Varios incendios azotaron el templo de Santa Marina en su historia

Por  7:57 h.

En la madrugada del pasado día 5 unos desalmados intentaron incendiar Santa Marina, aunque solo consiguieron daños menores en las puertas del templo y sobre los bienes de la hermandad de la Resurrección. Esta iglesia de arquitectura gótico mudéjar ha sufrido a lo largo de su historia varios incendios, algunos de ellos intencionados y otros fortuitos.

La sede canónica de esta hermandad que cierra la Semana Santa de Sevilla es uno de los templos más antiguos de la ciudad de Sevilla, pudiendo estar datada su construcción sobre el año 1265.

1864, incendio fortuito

Que haya documentación al respecto se tiene constancia que en el año 1864 el templo de Santa Marina sufrió un incendio, de origen fortuito, que obligó a cerrar las puertas de esta iglesia de la calle San Luis durante un periodo de cinco año, es decir, hasta el año 1869. Este suceso estuvo a punto de derribarlo por los graves daños ocasionados en el mismo, aunque finalmente se pudo reformar.

Sucesos del 36

En el año 1936 Santa Marina fue atacada e incendiada el 18 de julio. En dicho templo residian las hermandades de la Sagrada Mortaja, que lo hacía desde su fundación en el siglo XVI, y Divina Pastora de las Almas.

Según comenta Juan Pedro Recio en su libro "Las cofradías de Sevilla en la II Republica" fue milagroso que en aquel incendio no afectase a la capilla de la Pastora de las Almas. La talla, atribuida a Ruiz Gijón, así como el retablo en el que se veneraba este referente Mariano y el lienzo (Alonso Miguel de Tovar, 1703) que sirvió de icono fundacional, no sufrieron los efectos del incendio. Unos hermanos, pasados unos días, entraron en el templo calcinado y rescataron a la Virgen que junto con la pintura qe la representa, fue llegada el Hospital de Venerables Sacerdotes"

En el caso de la hermandad del Viernes Santo pese al lugar de su sede, fue denominado esa zona como "el Moscú sevillano", sufrió muy pocos daños, ya que las buenas relaciones entre miembros de la CNT con diversos hermanos de la Sagrada Mortaja hicieron que se mitigase estos sucesos en dicha hermandad. Sus titulares fueron retirados del culto con anterioridad al incendio de esta iglesia. Tras cuatro siglos en Santa Marina esta hermandad tuvo que cambiar de seda al extinto convento de Nuestra Señora de la Paz. El decreto del azrobispado fue firmado el 10 de noviembre del año 1936.

Incendio de 1981

En el año 1981, el templo de Santa Marina, registró otro incendio de origen indeterminado, que causo daños en este emblemático templo.

El 12 de diciembre de ese mismo año el Cardenal Bueno Monreal le concedió dicho templo a la hermandad de la Resurrección, que tras el suceso de ese mismo año no pudo, de nuevo, abrirse al culto ordinario hasta el 7 de abril de 1987. En este incendio, entre otros bienes, se perdieron un singular retablo y una bellísima imagen de la Inmaculada Concepción atribuida a Duque Cornejo.