El misterio del Prendimiento de Jerez / LA VOZ
El misterio del Prendimiento de Jerez / LA VOZ

La Carrera Oficial de la des-Unión de Hermandades de Jerez

Por  0:10 h.

Impugnado. Por ocho hermandades, y con alguna entidad más que o bien no se ha enterado, o bien se sumará a la propuesta en breve. Así se encuentra a día de hoy el pleno extraordinario en el que se decidió, por enésima vez, el cambio en la Carrera Oficial de Jerez. Todo ello, en un organismo al que gusta llamar Unión de Hermandades, en lugar de Consejo.

Desde hace años, cada Consejo Local de Hermandades y Cofradías ha propuesto, y posteriormente modificado, el recorrido que deben seguir la totalidad de hermandades y cofradías que hacen su estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. La actual permanente, presidida por Dionisio Díaz, lo intentó el año pasado, incorporando el enclave de la Plaza del Banco en el recorrido evitando así la icónica Rotonda de los Casinos, pero su propuesta fue rechazada.

Un año más tarde, y con una comisión creada a los efectos oportunos, los hermanos mayores aceptaron la propuesta, aunque con matices. Se eliminan del trazado original las revirás de la plaza del Banco, y los palcos que entrarían en dicha ubicación se repartirían por la calle Porvera, sede del comienzo de la nueva Carrera Oficial.

La propuesta aceptada se completaba con dos alternativas más, una respetando la Carrera Oficial del año 2017, y otra más comenzando en el Monumento a las Cofradías. Tres alternativas que consiguieron dividir el voto, de forma que una vez votado por los hermanos mayores, la suma de las opciones perdedoras vencía a la ganadora. A saber, 22 votos a favor de Porvera, 14 votos para mantenerla tal y como estaba y 11 votos a favor de comenzar en el Monumento a las Cofradías.

140 palcos más, con los previsibles ingresos de más que ello reportará a las cofradías, pueden tener la culpa de esta nueva modificación. El presidente de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz, afirma que «yo no quería modificar la Carrera Oficial. De hecho, propuse que se metiera en la votación el actual recorrido porque mi intención era ya terminar el mandato tal y como estamos. Pero estoy a disposición de las cofradías, y si los hermanos mayores han votado en este sentido, por supuesto que voy a trabajar para que sea una realidad».

De hecho, Díaz ya ha mantenido una reunión con el Ayuntamiento local, para presentarles el nuevo trazado y comenzar a trabajar en la necesaria adaptación de los palcos. Según informa el organismo cofrade en una nota de prensa, «el Ayuntamiento ha mostrado una total predisposición y colaboración con las hermandades».

Con cien metros menos, más de doce mil sillas y unos mil quinientos palcos por distribuir, el trabajo que le queda ahora por delante al Consejo Local para desarrollar esta nueva Carrera Oficial es titánico, ya que deben adaptarse a las indicaciones que se dispongan desde la Mesa de Seguridad municipal, que se reunirá el 4 de septiembre, mientras esperan la resolución del Obispado sobre la impugnación del Pleno.

Los ocho hermanos mayores que han presentado el escrito son los de la Sacramental de Santiago, Soberano Poder, Esperanza de la Yedra Coronada, Santo Crucifijo, Coronación de Espinas, Angustias, Exaltación y la Sed. En el documento, entre otras consideraciones, argumentan que el acuerdo debería haberse tomado por unanimidad. Dicho argumento podría estar basado en el artículo 119 del capítulo Tercero del Derecho Canónico, que determina que «respecto a los actos colegiales, lo que afecta a todos y a cada uno, debe ser aprobado por todos».

En cualquier caso, el mismo Derecho Canónco es claro en el mismo artículo, ya que afirma que esta disposición será así «mientras el derecho o los estatutos no dispongan otra cosa». En este caso concreto, la Normativa Diocesana de Hermandades y Cofradías, vigentes en Jerez desde el año 2005, son claras al respecto. En el capítulo 9, en sus disposiciones finales, dice textualmente que «desde la entrada en vigor de estas normas, se abrogan todas las Normas Diocesanas para los Consejos Locales de HH. Y CC., así como cualesquiera leyes, normas y disposiciones diocesanas contrarias a las prescripciones de las mismas». Y en su segundo epígrafe, se «derogan los Estatutos y Reglamentos de Régimen interno de los Consejos Locales de HH. Y CC. en aquellas disposiciones que sean contrarias a las prescripciones de estas Normas Diocesanas».

A fecha de hoy, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías no cuenta con un reglamento de régimen interno, por lo que su organización está basada en lo que dispone esta normativa, que en su capítulo dedicado a los plenos extraordinarios de hermanos mayores, – que fue como se eligió esta propuesta de Carrera Oficial-, dice textualmente en su artículo 21 que los plenos extraordinarios seguirán el mismo procedimiento que los ordinarios, salvo en el de elecciones.

Por tanto, y atendiendo a lo que dice la Normativa Diocesana en su artículo 19 sobre las decisiones de los plenos ordinarios, «cuando las opiniones sean discrepantes u opuestas se procederá a una votación secreta, resolviendo la mayoría simple».

«A esta normativa nos hemos acogido», afirma tajante el presidente del Consejo, Dionisio Díaz, «por lo que sinceramente no creo que el Pleno pueda ser impugnado. En todo caso, como hemos hecho siempre, acataremos cualquier disposición que nos venga desde el Obispado, y por supuesto, también la que dispongan los hermanos mayores».

En caso de que la impugnación no prosperara (tiene argumentados otros defectos de forma de la celebración del pleno que podrían ser considerados por la Delegación Diocesana), algunos hermanos mayores hablan sin rodeos de convocar un nuevo pleno extraordinario, en el que se debata de nuevo la Carrera Oficial, reduciendo las tres propuestas que se han votado a dos, de forma que la decisión sea más representativa del pleno que la actual.

Por su parte, el Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías, Joaquín Perea, se remite a la normativa diocesana, ya que «recibimos en esta Delegación la impugnación del Pleno el martes, y ya la tiene en su poder el Vicario General que la estudiará conforme a la normativa, como hacemos en todos los casos».