Banda de las Cigarreras tras el misterio de la Cena en la tarde del Domingo de Ramos / J. R. SOTO CÁRDENAS

La banda de las Cigarreras cumple cuarenta años en la Cena

El Señor de la Cena fue el primer paso de esta banda, incluso antes que el Señor Atado a la Columna

Por  0:10 h.

La banda de las Cigarreras tiene cuarenta años de existencia, mismo tiempo que lleva poniendo los sones musicales al Señor de la Cena cada Domingo de Ramos, cada jueves de Corpus.

Están de aniversario, pero a su vez, también lo están con la Cena. Un grupo de chavales de la hermandad de las Cigarreras comenzó a tocar en el campo de la Feria hace cuatro décadas. La primera marcha que tocaron fue «la Cruz». Días duros, de esfuerzo, y a su vez de recompensa.

Antonio González Ríos creó la formación con la finalidad de que los jóvenes participarán de manera más activa en la cofradía. Durante tres meses estuvieron unidos con la banda del Sol, lo que les sirvió para que abrieran la cofradía del Cerro.

Su primer paso fue la Cena, casi con poco tiempo de existencia, tras ser avalado por Pepín Tristán, director de Tejera. Él mismo se encargó de llevar a Tomás Vega a oír a la banda, y le convenció.

De esta manera llegaron a la Cena, siendo el primero de sus contratos tras un paso y la Semana Santa de Sevilla. Todo ello, unido a que también lo harían en la salida del Corpus Christi. Ese fue su estreno, incluso antes que con el Señor Atado a la Columna de las Cigarreras, su hermandad.

Desde ahí y hasta ahora han pasado cuatro décadas, siendo en la actualidad una de las bandas referentes a nivel mundial, donde le llueven los contratos, donde otras formaciones usan su estilo, pero siempre les unirá un lado especial al Señor de la Cena, un binomio único