Recreación del Cristo de la Salud y Buen Viaje con la clámide

«La clámide púrpura», el nuevo proyecto de San Esteban

La hermandad pretende recuperar la antigua clámide de las «florecillas», un estreno que irá acompañado de una obra de acción social

Por  0:21 h.

En un nuevo proyecto se ha embarcado la hermandad de San Esteban, gracias a un grupo de hermanos que quiere recuperar la clámide denominada de las «florecillas», la que el Cristo poseía hacia 1920. Una pieza que estará bordada en terciopelo púrpura, un color que carece en el ajuar del Señor de la Salud y Buen Viaje, y que tan sólo se recuerda en fotografías en blanco y negro.

El diseño, dado a conocer en las dependencias de San Esteban, ha sido elaborado por el hermano Manuel Ballesteros, mientras que Joaquín Salcedo, será el encargado de realizar este trabajo que estará sufragado de manera íntegra por sus hermanos.

Diseño y ejecución

Diseño clámide

Está inspirada en los bordados del siglo XVIII, manteniéndose el mismo diseño a la anterior, pero enriquecida sobre todo en la cenefa exterior. Además, tendrá tres ramilletes para darle más realce a la espalda del Señor de la Salud y Buen Viaje.

Para la creación, Manuel Ballesteros se ha basado en el traje donado por los Duques de Montpensier a la Virgen del Rocío, la patrona de Almonte. Contará con elementos característicos de la época como lentejuelas, espejos y cristales, contando con bordados vegetales en su mayoría, sin tener un volumen excesivo. A través de una de las fotografías que quedan de aquella clámide, se ha recreado en color este proyecto que irá en color púrpura.

Donación

Algo más de 6.000 euros costará esta pieza, con la finalidad de que sea donada por sus hermanos. Por tal motivo, la hermandad ha dispuesto de varias fórmulas de participación y colaboración como un donativo privado, huchas para recaudar fondos, venta de pulseras, actividades como una cena benéfica o una rifa, y una donación simbólica de las 44 flores que componen la clámide, por un donativo de 100 € cada una.

Obra social

Este proyecto irá acompañado de una obra de acción social. A partir del martes próximo, y hasta mediados de diciembre, la hermandad recogerá todo tipo de prendas de abrigo para las personas sin hogar. Tal y como ha explicado la hermandad, «con este gesto, no solo cubrimos a Nuestro Señor Jesucristo con un manto como lo hicieron los soldados en su tiempo, sino también cubrir bajo el simbolismo de ese mismo manto a las personas que más lo necesitan: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno
de estos hermanos míos, a mi me lo hicisteis.” (Mt 25, 31-46). Una vez recogido el material se hará reparto, previo a una formación para voluntarios que vayan a participar en esta iniciativa para prepararlos para esta actividad.