El solar de la Torre de la Plata donde irá el futuro Museo de la Semana Santa / J. M. SERRANO

Un inversor levantará el Museo de las Cofradías en la Torre de la Plata

La empresa que construye el Jardín de las Cigarreras plantea un edificio de menos de 3.000 metros cuadrados con un aparcamiento para residentes

Por  1:01 h.

Un inversor privado ha puesto sobre la mesa de la delegación de Fiestas Mayores un proyecto para levantar en el solar de la Torre de la Plata el Museo de las Hermandades y Cofradías. Se trata de la sociedad Jardín de las Cigarreras S.L., la misma empresa que va a llevar a cabo el proyecto del mismo nombre en la zona del P-3, junto al puente de Los Remedios. El Ayuntamiento ha optado por la iniciativa privada para hacer realidad este museo conjuntamente con el Consejo de Cofradías después de años de búsqueda de una sede sin que hayan cuajado ninguna de las planteadas y con la imposibilidad de levantar un nuevo edificio con inversión pública dado el techo de gasto de pesa sobre las arcas municipales, que no tienen capacidad de endeudamiento. Así, la fórmula que se seguirá será la misma que con los aparcamientos rotatorios previstos en la avenida del Cid, Marqués de Paradas o la Barqueta.

La sociedad cuyo promotor es Miguel Ángel Melgar ha encargado el proyecto al estudio de arquitectura Nuun Consulting. La propuesta que recibirá el Ayuntamiento en las próximas semanas, y por la que tendrá obligación de licitar y convocar un concurso público, consistirá en un edificio «pequeño», de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados, distribuidos en una planta baja y una más en cubierta, con la posibilidad de construir un aparcamiento subterráneo exclusivo para residentes -ya que el PGOU impide los garajes rotatorios dentro del casco histórico-, siempre y cuando las catas arqueológicas lo permitan.

Esta empresa apuesta por financiar la construcción de este nuevo inmueble, que se cedería al Consejo de Cofradías para que gestionase su contenido expositivo, y explotar el aparcamiento. Se trata de una demanda de los vecinos de esta zona del Centro, que hasta ahora tenían la posibilidad de aparcar en este mismo solar, hasta que la delegación de Fiestas Mayores descubrió que la empresa que lo gestionaba llevaba diez años ocupándolo de forma ilegal, por lo que procedió al desahucio. Mientras se llevan a cabo todos los trámites administrativos, de nuevo el solar de la Torre de la Plata saldrá a licitación entre diciembre y enero para que otra sociedad explote el aparcamiento de forma temporal, como ha ocurrido con el de Jardines del Valle.

Procedimiento burocrático

A partir de ahí, y una vez la oferta llegue de forma oficial al Consistorio, se convocará un concurso público. Jardín de las Cigarreras S. L. optará como cualquier otra a hacerse con el derecho a la superficie mediante el pago de un canon aunque, como determina la Ley, si otra sociedad se hace con el proyecto, deberá abonar a ésta una cantidad ya que es la primera ofertante. Este espacio se cedería unos 40 o 50 años, según aseguran a ABC fuentes municipales, con la intención de que, pasado ese periodo y se haya amortizado la inversión, acabe cediéndose al Consejo de Cofradías.

Las hermandades de Sevilla gestionarán el contenido del museo, aportando sus enseres e, incluso, creando allí un centro de documentación, y éstas recibirán un porcentaje de las entradas vendidas.

«De aquí a cuatro años»

Dadas las dificultades técnicas del proyecto, tanto por los permisos que requerirá de Cultura, las catas y todo el procedimiento administrativo, se realizará a medio plazo. En el Ayuntamiento esperan que la primera piedra esté puesta antes de que acabe este mandato, «de aquí a cuatro años».

A sabiendas de que el inmueble que se levante en la Torre de la Plata tiene que ser acorde con el entorno monumental en el que se encuentra, Jardín de las Cigarreras S. L. va a crear un equipo de expertos multidisciplinar y de «mucho prestigio» para que verifiquen que se puede construir. Fuentes de esta sociedad aseguran a ABC que el proyecto «va a estar muy fiscalizado» y que son conscientes de la polémica que generó la construcción del edificio de Antonio González Cordón en esa misma manzana. Entre estos profesionales habrá arqueólogos y, también, expertos en museos.

En un principio, se planteó un edificio de tres plantas, aunque finalmente se ha optado por una sola con cubierta, más el aparcamiento si es posible. Estas mismas fuentes explican que el proyecto «no está supeditado al parking». Mientras se termina de diseñar el inmueble, ya se ha concluido la recreación de las zonas verdes, que ocuparán al menos la mitad de la parcela.

Por su parte, el Consejo de Cofradías, de momento, está al margen de este proyecto, ya que no depende de la institución su tramitación ni su construcción, sino el relleno de la exposición, que deberá contar con el mayor apoyo posible de las hermandades para que cedan sus enseres y realizar allí exposiciones temporales.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla