La ampliación horaria de la urna de San Fernando multiplica las visitas

Largas colas durante todo el día para venerar al patrón en su festividad, en la jornada que se conmemora el aniversario de su muerte

Por  0:40 h.

El 30 de mayo de 1252 murió el Rey San Fernando. Por tal motivo en el día de ayer, Sevilla celebró su festividad. Una jornada en la que los sevillanos acudieron a visitar su cuerpo incorrupto en la capilla Real, a las plantas de la Virgen de los Reyes, situado en el interior de la urna de plata labrada por Laureano de Pina.

El cabildo catedralicio, en esta ocasión, ha ampliado el horario de apertura, tanto de la mañana como de la tarde, lo que ha supuesto un rotundo éxito de participación. A pesar de no ser un día festivo este año, ya que el Ayuntamiento de Sevilla decidió trasladarlo a la Feria de Abril, se han multiplicado por miles la asistencia a la capilla Real.

Desde primera hora de la mañana, hasta última hora de la tarde, con colas que incluso alcanzaban la Plaza del Triunfo, aún siendo día laborable, de tener unas temperaturas que rozaron los cuarenta grados y añadido a la celebración del día de las Fuerzas Armadas, donde existía un amplio programa de actividades. Nada pudo con la visita del patrón. 

A primera hora, hubo una procesión de tercias por parte del Cabildo Catedral y el Ayuntamiento de Sevilla, con la presencia del Alcalde, Juan Espadas, donde asistieron a una eucaristía llevada a cabo a las diez de la mañana.

Una compañía del arma de Ingenieros con la Bandera, Escuadra de Gastadores y sus armas custodiaron el cuerpo incorrupto y rindieron honores a San Fernando. Celebraron su tradicional misa, desfilaron por el interior de la Catedral, a los sones de la marcha Virgen de las Aguas, así como por la Avenida de la Constitución en una mañana repleta de público.

Tampoco faltaron los hermanos de la Asociación de fieles que entregaban un recuerdo de la visita con una estampa del Rey Santo de un lienzo confeccionado por el pintor Bartolomé Estaban Murillo, así como habían instalado la mesa petitoria para obtener un recuerdo del Santo Rey.

«Es la primera vez en mi vida que he venido a ver a San Fernando. La ampliación del horario me ha permitido salir de trabajar para poder venir a verlo», señalaba una sevillana en el interior de la capilla Real». A las nueve de la noche se procedía al cierre, aún con bastante público. La próxima apertura será el 22 de agosto, el último día de los cultos a la patrona de Sevilla y la Archidiócesis, la Virgen de los Reyes.

Nadie faltó a la tradicional cita con el Rey de Sevilla, hijo de Alfonso IX y de Berenguela I, Reina de Castilla. Fue quien unificó ambos reinos. 24 años estuvo en el Valle del Guadalquivir obligando a retroceder a los reinos musulmanes, bajo la protección de la Virgen de los Reyes.

Urna de San Fernando / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Historia

La urna del Rey San Fernando se abre durante cuatro fechas al año: el 14 de mayo, con motivo de la celebración de la traslación del cuerpo a la urna efectuado en el año 1729; el día 30 de mayo, por el día de su fallecimiento y por la festividad litúrgica; el 22 de agosto, como cierre de los cultos a la Virgen de los Reyes y el 23 de noviembre, jornada de San Clemente y en el día que se produjo la Reconquista de la ciudad.

Uno de los detalles de la urna son los epitafeos, frases situadas en las lápidas y que en la de San Fernando cuenta con escritos de las cuatro lenguas de la península en la época de la Reconquista (hebreo, árabe, castellano y latín).