La Macarena en la calle Jesús de las Tres Caídas / MJ LÓPEZ OLMEDO
La Macarena en la calle Jesús de las Tres Caídas / MJ LÓPEZ OLMEDO

REORGANIZACIÓN DE LA SEMANA SANTA

La Madrugada seguirá como en 2018 y pondrá el foco en el cruce de San Pablo

La crisis del Martes Santo ha hecho que los hermanos mayores decidan aceptar el acuerdo de mínimos del año pasado y se marcan 2020 como año para una solución definitiva

Por  1:15 h.

Los hermanos mayores de la Madrugada acordaron el pasado lunes que se repita la misma estructura que se llevó a cabo en 2018 y que mejoró la situación global había hasta entonces. De esta manera, se elimina el cruce entre los Gitanos y la Macarena en la calle Cuna y se aporta una mayor fluidez al de la Esperanza de Triana y el Gran Poder en San Pablo.

Así, la hermandad de la Macarena volverá a discurrir al regreso de la Catedral por la Cuesta del Rosario, la Alfalfa, Salés y Ferré y la plaza del Cristo de Burgos, evitando esperar en Cuna a que terminara de pasar los Gitanos (que no irá tampoco este año por Daoíz sino por Javier Lasso). Y, por otro lado, para que el punto conflictivo de San Pablo quedara desbloqueado, el Calvario irá de nuevo a la Carrera Oficial dando un rodeo por Canalejas y el Museo, el Silencio por la Gavidia y la Esperanza de Triana tendrá que dejar expedito el paso al Gran Poder, que debe cruzar de Zaragoza a Gravina a las 4.50 horas. Esa será la hora clave en la próxima Madrugada para que la jornada discurra sin parones ni retrasos.

Precisamente, el cruce de San Pablo ha sido el caballo de batalla en las reuniones que han mantenido los hermanos mayores, ya que se plantearon distintas alternativas en los recorridos que no se han concretado por falta de acuerdo. En su lugar, se ha determinado que, además del cambio de recorrido del Calvario, la Esperanza de Triana tendrá que salir antes (a la 1.50 horas) de lo que venía haciendo hasta el año pasado y comprimirse entre la Campana y San Pablo para que a las 4.50 horas quede liberado el cruce, tres minutos más tarde lo que el Consejo de Cofradías le marcó el año pasado y que se cumplió a la perfección.

El Gran Poder ha accedido a la petición de la Esperanza de Triana de retrasar unos minutos ese momento de máxima importancia en la Madrugada, y le volverá a ceder además cinco minutos de su tiempo de paso como se venía haciendo desde 2017.

Por otro lado, la hermandad de la calle Pureza deberá rodear la plaza de la Magdalena y alcanzar la Carrera Oficial por Rioja y Velázquez. Lo que ha quedado en el aire es el hecho de que la cofradía dé la vuelta completa a la Magdalena, directamente desde San Pablo, como reclama el Calvario, o haga lo mismo que el año anterior acortando por la calle Murillo.

Por su parte, esta última hermandad ha aceptado el recorrido de 2018 pese a que no está conforme, y saldrá de nuevo por la puerta del coro de la parroquia de la Magdalena que da a la calle Cristo del Calvario a las 3.30 horas, continuando por Canalejas, Gravina, Pedro del Toro, Bailén, Miguel de Carvajal, plaza del Museo y Alfonso XII. Esto motivará que el Silencio también tenga que dar el rodeo al regreso por Las Cortes, la plaza de la Gavidia, San Juan de Ávila y Santa Vicenta María, para llegar a Alfonso XII una vez que pase el Calvario.

El Gran Poder, que volverá por el Arenal y el Museo como de costumbre, no tendrá que dar la vuelta a la plaza del Triunfo como hacía hasta 2017 y, al llegar a Virgen de los Buenos Libros, discurrirá de nuevo por Jesús de la Vera Cruz y Baños.

Las alternativas planteadas

El modelo de 2018 no convence a todas las hermandades, por lo que se han puesto sobre la mesa distintas opciones. Una de ellas pasaba porque el Gran Poder diera un rodeo aún mayor por la calle Adriano y Pastor y Landero, mientras que la Esperanza de Triana discurriera por la calle Zaragoza, Carlos Cañal y Méndez Núñez, disolviendo el punto negro de San Pablo, pero ha contado con la oposición de la hermandad de San Lorenzo.

Otra opción para solventar el mismo problema pasaba por que la Esperanza de Triana, en lugar de rodear la plaza de la Magdalena, desde allí, fuera por Méndez Núñez hasta Tetuán. Sin embargo, esta hermandad no se mostró de acuerdo y propuso otra alternativa: permutar el puesto con el Calvario, algo que ésta última no aceptaría en ningún caso.

Por este motivo, y para evitar que se cree una nueva situación polémica como la que está ocurriendo con el Martes Santo, con un conflicto enconado entre los hermanos mayores y el Consejo de Cofradías; los seis responsables de las cofradías de la Madrugada han preferido aceptar este acuerdo de mínimos y emplazarse a antes del verano para plantear, de una vez por todas y desde cero, una solución definitiva a la jornada de cara al año 2020.

Mientras tanto, ya con la Madrugada de 2019 solventada, este jueves se celebrará la reunión definitiva para abordar el Martes Santo, con la posibilidad de la imposición del plan del Consejo, la vuelta a 2017 o una tercera vía que parece utópica a día de hoy.

 

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla