Escrito presentado por hermanos de Montesión al Arzobispado

SUCESOS

Un grupo de hermanos de Montesión critica la inacción de Palacio ante un descuadre de cuentas

Acusan a la autoridad eclesiástica de «'enjuagar' y/o 'enjugar' el importe reembolsado tras un desfalco producido en 2005»

Por  0:30 h.

La hermandad de Montesión vive unos días convulsos en las últimas semanas. Un grupo de más de treinta hermanos ha presentado sendos escritos al Arzobispado criticando la inacción de Palacio ante un descuadre de cuentas de 20.000 euros que se produjo en 2005 -según fuentes de la hermadad-, que fue detectado en 2014 y reembolsados en 2015. Así, estos textos buscan pedir explicaciones, además, por el robo y suplantación de piezas por otras de menor valor que no han sido justificados.

Por otro lado, el propio mayordomo por aquel entonces, Francisco Ruiz Arnido, argumenta que «hasta junio de 2005 que yo fui mayordomo, trabajábamos con Cajasol y Caja Sur, y con ninguna se podía hacer gestiones monetarias, solo consultas; descartando que el desfalco fuera en ese año, sino en fechas posteriores a su ejercicio».

Algunos escritos están coordinados por Guillermo Baena, expulsado como hermano y con un enésimo juicio de reclamación pendiente de resolver y firmados, entre otros, por el mayordomo de la corporación en 2005, Francisco Ruiz Arnido y enviados desde la primera semana de julio hasta días cercanos a la publicación de esta información. La base de la petición busca explicaciones tras las declaraciones del hermano mayor, en un cabildo de cuentas celebrado el 27 de junio, en el que reconoció la sustracción de 20.000 euros por un hermano que ejercía como contable en aquellos años y que fue recuperado por la familia, sin reflejarse en las cuentas «conforme a las indicaciones del vicario general por caridad cristiana». Asimismo, ponen como testigo presente del cabildo al director espiritual, Félix Casanova Lobo, donde «todo lo expuesto puede ser certificado por el actual Director Espiritual, quien presidía dicho cabildo según las normas Diocesanas».

En estos documentos se solicita la explicación «del robo de la crestería de plata de la peana de salida de la Virgen del Rosario extremo que fue ocultado a los hermanos en su día, que no se puso en conocimiento de esa autoridad eclesiástica, y que tampoco fue denunciado a la Policía; la sustracción de varias joyas del ajuar de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos Coronada, extremo del que tampoco fue informada la nómina de hermanos, tampoco se puso en conocimiento de es autoridad eclesiástica, y que no fue denunciado a la policía y de la reproducción de la mencionada peana de salida por otra de alpaca, y la reproducción de varias de las joyas sustraídas, extremo que también fue ocultado a los hermanos en su día, así como a esa Aautoridad eclesiástica». y «que el pago de las indicadas reproducciones se hizo con cargo a fondos de la hermandad, enmascarando dichos pagos como pago de facturas por gastos corrientes, concretamente como reparaciones de enseres de la salida procesional por parte de un orfebre. En relación a ello, se indicó incluso la orfebrería que llevó a cabo dichos trabajos y cobró los mismos mediante la emisión de facturas por conceptos falsos».

Los 20.000 euros

Los movimientos de sustracción y recuperación de esos 20.000 euros sin justificar por parte del Arzobispado es otro de los ejes pivotales de estos escritos. Así, comenta que «de la apropiación indebida de una suma de veinte mil euros (20.000.00 €), al parecer por un hermano colaborador de la mayordomía, y su posterior reintegro a la hermandad, sin que dicho importante extremo, fuera  comunicado, ni a la nómina de hermanos, ni a esa Autoridad eclesiástica, ni por supuesto a la Policía». Ante esto señala que «la inexistencia de refrendo y/o apunte contable y documental alguno de los gastos de dichas reproducciones, del dinero sustraído y del reembolso del mismo, en las cuentas de la hermandad aprobadas en cabildo general». Por ello, acusa a la hermandad de mantener una contabilidad B permitida por el Arzobispado para este tema ya que «el enmascaramiento del reembolso del importe detraído de la hermandad, ascendente a veinte mil euros, según se informó, en un listado de apuntes o contabilidad “B”, que lleva la mayordomía, afirmándose que ello se hizo así, “…conforme a las indicaciones del Ilmo. Sr. vicario…”, y…” por Asuntos Jurídicos…”, desde el Arzobispado». En este caso, adjuntan algunos de ellos una grabación del cabildo de hermanos celebrado el citado 27 de junio.

