Azulejo de la Macarena

La Macarena ornamenta la fachada de la casa hermandad con un azulejo del 29

Varios restauradores han restaurado esta pieza que ha sido colocada en la fachada de la casa de hermandad, un edificio en el tramo final de las obras de rehabilitación

Por  0:05 h.

La fachada de la casa de hermandad, la situada en el atrio de la basílica de la Macarena ha sido enriquecido con un azulejo de la Virgen de la Esperanza, obra de cerámica Santa Ana en 1929, y que en su día fue donado por un hermano. Con ello, esta zona del templo ya cuenta con un azulejo de la dolorosa, unidos al del Señor de la Sentencia y la Virgen del Rosario. Una pieza que viene a enriquecer también la casa de hermandad, actualmente en unas obras que están a punto de finalizar.

La saya que porta es la misma de la que lleva en el azulejo del arco, con la corona de salida, el manto de Ojeda y un tocado colocado de otra época, «el azulejo representa a la Virgen de la Esperanza de cintura para arriba y colocada de medio perfil. Luce la corona de salida y el manto de malla de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, además de las mariquillas en el pecho y varios broches colocados a modo de puñal. En sus manos, la Virgen porta varios anillos, algo característico de la época, mientras que la saya blanca parece ser la misma con que se la representa en el azulejo que remata el arco de la Macarena, obra en la que parece estar inspirada ésta».

Varios restauradores han intervenido en la recuperación de este azulejo, «antes de ser colocado, el retablo cerámico ha sido intervenido por los restauradores Silvia Ortego Jiménez y Carlos Peñuela Jordán. Estos trabajos de restauración, realizados desde el pasado mes de marzo, se han centrado en la consolidación del soporte y paramentos, reintegración volumétrica y cromática del conjunto, limpieza de las piezas y tratamiento de protección ante agentes atmosféricos y cambios de temperatura y humedad.

Azulejo de la Macarena