Joaquín Moeckel: "Donde yo quiero ver a la mujer es como hermana mayor de la Macarena"
Joaquín Moeckel: "Donde yo quiero ver a la mujer es como hermana mayor de la Macarena" 7020

Joaquín Moeckel: “Donde yo quiero ver a la mujer es como hermana mayor de la Macarena”

Por  7:15 h.

Joaquín Moeckel / KAKO RANGELMonseñor Asenjo ha firmado un decreto que confirma la igualdad de derechos entre miembros (masculinos y femeninos) de hermandades. Este año habrá nazarenas en todas las cofradías

Han tenido que pasar diez años…
Desgraciadamente sí.

Diez años para que usted se saliera con la suya en este asunto y fuera Palacio quien por decreto le dijera a las hermandades algo muy claro en el tema de las mujeres nazarenas.
Efectivamente. Hace diez años yo reclamaba a Palacio en nombre de la Hermandad del Baratillo que se daban dos situaciones: o usted modifica la Norma y todos la acatamos y obedecemos o usted deja la Norma como estaba y entonces son los cabildos generales los que deciden.

Este mismo asunto le costó a usted un estimable pulso con monseñor Amigo y sus más cualificados hombres de confianza. ¿Monseñor Asenjo ha normalizado un asunto que no supo normalizar fray Amigo?
Las circunstancias son totalmente distintas. No es lo mismo dictar un decreto a la carta pedido por las tres únicas hermandades que quedan a que se hubiese dictado un decreto imponiendo la igualdad a treinta hermandades.

Me quiere usted decir que hoy era más fácil que hace diez años normalizar el conflicto.
Muchísimo más fácil. Es más: se tenía que haber hecho en 1997 y nos hubiéramos ahorrado todas estas absurdas disquisiciones.

En cualquier caso, monseñor Asenjo cierra el asunto y hasta puede colgarse, si su humildad se lo permite, una medalla…
Cerrar el asunto lo cierra. Pero ojo: abre una caja de Pandora como el derecho de cualquier hermana que tendrá a partir de ahora en su legítima aspiración a ser costalera, monaguilla o armao de la Macarena.

A algunos capillitas le he oído eso mismo: que veremos mujeres en la Centuria.
Todavía no se le ha ocurrido a ninguna hermana. Todo podría pasar… Pero donde de verdad yo quiero ver a la mujer no es en la Centuria, sino como hermana mayor de la Macarena o en algún otro cargo que no sea diputada de formación, juventud…

Pero el Decreto solo habla de igualdad de derechos en las cofradías para hermanos y hermanas. ¿Habla de obligaciones?
La técnica legislativa empleada para el decreto es pobre y deficiente. Los hermanos y hermanas tienen derechos y también, imagino, algunas que otras obligaciones. Si lee usted el decreto verá que no se han tomado siquiera la molestia de dar nueva redacción a la norma 24 que es objeto de la modificación

¿Y hay algo dudoso en que una mujer pueda o no pueda ser hermana mayor?
En absoluto. Es algo completamente posible no con este decreto, sino desde 1997.

A usted se le acusó de machista, misógino, antediluviano porque muchos quisieron entender que se oponía a que las mujeres, por el hecho de serlo, fueran nazarenas…
Quien me acusó de eso, aparte de quererme poco, no tiene ni pajolera idea de lo que aconteció en julio de 2001. Yo no digo no a la mujer nazarena. Digo no a todo lo impuesto sin que exista norma jurídica para ello. Si a la hermandad del Baratillo no se le hubiera mandado un decreto particular sin base jurídica alguna, sino el decreto recién publicado, no tendríamos nada que objetar. Hoy es Ley y se cumple. En el 2001 era un disparate jurídico.

¿Alguna de sus hijas le ha pedido salir de nazarena o salen en alguna hermandad?
No me lo han pedido. Yo se lo he ofrecido.

¿El decreto es el cuaresmazo de este año?
Creo que monseñor Asenjo no se dedica a esos menesteres. Le veo una persona seria e instruida que con el paso del tiempo irá conociendo mejor a las hermandades.

Por último ¿el decreto acaba con el libro de Reglas, con la soberanía de los cabildos de las hermandades?
No, difiero con esa interpretación. Por encima de los cabildos generales está la normativa emanada del obispo. Ahora existe. En 2001 no. Fíjese si llevaba razón entonces que si todos estaba tan claro ¿para qué este decreto?

¿Cree que Bibiana felicitará a Palacio?
Creo que Bibiana y compañía felicitarán a Palacio cuando vean a una niña acólita en la Catedral o a una niña seise. Si somos iguales, somos iguales para todo. Abajo las tradiciones.

La gaseosa
No, no estaba tan claro. Los que hace diez años atrás respaldaban la tesis de Palacio sobre la validez de un decreto particular al Baratillo para dar pie a la salida de nazarenas han visto, una década después, que si hubiese sido tan claro como ellos creían el decreto de monseñor Asenjo no tendría hoy sentido. Así que Moeckel se salió con la suya y suya puede hacer la frase de los experimentos con gaseosa. Asenjo acaba de cerrar una de las páginas más atractivas en la dialéctica sevillana entre el poder civil de las hermandades y el poder religioso. Diez años después. Tras dar la razón, indirectamente, al abogado que nunca estuvo contra la mujer nazarena y que destapó la tapa del fondo de reptiles del Merca.