Enrique Gutiérrez Carrasquilla, restaurador de la Virgen de la Amargura.
Enrique Gutiérrez Carrasquilla, restaurador de la Virgen de la Amargura.

Gutiérrez Carrasquilla y la restauración de la Amargura: «Es el trabajo más importante de mi vida»

El restaurador detalla la restauración de la Virgen de la Amargura para Pasión en Sevilla

Por
Actualizado:

Enrique Gutiérrez Carrasquilla ha sido el artista encargado de limpiar y restaurar a la Virgen de la Amargura. Hermano de la corporación del Domingo de Ramos, Carrasquilla ha atendido a Pasión en Sevilla para explicar algunos detalles del proceso de restauración. Para el artista, la intervención sobre la Amargura marcará un antes y un después en su trayectoria. «Es el trabajo más importante de mi vida. Le hemos sacado a la Virgen todo lo que tenía dentro de esa capa de suciedad. Era una lástima que se perdiera todo lo que estamos viendo ahora. A todo el mundo le he gustado y todo el mundo esta contento. Eso provoca que yo esté exultante», decía el artista.

Antes de la intervención, el Gutiérrez Carrasquilla ya confirmó que llegar a la policromía original de la dolorosa sería complicado. «De la intervención, el rostro de la Virgen era los más complicado. Antes de la limpieza ya lo sabía porque la conozco perfectamente y sé que, a parte de su estructura material de policromía, conocía toda la historia que ha tenido la imagen. Había que conjugarlo todo y sacar un resultado lo más bueno posible. En cuanto a la policromía original, no es que no se pudiera llegar, es que no había tal policromía. Hay que tener en cuenta que 1893 la imagen se ve dañada por un incendio, por lo que a partir de esa fecha se le añade una segunda capa policromía para reparar el daño. De todos modos, han aparecido en la zona del cuello pequeñas partes que posiblemente sean de la policromía original. En todo caso, son restos mínimos. Con la limpieza en el rostro de la Virgen hemos intentado ensamblar las policromías que eran diferentes, además de mejorar el estado de la Amargura. No podíamos llegar a un grado extremo» detallaba Enrique Gutiérrez Carrasquilla.

El antes y después de a restauración de la Amargura / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La grieta en el rostro

La Amargura presentaba una grieta en el rostro que ha sido subsanada por Gutiérrez Carrasquilla. No se trataba de un daño estructural de la imagen, pero es cierto que preocupaba a los hermanos. «Tal y como informamos a los hermanos, esa grieta es producto del secado de la madera. La Virgen está construida en trozo de madera y no por piezas ensambladas. La grieta está ahí, se ha reintegrado, pero ahora no se nota. Puede surgir de nuevo o no surgir más. Las condiciones en las que está la Virgen en el camarín son las idóneas, por temperatura y humedad. Pero claro, la Virgen no está ahí siempre. Esos cambios que afectan a la temperatura y humedad pueden tener este efecto. Ahora seguiremos con la misma dinámica anterior: revisiones anuales y constantes para cuidar el estado de la Amargura», culminaba Enrique Gutiérrez Carrasquilla.

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Últimas noticias deIgnacio Cáceres (Ver todo)