Guillermo Baena, candidato a hermano mayor de Montesión / FOTO: Tomás Quifes.
Guillermo Baena / FOTO: Tomás Quifes.

Guillermo Baena y su expulsión de Montesión: «Es una caza de brujas»

Por  0:04 h.

Guillermo Baena ha vivido una situación atípica dentro de las hermandades. El abogado y excandidato a hermano mayor de Montesión ha reconocido en Pasión en Sevilla, que la corporación del Jueves Santo «me han notificado la expulsión de la hermandad. Estamos pendientes de la resolución de la suspensión que tendrá que decidir el arzobispo. Por otro lado, en sede civil se ha abierto un procedimiento judicial por lesión a un derecho constitucional que debe conocerse en ocho ó 10 meses», asegura Guillermo Baena.

Todos estos acontecimientos se aceleraron el pasado viernes cuando el hermano de Montesión recibe «la notificación de la expulsión de la hermandad, con el sí de Miguel Vázquez Lombo, delegado de asuntos jurídicos de las hermandades. En el artículo 55 de las Normas Diocesanas lo dice también. Jurídicamente es inadmisible, esto es una caza de brujas, esto es inadmisible. Y ahora que se proceda a dicha expulsión y se ratifique. El delegado de asuntos jurídicos sabe que no hay base ninguna. Esto es muy grave. Los tribunales ordinarios dictarán», sentenciaba Guillermo Baena.

En este sentido, Pasión en Sevilla ha intentado ponerse en contacto con la hermandad de Montesión para conocer su versión en este asunto, sin obtener respuesta alguna.

Guillermo Baena, candidato a hermano mayor de Montesión.

Guillermo Baena, candidato a hermano mayor de Montesión.

Preguntado por si la corporación se ha dirigido a su persona para tratar el asunto, Guillermo Baena ha sido tajante. «Se supone que esta expulsión es porque yo tengo un censo de los hermanos. Manolo Soto, hermano mayor de Montesión, desde el mes de diciembre cuando le comuniqué que retiraba la candidatura porque no participaba de esa manera, me dijo que llamaría y en el mes de julio no me ha llamado. De hecho, me ha eludido en los juzgados», reconoce el abogado.

Según Guillermo Baena, tal y como dictan las Normas Diocesanas, la expulsión de un hermano debe pasar por una notificación previa al aludido, que en ningún caso se ha producido con el hermano de Montesión según sus palabras a este portal. «El artículo 55 de las Normas Diocesanas dicen que en un proceso sancionador como éste, se abre un expediente en el que tiene que existir una notificación al hermano, con un plazo de respuesta de un mes para el aludido y varios pasos que hay que darse para expulsar un hermano. En este sentido, la única notificación que he recibido es la del 29 de junio donde se me notifica la expulsión. Si la hermandad dice que me lo ha notificado que se lo diga a su Señoría. Además, tendrá que ir al señor Vázquez Lombo a decírselo a su Señoría. El delegado asuntos jurídicos se está saltando a la torera la Ley Orgánica del derecho de asociación. No sé dónde ha estudiado derecho. ¿Dónde está mi derecho de defensa?», reclama Guillermo Baena.

El abogado ha puesto un recurso para inhabilitar, momentáneamente, la acción de su hermandad mientras se tramita el mismo. Este medio espera poder conocer dentro de poco la versión de Montesión.

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Últimas noticias deIgnacio Cáceres (Ver todo)