EL ROCÍO 2018

La Castrense regresa a Tablada tras El Rocío 2018

La crónica del regreso del Rocío Castrense a Tablada

Por  0:45 h.

La segunda de las hermandades del Rocío que residen en Sevilla ya está de vuelta. Es la Castrense, la filial que reside en la iglesia de Loreto, situado en el interior del Acuartelamiento de Tablada.

A las 19:30 horas, la carreta entraba por la avenida de Juan Pablo II. Allí, esperaban los vecinos y militares para recibir al Simpecado de Francisco Carrera Iglesias, después de postrarse ante las plantas de la Blanca Paloma.

Los priostes procedían a encender los candeleros y candelabros de guardabrisa con una vela, al llevar luz natural y no artificial. Así iniciaban el corto transitar por Tablada, antes de adentrarse en el cuartel. Caía la tarde ante el bochorno que azotaba en Sevilla, con una temperatura de 30 grados. Había cansancio en los rostros de los peregrinos, pero caras de felicidades después de haber estado ante la Virgen del Rocío.

El tamborilero no dejaba de interpretar canciones, como el guitarra, que animaba el ambiente cantando sevillanas y rumbas. Las personas mayores rezaban la salve junto a la carreta, los niños se hacían fotos con los bueyes. Sin duda, uno de los días grandes de Tablada, de una hermandad que continúa en crecimiento cuando acaba de concluir su quinto camino como filial.

La carreta del Rocío Castrense / M. J. RODRÍGUEZ RECHI