Virgen de la Hiniesta / J.J. ÚBEDA

La Hiniesta hará su tómbola benéfica para seguir ayudando a los más necesitados

La hermandad celebrará este acto de manera virtual entre el 18 y el 20 de septiembre

Por
Actualizado:

La Hiniesta, como cada mes de septiembre, organiza su tradicional tómbola benéfica y velá de la Virgen cada mes de septiembre. Debido a la pandemia del Covid-19 en la que la sociedad está sometida desde el pasado mes de marzo, la hermandad ha optado por continuar con este proyecto para seguir ayudando a las personas que más lo necesitan, pero de una manera diferente a la habitual.

Del 18 al 20 de septiembre, se celebrará este evento tan importante para la hermandad de San Julián no de manera presencial, pero sí de manera virtual, teniendo como fin el de dar todo lo posible a las personas que peor lo están pasando en este tiempo tan difícil para todos.

A lo largo de estos meses, la corporación ha visto incrementada la demanda de ayudas, unido a los conventos de Santa Isabel, San Cayetano y el comedor social del Pumarejo. En los citados días, la HIniesta hará público de la manera que puedan aportar su granito de arena, pudiendo participar en sorteos que van a llevar a cabo o haciendo una donación solidaria.

La hermandad en la pandemia

la hermandad de la Hiniesta continúa donando mascarillas, repartidas a conventos, residencia de mayores, hospitales, empresas, hermanos y vecinos del barrio de San Julián. Productos de primera necesidad (EPI), que continúa confeccionado el taller de costura que posee la hermandad de San Julián.

Para el reparto de las mascarillas, la hermandad cuenta con varios hermanos taxistas que se han ofrecido para trasladar este producto, uno de los elementos más necesitados en la actualidad. Por otra parte, junto a la entrega de EPI, la Hiniesta está aportando alimentos por los conventos por los que mantiene una mayor vinculación: San Cayetano, Santa Isabel y el comedor social del Pumarejo.

Además, la corporación del Domingo de Ramos ha triplicado la entrega de carnets para al Economato del Caso Antiguo, una institución mantenida por varias hermandades y que tanta demanda está recibiendo en esta crisis del coronavirus.

Asimismo, un grupo de hermanos sigue realizando recados a las personas que están en mayor riesgo de contagio. Todo ello, unido a las llamadas que los miembros de la junta de gobierno hacen cada día a los mayores de la Hiniesta para ofrecerles compañía en caso de estar solos y requerir que alguien esté con ellos en tal delicada situación o bien para conocer sus problemas para poder solventarlos.

Por último, el hermano mayor de la Hiniesta, José Antonio Romero, está efectuando visitas y consultas médicas a sus hermanos, con la finalidad de que no tengan que salir de sus hogares, a menos que no sea de extrema necesidad.