La Virgen del Dulce Nombre de Bellavista saliendo / MJ LÓPEZ OLMEDO

La hermandad de Bellavista se muda de parroquia de forma provisional

Su sede será derrumbada para construir un nuevo templo

Por  0:09 h.

Los titulares de la hermandad de Bellavista, el Señor de la Salud y Remedios y la Virgen del Dulce Nombre serán trasladados el próximo 15 de junio a la parroquia del Sagrado Corazón, el templo al que hacen estación de penitencia cada Viernes de Dolores.

Su actual sede va a ser derrumbada para iniciar el levantamiento de un nuevo templo parroquial, aprovechando la casa colindante para las diferentes actividades parroquiales, ambas situadas en la calle Caldereros, en los números 20 y 22 respectivamente.

Tal y como ha indicado el hermano mayor, Diego Centella, a Pasión en Sevilla, «Se estima que las obras tengan una duración de unos once meses, por lo que la cofradía volverá a salir de nuestra sede si todo va bien. En caso de no estar acabada, se intentaría acondicionar, para que una vez finalizada la Semana Santa, las imágenes regresen a la parroquia del Sagrado Corazón hasta la conclusión del nuevo templo».

Por otro lado, comentó que la cofradía no podría salir desde la que va a ser su sede provisional, «la puerta de la parroquia del Sagrado Corazón no está preparada para sacar la cofradía desde allí, por lo que en caso de no poder salir desde la iglesia, algo que esperemos que no suceda, la hermandad tendría instalar una carpa para poder hacer la estación de penitencia».

Traslado

Tras la eucaristía que se va a celebrar a las 20:30 horas, se iniciará el traslado de las imágenes para transitar por el siguiente itinerario: Vigo, Guadalajara, Espejo, Almenas, Plaza del Retiro, Roque Barcia, Asencio y Toledo, para efectuar la entrada sobre las 23:30 horas. Cada imagen llevará diez parejas de cirios, elegidas por estricto orden de antigüedad.

Parroquia

Este templo se inauguraba en tiempo del Cardenal Bueno Monreal, en concreto el 18 de junio de 1968, por lo que esta parroquia ha cumplido los 50 años. El pasado año, el Obispo auxiliar, Santiago Gómez Sierra, ofició una ceremonia para conmemorar este medio siglo de vida.