Antonio Díaz Arnido con su pintura para #M17 / JAVIER COMAS

REVISTA PASIÓN EN SEVILLA

«La Semana Santa está estéticamente congelada»

Entrevista al pintor y restaurador Antonio Díaz Arnido

Por  0:10 h.

Antonio Díaz Arnido ha reflejado en el cartel de las Glorias el latir de la ciudad en torno a una de sus devociones históricas. Hablamos con un pintor y restaurador más allá de tópicos, mirando al pasado y al futuro. Un cardiograma de una ciudad viva.

-La Virgen de Todos los Santos protagoniza su cartel de las Glorias sin aditamento barrocos, una obra de Roque Balduque, un escultor flamenco del Renacimiento que crea la iconografía definitiva de la Virgen en su tiempo. ¿Lo del Renacimiento al que le sobra el Barroco podría ser una metáfora de la ciudad?

-Quería representar el peso histórico de las hermandades de gloria, y por eso elijo el origen de una de esas imágenes, sin añadidos, tal como debió verse en el taller del escultor. Todos los Santos es una de las grandes devociones históricas, imagen muy reconocible a la que tengo especial devoción. Puede ser también esa metáfora de la ciudad, anclada en el Barroco y que no contempla otras ideas estéticas alrededor.

Cartel de las Glorias de Díaz Arnido

-La línea de un cardiograma haciendo latir el corazón de la ciudad ¿Se puede enfrentar el artista a la ciudad sólo desde el corazón o hace falta la razón?

-Hace falta la razón, aunque la religiosidad popular no se entiende sin pasión, sin corazón. El esfuerzo está en encontrar el equilibrio perfecto entre uno y otro, la ciudad del siglo XXI debe caminar hacia ese equilibrio.

Antonio Díaz Arnido

-¿Por qué hay más vanguardia en las históricas hermandades de gloria que en las nuevas penitenciales?

-El criterio de la sección de Glorias es meramente artístico, los cartelistas de los últimos años son personas formadas académicamente, en escuelas o talleres, y son profesionales dedicados al Arte y no sólo a la creación cofrade. Se mira una trayectoria y un currículum, lo cual no excluye que también haya buenos carteles penitenciales y sacramentales.

Cartel de la Semana Santa de Huelva, obra de Antonio Díaz Arnido

-Ha simbolizado la Semana Santa de Huelva en un excepcional cartel de dos miradas, ¿Está Sevilla preparada para ese cartel?

-Quiero pensar que sí. Muy aceptado, aunque en Huelva hubo quien lo calificó de “poco cofrade” por no mostrar ninguna imagen titular. No creo que sea excesivamente rompedora, es figurativa, nada transgresora y realmente cofrade.

Gallo del Carmen / ARNIDO

-Me da la impresión de que la ciudad ha perdido un cartel con su representación del gallo de la hermandad del Carmen…

-No concebía la obra como un cartel. Es una visión muy personal de una de mis hermandades, con un elemento simbólico e icónico. En su proceso creativo sí la vi como posible cartel y el Miércoles Santo funcionó como cartel cuando muchos nazarenos repartieron estampitas con la representación, siendo identificada rápidamente por los niños… Es su valor como símbolo de fácil comprensión.

Urbana. Homenaje a Murillo / ARNIDO

-Su homenaje a Murillo es un grafiti, unión del arte de la calle con la creación intelectual ¿Sigue siendo la asignatura pendiente?

-Sí, y creo que en ese sentido habría que seguir la senda de Murillo. El sentido de mi obra era ése. Murillo acercó un mensaje abstracto y complejo como son los dogmas de la Iglesia, en un arte encargado por élites y lo acercó al pueblo. Pura contrarreforma, vehículo de expresión perfecto en su época. Hoy se debería, en el contexto actual, seguir ese camino. Probablemente Murillo era en su época mucho más moderno que nosotros en la actualidad.

-¿Qué pintaría Murillo hoy? ¿Estaría más cerca del grafiti o del arte subvencionado?

-Tendría mucho donde elegir. Hay muchas miserias donde elegir, no solamente económicas sino morales. La corrupción, la impunidad que se vive en el país, las miserias humanas… aparecerían en sus obras. Estaría más cerca del grafiti, veo su arte como una creación popular; quizás la élite de hoy intentaría apropiarse de su creación.

-¿Cuáles están siendo los aciertos y carencia del Año Murillo?

-Se podría haber hecho más. Creo que el modelo podría ser la superación del año del Greco en Toledo. Aún así, se han hecho cosas muy buenas, demostrándose que el público responde a las inversiones en cultura, todas las exposiciones están siendo un éxito de público. Se prueba que apostar por la cultura es un valor seguro, a nivel social, económico, turístico… Más allá de lo institucional, es importante también el homenaje y la reinterpretación de Murillo de los artistas actuales, algo muy positivo para pintura sevillana. Murillo no ha estado los suficientemente valorado, algo que ocurre también con Alonso Cano, artista barroco total que no se ha colocado en el nivel que merece en la historia del Arte.

Gloria del palio de la Virgen del Rosario de San Pablo / ARNIDO

-Ha participado en el nuevo palio de la Virgen del Rosario de san Pablo con una obra pictórica. ¿Es la pintura la gran olvidada en la Semana Santa?

-Sí. La pintura en el arte cofrade se considera un arte menor frente a las artes suntuarias o la imaginería, algo que no entiendo. Desde humilde posición, intento reivindicar la pintura, tiene tanta nobleza una obra sobre lienzo con la misma escena bordada en sedas, que además parte de modelos pictóricos. En demasiadas ocasiones se compara el precio de la obra con el valor, por aquello de que las sedas o la plata son más caros. Tienen más precio pero no tienen más valor. Sentencia machadiana: solo el necio confunde valor y precio…

Palio del polígono de San Pablo, diseño de Ignacio Sánchez Rico bordado en el taller de Charo Bernardino / JAVIER COMAS

-Participa en el nuevo proyecto de palio de la Virgen del Carmen ¿Superará la mímesis creativa en la que llevamos años estancado?

-Aspiramos a hacer un palio único, perfectamente identificable. En su día se hizo un proyecto al que le sobraron las prisas, que son malas consejeras en cualquier obra de Semana Santa. Ahora se ha formado una comisión artística formada por expertos, algo que siempre reivindico, no tienen por qué ser hermanos de la hermandad. Estamos trabajando sobre un proyecto y una iconografía marcadamente carmelita en torno a una advocación universal, que sea un proyecto de hermandad y no de junta, para ello se ha convocado unas sesiones informativas para que los hermanos conozcan, opinen y propongan.

Diseño bambalina del palio del Carmen / HDAD. DEL CARMEN

Diseño bambalina del palio del Carmen / HDAD. DEL CARMEN

-Afirmaban los miembros del taller Daroal que la Semana Santa esta estéticamente congelada, ¿Comparte la afirmación?

-Sin duda alguna. Cuando se hace un palio nuevo y se dice aquello de “es un palio muy sevillano” no sé qué estilo es el sevillano… Es difícil, pero hay que aportar, no salimos del neobarroco o del neogótico o del neorrenacimiento.

Restauración de San Elías por Díaz Arnido

-En su faceta de restaurador acaba de concluir la restauración de la imagen de San Elías, atribuida a Blas Molner. ¿Es la comunidad del Santo Ángel el ejemplo a seguir en conservación y creación artística?

-Está mal que lo diga yo por haber participado en ambas, pero creo que sí. Es una apuesta por la excelencia artística y por la conservación del patrimonio en una iglesia que sufrió mucho la desamortización y la invasión francesa; aún así conserva obras maestras como el Crucificado de Montañés, la Virgen del Carmen, obras de Blas Molner… La comunidad, encabezada por el padre Juan Dobado, doctor en historia del Arte, quiso que también hubiera huella del siglo XXI en un templo del siglo XVII. A ello se añade la política de restauración y la creación de un museo conventual en pleno centro de Sevilla, un buen aporte cultural.

