Paso de palio de la Virgen de la Merced
Paso de palio de la Virgen de la Merced.

La candidatura de Machuca pretende suprimir la música en Pasión

En la web del candidato se recogen algunas de las propuestas que llevará a cabo si es elegido

Por
Actualizado:

El 18 de mayo, la hermandad de Pasión celebrará cabildo de elecciones. Habrá dos candidatos, el actual hermano mayor, José Luis Cabello, y la de José María Machuca. 

Éste último, ha creado varias líneas de información para dar a conocer su proyecto que puede verse tanto en las redes sociales como en el portal de la candidatura. «RenovarPasión» es el lema del candidato que ha dividido el programa en tres vertientes: fraternidad, tradición y renovación.

En la fraternidad, incluye someter a diálogo cualquier tipo de decisión, incluso con la creación de grupos de trabajo o una comisión. Fomentar la juventud. En la renovación, hace hincapié en la necesidad de cerrar la actual etapa.

Tal y como indican en su web, la idea de presentar esta candidatura es que entienden un deterioro y pérdida de señas de identidad en la Archicofradía, sobre todo, por los acontecimientos sucedidos en los últimos años en los que ellos entienden que Pasión se ha visto involucrada, «un número cada vez más creciente de hermanos de Pasión hemos asistido con estupor primero, y con honda preocupación finalmente, al proceso de deterioro y pérdida de las señas de identidad de nuestra Archicofradía, el cual, producido en los últimos años, desemboca en los dolorosos acontecimientos por todos conocidos en los que el buen nombre de nuestra querida hermandad se ha visto involucrado».

Por un lado, se vuelve a abrir el debate de la música en esta hermandad. Una de las propuestas del candidato es la de suprimir la banda de música a la banda tras el paso de palio de la Virgen de la Merced, a pesar de que en 2009, los hermanos de Pasión decidieron en cabildo general esta decisión recogida en la reforma de reglas aunque también es cierto que se recurrió pero sin llegar a modificar nada de lo aprobado.

«La Estación de Penitencia es medio idóneo para testimoniar la fé y la devoción a nuestros Sagrados Titulares, debiendo llevarse a cabo mediante nuestro estilo tradicional, en silencio absoluto, con humildad y discreción, sin intención de lucimiento ni búsqueda de otro fin que no sea el propio de este ejercicio piadoso, que la Iglesia concibe como instrumento de evangelización, tanto externa, ya que ha de suscitar la devoción y mover al arrepentimiento de los que la contemplan, como  interna, puesto que los participantes en ella deben emplearse en la oración y la meditación.

Cualquier otro fin o efecto que se pretenda atribuir a nuestra Estación de Penitencia es ajeno a la tradición secular de la Archicofradía, que la ha verificado siempre en silencio absoluto, con el máximo rigor simbólico, característico orden y rapidez propios de nuestro espíritu ascético y penitencial. En este sentido se declaran inalterables los valores simbólicos que adornan a nuestros Sagrados Titulares, que no podrán ser modificados por criterios extralitúrgicos contrarios a nuestra Tradición». Así lo indica la web del candidato Machuca. 

Por otro lado, en 2018 prepararían un programa para celebrar el primer centenario de la fusión de la hermandad sacramental con la de Pasión. Otra de las ideas es recuperar la vida de hermandad, realizar los cultos con el máximo esplendor y retomar la adoración nocturna al Santísimo.

En el aspecto patrimonial, pretenden elaborar un catálogo profesional que de cuenta de todos los bienes que posee la corporación, además de estudiar las diferentes necesidades de conservación que existan. Asimismo, dan prioridad a la caridad como pilar fundamental en matener y aumentar las atenciones a los más necesitados.

Por último, desea crear un plan formación donde incluiría un retiro, cursos de perfecionamiento, meditaciones y eucaristías en familia.

Noticia relacionada

La hermandad de Pasión tendrá dos candidatos en las próximas elecciones