Un momento de la romería del Pilar

GUILLENA

La romería del Pilar de Guillena se celebrará este sábado tras ser aplazada por la lluvia

Esta localidad de la Vía de la Plata celebra el sábado la romería en honor a la Virgen del Pilar, una cita prevista para el pasado 12 de octubre

Por  0:00 h.

Es una de las romerías más peculiares, no tanto en su forma como en su organización, que corre a cargo de una asociación vecinal que empezó los festejos en 1979 con la celebración de la Velá del Pilar.  La Asociación de Vecinos Virgen del Pilar y Romería del Gergal es la promotora de este evento religioso y popular en el que se dan cita los vecinos de la barriada que recibe el nombre de esta advocación, de Guillena y de las pedanías del término municipal, Torre de la Reina y Las Pajanosas.

La peregrinación del Pilar arrancará a las diez de la mañana del sábado con la ofrenda floral y el canto de la salve a la Virgen del Pilar en la capilla de la Esperanza de Nuestro Padre Jesús Nazareno, desde donde saldrá la comitiva con el Simpecado hasta la zona próxima al embalse de El Gergal.

La tradición manda que los romeros realicen el camino a pie acompañando a la carreta del Simpecado, aunque también se integran en la comitiva remolques y caballistas que hacen el trayecto a lo largo de la mañana para llegar a mediodía a un templete erigido por el pueblo en honor a la Virgen en la zona recreativa de El Gergal. La jornada de convivencia entre los devotos del Pilar transcurre hasta las siete de la tarde, que se inicia el camino de regreso al encuentro con su pueblo.

La romería espera, una semana después de la festividad, el broche de oro al conjunto de actividades para rendir tributo a la Virgen del Pilar que organiza la Asociación de Vecinos Virgen del Pilar y Romería del Gergal con la colaboración del Ayuntamiento de Guillena.

La imagen de la Virgen es de candelero y es obra del imaginero José María Cerero Sola, de Alcalá de Guadaira, que llegó al barrio del Pilar a petición de los vecinos Diego Pérez, Isabel Gutiérrez, Manuel Guillén y Rafaela Gago en el año 1989.

En 2011, el párroco Fernando Borrego resuelve el conflicto entre lo civil y lo religioso, integrando la imagen de la Virgen del Pilar en la agrupación de la Esperanza y Nuestro Padre Jesús Nazareno. De esta forma, la iniciativa vecinal encuentra acomodo en las normas eclesiásticas, y la talla pasa a formar parte de una agrupación religiosa, sin perder el arraigo de su barrio y manteniendo la velada, la procesión en el día de su festividad con el acompañamiento musical de la banda de Guillena, y la tan incipiente como original romería.