salgo de hermano mayor, dentro de tres años, mi labor será la de intentar unir a los posibles candidatos. Eso, en los últimos años, no ha ocurrido.

-¿Cree que es necesaria tanta parafernalia en las elecciones de una hermandad?

-Nos estamos politizando en las campañas y yo estoy en contra. He intentado en la mía no hacerlo, pero he tenido que coger un pequeño local para reunirme con colectivos porque la hermandad, aunque me facilitó una vez el salón multiusos, no ha sido posible usarlo en más ocasiones porque la otra candidatura se había quejado. Celebrar estos actos en la hermandad sería darle naturalidad. Solicité hacer la presentación en la capilla y, mientras se estudiaba, surgió la posibilidad de hacerlo en Santa Ana. Lo hicimos allí con muchísimo gusto. Él párroco me dijo que me permitía hacerlo porque sabía que no iba a dar allí un mitin político.

-¿Qué proyectos patrimoniales tiene intención de acometer?

-Estamos muy ilusionados con el camarín de la Virgen y terminar el proyecto que hay del tesoro. También, con el pasado a nuevo terciopelo del manto de Borrero y estudiar si es necesario volver a dorar el paso de misterio.

-¿Necesita la Virgen una restauración?

-Yo creo que ahora mismo no. Se le seguirá haciendo las revisiones anuales y, si hubiera algo más, ya se comunicaría.

-¿Vería en un futuro a la hermandad en otra sede más acorde con su tamaño?

-Yo tengo las ideas muy claras. Yo salí cinco años de San Jacinto y pienso en cómo se podría formar allí una cofradía. Nosotros salimos de allí por las dificultades con la comunidad dominica y lo hicimos para crecer. Y hemos crecido y mucho en la calle Pureza, donde estamos encantados. Pero, sí es cierto, que si queremos crecer, debemos salir de allí. Los metros son los que son y no va a haber más. Si la hermandad quiere crecer, tiene que salir de Pureza. En el momento que se ponga a tono, tendrá que decidirlo la hermandad. Sé que hermanos mayores anteriores han hecho gestiones con San Jacinto, y eso se ha quedado ahí. Esto sería cuando los dominicos quieran salir de allí, entablar negociaciones con ellos.

-¿Cómo están las relaciones con Santa Ana?

-Ahora mismo, mal. Eso hay que mejorarlo desde el primer día. Es un compromiso que he llegado con el párroco. Es cuestión de sentarnos y hablar, no es tan difícil.

-¿Cambiaría algo de la cofradía en la Madrugada?

-Hemos hecho un estudio y nos comprometemos a que todos los nazarenos salgan de la capilla. Hemos medido y es posible, sin retrasar el ritmo de la salida y sin que afecte a la seguridad. Respecto de los capataces, la única opción que tenemos es Paco Ceballos en el misterio y Juanma Cantero en el palio. Las bandas seguirán siendo San Juan Evangelista en la cruz de guía y Tres Caídas en el Cristo. Crearemos una comisión para decidir la banda de música para la Virgen con expertos en música y en la forma de andar del paso. Ellos decidirán si es Cigarreras, Santa Ana u otra. Sí queremos que esa comisión haga un repertorio cerrado con todas las marchas que se le vayan a tocar. A mí me gustaría escuchar más marchas clásicas. Otro compromiso es que la cofradía entre a las dos como muy tarde.

-¿Cuál cree que es la solución global de la Madrugada?

-Sentarnos las seis con espíritu abierto. Todos tenemos que ceder y se puede conseguir un acuerdo duradero. Nuestra hermandad sufre 50 minutos de parón a la ida. Una solución sería regresar al lugar que nos corresponde históricamente.

-¿Estaría dispuesto a que su cofradía aumentara el recorrido hasta la Plaza Nueva a la ida?

-No. Nosotros no podemos dar más rodeos para llegar a la Carrera Oficial.

-Dígame tres proyectos fundamentales que va a poner en marcha, más allá del patrimonio o la cofradía.

-Lo más importante, hacer hermandad. Queremos revitalizar la formación, que ha caído en los últimos años. Y, respecto a la bolsa de caridad, queremos aumentar un 50% la cuantía en los últimos tres años.

-¿Algún mensaje que quisiera lanzarle a los hermanos?

-Nos quedan unas horas para las elecciones y espero que todo discurra con normalidad. Que cada hermano se informe bien de los proyectos de las dos candidaturas y que decida libremente qué proyecto le parece que es mejor para su hermandad. Y darle las gracias porque me considero ganador ya sólo por el cariño que me han mostrado.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla