Grabado de las coplas de la Virgen de los Reyes / BIBLIOTECA NACIONAL

HISTORIA

El «Falso Napoleón» y la Virgen de los Reyes

La curiosa copla del año 1813 en la que se habla de la intercesión de la patrona frente a los franceses

Por  0:25 h.

Año 1813. El ejército invasor francés se batía en retirada del territorio español. Ya en el mes de enero, los cartujos volvían a su monasterio de las Cuevas, sin esperar el permiso del gobierno. No ocurría así con todos los conventos y lugares ocupados. La Constitución de 1812 estaba proclamada y aprobada, otra cuestión es que se pudiera poner en vigor con las tropas de Napoleón replegándose hacia Francia y con el ejército británico y el portugués campando por el país junto a las tropas españolas. Como urgía buscar espacios para tanto ejército, monjes y monjas deberían esperar para ocupar sus casas. Por Sevilla pasó Wellington y también el general O´Donell. Hubo elecciones tumultuosas que debieron repetirse. Y Napoleón que empezaba a perder en Rusia, hecho que se celebró en marzo con repique general de campanas. Y el rey ominoso, el traidor Fernando VII, que era aclamado como el garante de la vuelta a la legalidad tras la invasión francesa. Y José I, que empezaba a ser un rey usurpador que pasaba a la historia. Y hasta alguna noticia de la posible llegada de una fiebre americana…

En este convulso año, unas coplas anónimas, de escasa calidad literaria y peor objetividad histórica, ensalzaban a las tropas aliadas, al general Castaños y hasta al mismo Fernando VII, criticando con dureza al “falso Napoleón”. Unas coplas conservadas en la Biblioteca Nacional en las que se agradece la acción de la Virgen como intercesora para conseguir la expulsión del invasor. Un ejemplo popular de la devoción a la Virgen, encabezado por un curioso grabado que aporta una nueva versión iconográfica de la Virgen, en un texto cargado del patriotismo propio de la época que permite imaginar la visión popular de un tiempo tremendamente complejo. Era el futuro de España y el futuro de Europa, pero el cronista popular lo entendía desde un punto de vista más cercano:  A la Virgen de los Reyes / debemos muchos favores / pues los pobres ya respiran / a pesar de los traidores.

Primera página de las coplas de la Virgen de los Reyes

COPLAS NUEVAS DANDO GRACIAS A LA VIRGEN DE LOS REYES, por hallarse nuestras tropas en tierras de Francia y se cuenta lo que allí hacen.

A la Virgen de los Reyes / gracias le podemos dar / porque en tierra de franceses / nuestras tropas están ya.

Trabajo les ha costado / a nuestras tropas llegar / como no gastan traiciones / pelean con lealtad.

Entra la tropa española / ingleses y portugueses / diciendo: habéis de pagar / lo que habéis hecho franceses.

Ahora diré lo que allí hacen / nuestras tropas con razón / hacen lo que ellos hacían / el echar contribución.

No acuartelan nuestras tropas / que las pones aloxadas / y piden a los patrones / lo que ellos acostumbraban.

Los soldados españoles / a los patrones los mandan / que se acuesten en el suelo / para ellos dormir en su cama.

Y las tropas portuguesas / cuando esos van aloxados / lo primero que procuran / es un plato de guisado.

Para las tropas francesas / como son tropas muy finas / les piden a los patrones /café con leche y gallinas.

Un soldado sevillano / le ha pedido a su patrón / que le dé pan de Alcalá / vino, guevos y jamón.

El signo les ha caído / señores a las francesas / con las tropas españolas / inglesas y portuguesas

A una francesa muy vieja / porque ha ecahdo un sancarrón / guisando estaba un ranchero / y quemó con un tizón.

Los franceses se pensaban / que la España estaba ya / tranquila y ya conquistada / y ven el engaño ya.

Derribaron los conventos / los franceses en la España / pues ha llegado la hora / en que se tomen venganza.

Se dicen unos a otros / nos han tenido engañados / el falso Napoleón / y ese maldito Senado.

Pues las tropas españolas, / inglesas y portuguesas / ya las tenemos encima / con que así huir francesas.

Qué risa daría señores / el ver allí las francesas / correr por aquellos campos / como las cabras montesas.

Napoleón ya no duerme / en ver lo que está pasando / y propone al español / el entregar a Fernando.

El español le responde / que ya no hay apelación / que ellos irán por Fernando / y morirá Napoleón.

El falso Napoleón / desque ha visto esta respuesta / se pega de puñetazos / fuertemente en la cabeza.

En París todas las gentes / están a nuestro favor / diciendo: viva Fernando / y muera Napoleón.

A la Virgen de los Reyes / debemos muchos favores / pues los pobres ya respiran / a pesar de los traidores.

Dieron voces los traidores / del armisticio que había hecho / napoleón con la Rusia / siendo engaño manifiesto.

A la Virgen de los Reyes / tenerla gran devoción / pues a su hijo le suplica / que libre nuestra nación.

Y el gran General Castaños / le suplica a esta Señora / que en los ataques que pegue / siempre salga con victoria.

Segunda página de las coplas de la Virgen de los Reyes / BIBLIOTECA NACIONAL

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)