El destinatario: Asuntos Jurídicos

El delegado de Asuntos Jurídicos para Hermandades y Cofradías, Miguel Vázquez Lombo, es el destinatario de estos escritos en el que se denuncia que «esa autoridad eclesiástica era conocedora de tan graves hechos, desconociendo el abajo firmante desde qué fecha». También que «la falta de adopción de medida alguna contra la junta de gobierno, ante dicho proceder, siempre inadmisible, por los hechos contenidos en el presente escrito». Para ello, argumentan que «las cuentas aprobadas en los últimos cabildos generales de cuentas de la hermandad de Monte-Sión, son manifiestamente nulas, dado que las mismas, incluyen gastos y pagos que no se corresponden con la realidad de lo que las mismas indican, y además existen partidas no justificadas, los conceptos de las facturas que se incluyen en dichas cuentas resultan ser falsos, así como la existencia de una contabilidad “B”». Así, acusa a autoridades, previamente sustraído, refrendado, además, la existencia de una contabilidad “B” y pagos en “B”, en una hermandad». Del mismo modo, acusa a la autoridad eclesiástica, concretamente vicario, Teodoro León y delegado de Asuntos Jurídicos, Vázquez Lombo, de «’enjuagar’ y/o ‘enjugar’ el importe reembolsado, previamente sustraído, refrendado, además, la existencia de una contabilidad “B” y pagos en “B”, en una Hermandad».

El escrito finaliza acusando que la situación de la hermandad es «insostenible», preguntándose que «¿cómo es posible
que la actual junta de gobierno, después de lo reconocido por la misma en el cabildo de hermanos del pasado día 27 de Junio de 2.019, siga al frente del gobierno de la hermandad de Monte-Sión?».

Guillermo Baena y el censo

Este grupo de hermanos está encabezado, en la mayoría de sus casos, por Guillermo Baena; hermano que optó a ser hermano mayor en las últimas elecciones, que retiró su candidatura el mismo día de los comicios y que hoy está expulsado como hermano, manteniendo en la actualidad un decimosexto y decimoséptimo proceso judicial donde alega su defensa ante este caso. En la actualidad, ha elevado el caso al tribunial eclesiástico de Roma, estando pendiente de resolución.

El propio Baena denunció el 23 de noviembre de 2017 y sellado el 27 del mismo mes, con las elecciones ya aplazadas a diciembre, que el censo era irregular. Esto se sumaba al citado caso anterior del robo de la crestería, las joyas y los 20.000 euros junto con posterior reembolso. «Todas esas cuestiones han sido reconocidas en el cabildo del 27 de junio de 2019 restando por verse las irregularidades censales que se encuentran dirimiéndose en sede judicial», señala Baena a este medio.

La respuesta de la hermandad

Así, este medio se ha puesto en contacto con la hermandad, alegando que «la corporación utiliza sus órganos internos, que son sus reglas, junto a las las normas diocesanas, para dar respuestas a las actuaciones judiciales y administrativas y eclesiásticas que le llegan».

Del mismo modo, fuentes de la corporación aseguran respecto a aquel desfalco que el caso se encuentra «solucionado». Hechos que ocurrieron en 2005, según informa la hermandad; año posterior a la coronación de la Virgen del Rosario, donde el actual hermano mayor, Manuel Soto, era secretario y la mayoría de la junta de gobierno actual no pertenecía a ella.

Por otro lado, en el último cabildo de hermanos celebrado el 27 de junio, la hermandad procedió a leer todos los informes correspondientes del caso a tratar.

Por su parte, fuentes de la Archidiócesis consultadas por ABC reconocen haber recibido estos escritos y declinaron comentarlos ya que se les dará respuesta a título personal siguiendo el procedimiento jurídico que requieren.

Escrito presentado por hermanos de Montesión al Arzobispado

Escrito presentado por hermanos de Montesión al Arzobispado

Escrito presentado por hermanos de Montesión al Arzobispado

Escrito presentado por hermanos de Montesión al Arzobispado

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)