La Virgen de la Piedad y el Señor Descendido de la Cruz / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La Mortaja recupera una estampa antigua en el triduo al Señor Descendido de la Cruz

El Señor luce un juego de potencias, tal y como hacía cuando la hermandad residía en Santa Marina

Por
Actualizado:

Este pasado domingo 10 de enero, festividad del Bautismo del Señor, daba comienzo el triduo solemne al Señor Descendido de la Cruz, imagen titular de la hermandad de la Mortaja, un culto que concluirá este martes y que coincide cada año con la celebración del jubileo circular de las cuarenta horas.

El misterio, uno de los más impactantes de la Semana Santa que, representa el momento en el que la Virgen recibe el cuerpo inerte del Señor, está ubicado en el interior del camarín del antiguo convento de la Paz, una iglesia que la hermandad adquirió en 1966, en estas mismas fechas.

En esta ocasión, como peculiaridad de este montaje, al que se puede apreciar a la Virgen de la Piedad ataviada con el manto por encima del tocado, estampa recuperada por la corporación recientemente, el Señor porta un juego de potencias, como antaño, como en aquellas imágenes en blanco y negro cuando la hermandad residía en la iglesia de Santa Marina.

El misterio de la Mortaja / M. J. RODRÍGUEZ RECHI