Imagen de la señal en directo del concierto homenaje a Pepe Hidalgo en la Macarena / HDAD. MACARENA

La Macarena asegura que se cumplieron las medidas de seguridad en el concierto homenaje a Pepe Hidalgo

La hermandad ha contestado públicamente a las denuncias en redes sociales que señalaban que no se cumplieron las medidas de distanciamiento

Por
Actualizado:

La hermandad de la Macarena ha salido al paso de la polémica suscitada en redes sociales donde algunos usuarios denuncian que no se cumplieron las medidas de seguridad y distanciamiento en el público que acudió a concierto homenaje a Pepe Hidalgo en la Basílica de la Macarena ofrecido por la Banda de la Centuria, este 29 de julio. Ante eso, la corporación ha asegurado a este medio y en sus perfiles oficiales que sí se siguieron estas normas acordes a la situación actual de pandemia por el Covid-19 «con el BOE en la mano».

Respecto a la banda, la corporación asegura que «cumplían la separación establecida y que los músicos llevaban todos las mascarillas puestas» con excepción de los instrumentos de viento que se la retiraban en los momentos de interpretación de las marchas.

Pero, por otro lado, la polémica ha llegado con las imágenes del público que copaba todos los espacios de los bancos del templo con la mascarilla colocada. Hecho que contrasta con las eucaristías donde vienen marcados los espacios para poder presenciar un acto litúrgico. Ante esto, la corporación ha defendido en redes que «en el concierto se cumplieron a rajatabla las medidas de seguridad y prevención que establece la normativa contra el COVID19, tales como desinfección con ozono, distancia, uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos, personal de seguridad, señalética, etc».

Así, la hermandad ha asegurado a esta Casa que «se creó para tal efecto una comisión organizadora y de seguridad para asegurar el cumplimiento de estas normas».

Comunicado de la hermandad

Así, la hermandad ha señalado a este medio «que durante el mismo se cumplieron escrupulosamente  cuantas medidas de seguridad y prevención se establecen en el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19».

Con ello, «las medidas que se adoptaron son las recogidas en el referido Real Decreto-Ley, en concreto en los artículos 6, referido al uso de mascarillas  y 14, que se ocupa en su apartado segundo de la observancia de la distancia interpersonal, de tal suerte que la Basílica fue debidamente aforada  y, una vez colmatado el aforo, se impidió la entrada de más público».

La corporación también añade que «en el interior se aforaron los bancos a 6 personas (reducción del 25% de la capacidad de cada banco), tal y como ya se hace en los cultos desde la entrada en vigor de la nueva normalidad. De igual forma, se señalizaron las zonas en las que podría colocarse el público y se comprobó en todo momento que todas y cada una de las personas llevasen puesta la mascarilla en el templo. La  Basílica fue desinfectada con ozono y se colocó el doble de dispensadores de geles hidroalcohólicos habituales».

Por su parte, respecto a la formación musical, «el número de los miembros de la banda que participó se redujo en dos tercios para garantizar la distancia de seguridad. Los “cornetas” se dispusieron a una distancia de metro y medio entre ellos, dentro del presbiterio y capillas laterales, mientras que la cuerda de tambores se situó en el coro para garantizar así que pudieran mantener dicha distancia. Todos los músicos llevaban mascarillas, que solo se quitaban para tocar la corneta».

De esta forma, la Macarena «afirma» a ABC, «el estricto y exhaustivo cumplimiento de la normativa aplicable, incluso llegando más allá en su vigilancia y celo en su observancia».

Días antes, la hermandad lanzó una llamada a sus hermanos ya que «debido al necesario cumplimiento de las estrictas normas de seguridad y protección sanitarias en el interior de la basílica, al templo solo podrán acceder las representaciones de las formaciones musicales y las personas que lo deseen hasta completar el aforo». Para ello, la corporación habilitó pantallas en el atrio para seguir el concierto y las puertas de la Basílica permanecieron abiertas durante el acto.

Para el que no pudo asistir y debido al carácter benéfico del concierto, los de San Gil hicieron un llamamiento a sumarse «realizando su donativo a través de Bizum y colaborando así con los fines propios de la corporación, en especial con las acciones asistenciales y de caridad».

El concierto

El concierto se realizó en el marco del homenaje del desaparecido Pepe Hidalgo, histórico director de la formación macarena. Se trataba así del primer acto con gran número de público organizado por una cofradía desde el inicio del estado de alarma el 14 de marzo. El acto tenía un carácter benéfico, donde los beneficios iban destinados a las obras asistenciales de la hermandad. Del mismo modo, se habilitó la posibilidad de realizar  donativos a través de Bizum (en Aportación Solidaria y con el código de campaña 00045).

La banda interpretó seis marchas y durante el mismo, la familia del recordado Pepe Hidalgo hizo entrega a la hermandad de las baquetas con las que el cabo tambor creó el inconfundible sonido de la Centuria, ya declarado patrimonio inmaterial macareno. Por otro lado, al concierto asistió el teniente de alcalde, delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, entre muchas otras personalidades.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)