El paño de la Verónica del Valle de Guillermo Paneque / JAVIER COMAS

-La forma sigue a la función… ¿En su paño de la Verónica se vería el rostro de Cristo?

-Pues no lo sé. Supongo que sí sería figurativo, en este tipo de obras creo que lo requiere. Los paños de la hermandad del Valle son una de las grandes colecciones de pintura de la ciudad, más allá de las cofradías. Me encanta la línea seguida por la hermandad en la selección de artistas. El resultado de este año era lo esperable por coherencia del artista. Personalmente, por la función final de la obra, si optaría por la figuración, estamos ante una obra de culto, un icono en el que debe aparecer la figuración.

La Virgen de los Ángeles de los Negritos / M. J. RODRIGUEZ RECHI

-Hermano de la Hiniesta, ¿Rodríguez Ojeda tuvo el atrevimiento que falta en la actual Semana Santa?

-Totalmente. Desde el palio de los Negritos no se han hecho cambios tan importantes. Nada comparable a lo de Rodríguez Ojeda, que pasó del luto al color, que creó las capas, un nuevo estilo regionalista… Hoy hay miedo a la evolución.

-Se repiten últimamente en Sevilla las exposiciones muy cortas, de apenas de diez días, que no permiten un amplio número de visitas ¿Estamos cayendo en la autocomplacencia para unos pocos?

-Cierto. Hay que agradecer que un club como el Mercantil, que al fin y al cabo es una entidad privada, se haya erigido en un abanderado de la apuesta por el arte y la cultura, a falta de otras iniciativas institucionales que no hacen una apuesta seria por crear más salas o lugares expositivos. El problema es que este tipo de exposiciones, limitadas en el tiempo y en el espacio, saben a poco y se acaban convirtiendo en autocomplacientes. Habría que apostar por exposiciones más prolongadas y de una temática más amplia

Paso de palio y el manto de salida de la Virgen de los Dolores / FRAN VERGARA

-Tras la realización del último cartel ha anunciado que estará un tiempo sin realizar este tipo de obras. ¿Es necesaria la distancia para respirar y entender la ciudad?

-En la vida hay que hacer de vez en cuando una parada y dejar las ideas en barbecho. Llevo cuatro o cinco años participando en muchos carteles, pero puede acabar limitando otras formas de creación y cerrando otros caminos. Para crear se necesita tiempo. Es necesario de vez en cuando parar en una faceta para abrirse a otras, seguir aprendiendo, viajando, conociendo… siempre es bueno volver a la época de estudiante y continuar aprendiendo.

-¿Comparte con Andy Warhol que un artista produce cosas que  la gente no necesita?

-No estoy de acuerdo. Creo que el Arte es necesario. Una curiosidad. Hace poco se ha descubierto una cueva prehistórica que hace replantear algunas cronologías y se descubrió a través de manifestaciones artísticas. El primer recuerdo que se conserva del ser humano es una obra de Arte. Forma parte del origen de la vida, es una necesidad humana como puede ser la música o la comida.

-Decía Miguel Ángel que un hombre pinta con el cerebro y no con las manos… ¿Por dónde anda el cerebro de Díaz Arnido?

-Desgraciadamente, con el paso del tiempo cada vez se me ocurren más ideas, pero mis manos no son capaces de transmitir tanto… Va por delante el cerebro. No pinto como quiero sino como buenamente puedo.

Unsacred / ARNIDO

-Afirmaba Jackson Pollock que todo buen pintor pinta los que es él…

-No cabe duda. La creación del artista es un espejo en el que se lee su personalidad, sus miserias, sus carencias, sus complejos, sus virtudes… Lo bueno y lo malo. La pintura nunca miente.

Largo Chigi / ARNIDO

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Manuel Jesús Roldán

Últimas noticias deManuel Jesús Roldán (Ver todo)