El Gran Poder y el pueblo de Sevilla el 6 de noviembre de 2016 / J. COMAS

IV Centenario

El Gran Poder regresará en su paso desde la Catedral tras su estancia en los barrios

El Señor de Sevilla saldrá en procesión extraordinaria el 7 de noviembre de 2020, tres semanas después de su traslado en andas a Tres Barrios

Por  0:46 h.

Lo que se celebra en 2020 son cuatrocientos años de devoción al Señor de Sevilla, no sólo cuatro siglos desde la entrega de la imagen a la hermandad por parte de Juan de Mesa. La trascendencia universal de Jesús del Gran Poder ha llevado a la corporación a desarrollar un programa de cultos y actos culturales de primer nivel tanto por su importancia como por la originalidad. El Señor será trasladado a Tres Barrios el 17 de octubre en misión evangelizadora, un carisma que ya ha adoptado la hermandad. Desde ese día hasta el 7 de noviembre, como cuentas de un rosario, el Nazareno permanecerá en las parroquias de la Blanca Paloma, las Candelarias y Santa Teresa hasta el 6 de noviembre. Ese día, regresará en andas acompañado por los fieles de esos barrios hasta la Catedral. Al día siguiente, justo dentro de un año, tras una misa estacional y matutina en el templo metropolitano volverá a la basílica en procesión extraordinaria, ya en su paso, por la tarde.

La hermandad ha presentado este jueves el programa de actos y cultos en el Ayuntamiento de Sevilla. El hermano mayor, Félix Ríos, ha estado acompañado del arzobispo, monseñor Juan José Asenjo; el alcalde, Juan Espadas; y la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo. Allí se ha dado a conocer los cultos extraordinarios, que comenzarán el próximo 23 de noviembre, festividad de San Clemente, con la apertura del Año Jubilar en la basílica.

Un quinario «extraordinario»

El 1 de enero de 2020 se iniciará como cada año el quinario al Señor. Aunque no será un culto extraordinario, la hermandad ha querido darle una relevancia especial y, cada día, lo presidirá un obispo relacionado con la corporación. Así, el mismo día 1 será el cardenal Carlos Amigo Vallejo. Los días 2, 3 y 4, serán el arzobispo castrense, Juan del Río; el obispo de la Seo de Urgel y copríncipe de Andorra, Joan-Enric Vives; y el obispo de Bilbao, Mario Iceta; todos ellos hermanos del Gran Poder. El 5 de enero le tocará el turno al obispo auxiliar de Sevilla, Santiago Gómez Sierra y, la función principal por la festividad de la Epifanía, el arzobispo hispalense, Juan José Asenjo.

Por otro lado, durante la Cuaresma, cada viernes el Miserere se celebrará una conferencia previa de un predicador.

Función y besamanos extraordinario

Los cultos extraordinarios comenzarán en octubre. El día 1, día en que se conmemora el cuarto centenario de la entrega de la imagen a la hermandad, la corporación celebrará una función solemne en la basílica. Los días 2, 3 y 4 de octubre, el Gran Poder se expondrá en besamanos.

El Gran Poder, en la avenida de Eduardo Dato en las misiones de 1965

Traslados y estancia en Tres Barrios

Ya el sábado 17 de octubre comenzará la misión por los barrios. Ese día el Señor será trasladado en andas hasta la parroquia de la Blanca Paloma, en Los Pajaritos. Allí permanecerá una semana, hasta que el sábado 24 vuelva a trasladarse en andas hasta Las Candelarias. En esta parroquia estará hasta el siguiente fin de semana. El sábado 31 partirá hasta la parroquia de Santa Teresa, donde ya estuvo en las Misiones Generales de 1965.

La Catedral y la procesión de regreso

La estancia en los barrios terminará el viernes 6 de noviembre. Esa jornada, el Gran Poder regresará al Casco Histórico en andas. La hermandad ha querido que ese traslado tenga un significado especial: el Señor volverá rodeado de los fieles de Tres Barrios hasta la Catedral, donde le esperará su paso procesional. Allí, al día siguiente, se celebrará una eucaristía conmemorativa con la participación de los feligreses de aquellas parroquias. Por la tarde, regresará en procesión a la basílica. 

Aunque aún no se conocen los itinerarios ni los horarios, la hermandad tiene la intención de que, de alguna forma, se homenajee la figura de Juan de Mesa, que está enterrado en la iglesia de San Martín, por lo que cabe la posibilidad de que en la procesión o en alguno de estos traslados el Gran Poder visite este templo.

Durante las tres semanas que el Señor esté fuera de la basílica, el templo se cerrará, ya que la hermandad ha aprovechado este periodo para acometer la restauración de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso. De esta forma, también se pretende simbolizar que la hermandad al completo se traslada a los barrios, incluyendo el Jubileo, que durante esos días se podrá obtener en las parroquias de misión. Este Año Jubilar se cerrará, ya en la basílica, el 22 de noviembre de 2020, festividad de Cristo Rey.

 

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla