La Borriquita de Utrera / A.F.

UTRERA

La Borriquita de Utrera inaugura la nueva carrera oficial

Además, la cofradía utrerana estrena un nuevo paso de grandes dimensiones

Por  0:00 h.

La hermandad de La Trinidad de Utrera, con su paso de La Borriquita, es la encargada de protagonizar una de las procesiones del Domingo de Ramos más madrugadoras de toda la provincia sevillana. Su capilla de la calle Cristo de los Afligidos –conocida de manera popular por los utreranos como calle La Fuente-, abre sus puertas a las 11.00 horas, donde comienza la estación de penitencia del paso del Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén, que personifica el estreno por todo lo alto de la Semana Santa en Utrera.

Además, el nuevo paso de La Borriquita representa uno de los principales estrenos de la Semana Santa de Utrera 2019, una novedad que estaba perfectamente preparada para lucir en las calles el pasado año, pero que la presencia de la caprichosa lluvia en la jornada del Domingo de Ramos, impidió su salida. Así, la hermandad de La Trinidad se prepara para procesionar por primera vez en un nuevo paso que destaca por sus grandes dimensiones, ya que concretamente mide 6 metros de largo y 2,77 de ancho, siendo un metro más largo que su paso tradicional. Cuenta con nueve trabajaderas, en las que incorpora un total de 50 costaleros. Es un paso creado en 1949, con madera de Flandes y que anteriormente ha pertenecido a la agrupación parroquial de la Sed, de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y a la hermandad de la Cena, de Huelva.

No se trata de la única novedad que representa la procesión de La Borriquita de Utrera este año, ya que va a ser la primera de las hermandades de la localidad que estrene la ampliación de la carrera oficial, que se estrena este año. Así, después de que en años anteriores la carrera oficial y sus palcos se hayan situado únicamente en la plaza del Altozano, en 2019, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Utrera, ha decidido ubicar también palcos en un espacio contiguo, -y con mucho sabor cofrade- como es la plaza de la Constitución. Será a las 12.00 horas cuando el paso de La Borriquita –que cuenta con el acompañamiento de la banda de cornetas y tambores de la Vera-Cruz de Utrera-, llegue al comienzo de esta nueva carrera oficial.

Tras cubrir el tramo vallado de las plazas de la Constitución y Altozano, el cortejo se encamina hacia la plaza de Gibaxa, donde se ubica el Ayuntamiento de Utrera, un lugar en el que se escuchará la primera saeta de la Semana Santa de la localidad y en el que la hermandad tiene fijado su paso a las 12.40 horas. A partir de ese momento el cortejo seguirá recorriendo diferentes calles del centro histórico de Utrera como La Plaza, Catalina de Perea y posteriormente tomará la calle Virgen del Rocío para enfilar de nuevo la calle Cristo de Los Afligidos. La hermandad utrerana tiene fijada la entrada en su templo a las 14.00 horas.

La procesión de La Borriquita cuenta con un único paso, en este caso protagonizado por el Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén; acompañado por los apóstoles Santiago, San Pedro y San Juan, así como dos hebreas. Todas las imágenes tienen la firma del artista Salvador Madroñal, y fueron talladas en el año 1996. La hermandad de La Trinidad, a la que pertenece esta procesión, volverá a retomar el protagonismo en las calles de la localidad el Jueves Santo, cuando llegue el momento de la salida procesional de los otras dos imágenes titulares de la cofradía: El Cristo de Los Afligidos y la Virgen de Los Desamparados.

Precisamente la hermandad de La Trinidad es una de las corporaciones religiosas más veteranas de la Semana Santa de Utrera, ya que hunde sus raíces en el siglo XVIII, siendo heredera de una de las habituales hermandades del Rosario que se crearon en este momento histórico. Tras la Vera-Cruz y Nuestro Padre Jesús Nazareno, es la tercera hermandad en antigüedad en la localidad, contando además con la particularidad de que fue la primera de las hermandades que se fundó fuera del antiguo recinto amurallado de la ciudad, lo que se conocía en la época como el «arrabal».

Como suele ser habitual en las procesiones de La Borriquita a lo largo y ancho de la provincia sevillana, la salida de este paso en Utrera está acompañada siempre por la presencia de numeroso público ansioso por disfrutar de un Domingo de Ramos que en lo meteorológico se prevé estable. Una procesión en la que además cobra especial protagonismo lo que se puede calificar como la «cantera cofrade», ya que la gran mayoría de los tramos de nazarenos están protagonizados por niños y niñas.

Una salida que significa además la activación del denominado «Plan Azahar», el dispositivo especial de seguridad que pone en marcha el Ayuntamiento de Utrera, en el que trabajan más de 300 personas y en el que la principal novedad este año es la incorporación de patrullas a pie de la Policía Local en cada una de las hermandades.

Oración en el Huerto y Quinta Angustia

El Domingo de Ramos se vive con intensidad en Utrera, ya que además del paso de La Borriquita, por la tarde, harán su estación de penitencia la Oración en el Huerto y los dos pasos de la hermandad de la Quinta Angustia.

A las 18.00 horas, todas las miradas se concentran en la capilla de San Bartolomé, desde donde saldrá el paso de misterio de la Oración en el Huerto (Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno) y a las 18.30 horas, la iglesia de Santa María acogerá la salida de la hermandad de la Quinta Angustia, con sus pasos de «La Piedad» y la Virgen de los Ángeles.