Capilla sacramental de Pasión / DANIEL SALVADOR

Gutiérrez Carrasquilla restaurará al Señor de Pasión y la Virgen de la Merced

Serán intervenciones preventivas durante el mes de julio en las dependencias de la corporación

Por  14:48 h.

El Señor de Pasión y la Virgen de la Merced serán retirados del culto durante el mes de julio para proceder a realizarles unas labores de conservación, a cargo de Enrique Gutiérrez Carrasquilla. Las imágenes no abandonarán las dependencias de la corporación, ya que estas tareas van a ser llevadas a cabo en la casa de hermandad. Estarán fuera de la capilla durante unas tres semanas aproximadamente.

En primer lugar, el Señor de Pasión presenta un buen estado de conservación, pero necesita un mantenimiento que consistirá en el arreglo de unas leves fisuras en la peana, producidas por el movimiento de la madera. Por otro lado, está dañado el borde del hueco donde están insertadas las palometas de presión en la unión de los brazos con el hombro. Otro de los sitios dañados está en el cabello de la nuca por donde está introducido el tornillo de sujeción de la corona de espinas. Además, la zona de la colocación de las potencias no disponen de sujeción, deterioran esta parte del Señor. Por último, el Cristo ha perdido parte de la policromía del talón derecho por el besapiés.

Asimismo, el informe confeccionado va a hacer que el Señor de Pasión evite tener más daños producidos por el movimiento de los brazos, las potencias y la corona, «mediante una intervención de carácter preventivo y estético que consiste en el ajuste y consolidación del sistema de articulación de los brazos, evitando el uso de elementos metálicos con excepción de los elementos de presión. También se contempla la colocación de sistemas de sujeción de las potencias evitando que se inserten directamente en la cabeza, y la colocación de un nuevo sistema para la sujeción de la corona de espinas en la nuca, el reintegro de la pérdida ocasionada por la palometa de la articulación del hombro derecho, la fijación de los estratos de la policromía de las manos, y el reintegro de las lagunas puntuales de policromía ocasionadas en los dedos por el roce de la cruz».

La Virgen de la Merced también va a ser intervenida, sobre todo, en las manos ante la perdida de la policromía, «se va a proceder a la restitución de la policromía en las manos de la Virgen de la Merced y la limpieza de los pies de la imagen de san Juan evangelista que acusan la caída de cera de la candelería durante la estación de penitencia».