La Virgen de los Reyes en su altar de novena / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La fotogalería de la novena de la Virgen de los Reyes

Del 6 al 14 de agosto se celebra la novena de la Virgen de los Reyes en la Santa Iglesia Catedral

Por  1:34 h.

Este lunes, 6 de agosto, ha comenzado la novena en honor a la Virgen de los Reyes, el culto más multitudinario de los que en tienen lugar en la ciudad durante todo un año, llegando a albergar con una capacidad máxima de 4.000 personas.

Situada delante del altar de Laureano de Pina y flanqueada por San Isidoro y San Leandro, la patrona está entronizada en su paso de palio de tumbilla, donde permanecerá hasta el 15 de agosto, hasta la misa estacional que presidirá después de realizar la procesión de tercias por las gradas de la Catedral en una de las mañanas más esperadas por los sevillanos.

La Virgen porta el mismo ajuar que en su besamanos. Casi dos décadas han pasado, en concreto 18 años que no portaba un manto de salida en su novena, esta vez con el manto rojo. La infanta María Luisa Fernanda de Borbónduquesa de Montpensier, donó el denominado «manto rojo» a la Virgen de los Reyes. Está bordado en oro. Tiene una guardilla y contiene flores. Su estilo es barroco. Es una obra realizada en el siglo XIX. Este manto procede, según los entendidos, de una ampliación de otro de tonalidad blanca. La infanta fue la segunda y última hija del Rey Fernando VII y de su esposa, María Cristina de Borbón – Dos Sicilias. La Duquesa regaló el manto en agradecimiento del complicado parto que sufrió con su hija Amalia. En el año 1981 se restauró por última vez en el taller de Esperanza Elena Caro.

Por otro lado, porta un pecherín de los más conocidos, el denominado de los corales rojos que fue donado por el Rey Luis Felipe de Francia. Originariamente, esta pieza formaba una tiara.

Además, lleva la corona de filigrana de oro, de Manuel González Rojas en 1876, utilizado en los dos besamanos, en la novena y en la octava. Una pieza antigua y segunda presea quizás de más valor de la Virgen de los Reyes después de la portentosa joya que luce en su sien cada 15 de agosto.

A falta de la corona de salida, porta uno de los ajuares de mayor valor al que hay que añadirle la toca de sobremanto de salida y la saya que fuera confeccionada en el taller de Esperanza de Elena Caro. 

En la delantera, se encuentra uno de los bastones de alcaldesa perpetua que posee. Además, a sus pies, hay una rosa que donara el cardenal emérito, Fray Carlos Amigo Vallejo, un fiel devoto de la Virgen de los Reyes.

El altar lo completa los escudos reales que pueden apreciar en lo más alto del altar, de 1735, cuando estuvo Felipe V en Sevilla. Se estrenaron cuando se trasladó la el cuerpo incorrupto del Rey San Fernando al altar de Laureano de Pina en el siglo XVII.

La Virgen de los Reyes en su altar de novena / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

El palio de la Virgen

El taller de José Olmo y Hurtado hacían los bordados en tisú blanco con estilo de la época del Renacimiento. La Giralda en una de las cartelas interiores con dos jarras de azucenas. En el frontal, un escudo de castillo y leones de la etapa fernandina. Así quedaba a falta de bordar el escudo de Sevilla, elaborado años después.

Los faldones del mismo autor que los bordados, Olmo y Hurtado, hecho en tisú blanco con hojas vegetativas en oro con varias jarras de flores en el centro que recuerda a un frontal de la Catedral del XVI. Unidos van los respiraderos a los faldones sobre malla de oro.

Los cuatro varales portan cañones y nudetes, capitel y basamento dórico de estilo del XVIII, con capitel y basamento dórico componen el trabajo. Antes de la elaboración de este paso, hubo varios proyectos que llegaron a ver luz. Virgilio Mattoni elaboró dos bocetos para el paso para la Virgen de los Reyes, en 1891 y en 1893 respectivamente.

 

Novena

A las 20.00 horas comenzará la novena que se celebrará entre los días 6 y 14 de agosto, siguiendo el orden del rezo del Santo Rosario, oración a la Virgen de los Reyes, misa y salve. Es el culto más numeroso de la ciudad.

El rector de la basílica del Gran Poder, Francisco de Borja Medina Gil- Delgado, predicará la novena que estará presidida por el Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina.

Los devotos podrán acceder por la puerta de los Palos y de San Miguel desde las 19.00 horas. Además, por la mañana, también hay novena a las 8.00 horas, sumado a dos eucaristías a las 9.00 y 10.00 horas respectivamente. Unos cultos que pueden seguir, en directo, a través de la web de la Santa Iglesia Catedral (www.catedraldesevilla.tv).

Por otro lado, el día 12 de agosto se recibirán a los nuevos hermanos de la asociación de fieles de la Virgen de los Reyes y el Rey San Fernando.

El 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Virgen, la Catedral abrirá sus puertas a las 5 de la mañana para asistir a las 3 eucaristías previas a la procesión de tercia por las gradas bajas. Estas misas tendrán lugar a las 5.30, 6.00 y 6.30.

Al término de la procesión, misa pontifical en el altar del Jubileo y bendición papal por el Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina. 

Por otro lado, todo aquel miembro de la asociación de fieles podrá retirar su papeleta de sitio tanto en el primer besamanos como durante los días de novena en el trascoro de la Santa Iglesia Catedral.

Octava

Tras la procesión, tendrá lugar la octava que finalizará el 22 de agosto. La eucaristía comenzará todos los días a partir de las 8.30 de la mañana en la parroquia del Sagrario.

Segundo besamanos

En el Sagrario, los días 20 y 21 de agosto, la Virgen se despedirá de los sevillanos con el segundo de sus besamanos en horario comprendido entre las 18.00 horas y las 22.00 en la primera jornada y de 9.00 a 14.00 horas en el segundo día.

Del 20 al 22 de agosto, la octava se cerrará en la capilla Real. Como culmen a los cultos, se abrirá la urna del Rey San Fernando en horario de 8:30 horas a 10:00 h.