Procesión de la Virgen de Gracia

La Señora de las alturas

Por  0:00 h.

Como cada año, en las primeras semanas de septiembre, la localidad malagueña de Archidona celebra la novena de su Patrona. Una Virgen muy particular que veneran los archidoneses bajo la advocación de Gracia. Archidona, está enclavada en la comarca nororiental de la provincia, en el paso que une Antequera con la provincia de Granada. Se trata de una localidad rica en historia y patrimonio y que el próximo día 9 de septiembre celebrará la procesión de la Virgen de Gracia. Y, ¿qué tiene de especial esta devoción que la hace diferente de otras?

Si hay algo que llama la atención de esta Virgen sobre cualquier otra, es el hecho de que es un cuadro. Es un fenómeno que se da con otras devociones, como la Virgen de Guadalupe, en Méjico, Nuestra Señora de Czestochowa en Polonia, o la Virgen de la Paloma en Madrid. También los Salesianos veneran a María Auxiliadora plasmada en un lienzo. Pero, ¿por qué veneran los archidoneses este icono de la Virgen? «Cuenta la versión unánimemente aceptada que la imagen de la Virgen arribó a estos dominios custodiada por el conquistador, don Pedro Téllez Girón, que la portaba a modo de estandarte en el momento del asedio a la fortaleza árabe, tal y como figura en un conocido lienzo fechado en 1687 que cuelga en las paredes de la ermita.

Dos siglos después de la conquista, los vecinos daban validez a la versión popular que atribuía la llegada de la imagen a Archidona portada por el gran maestre de la orden de Calatrava, al mando de las tropas cristianas», explica Rafael Córdoba, tesorero de la hermandad de la Virgen de Gracia. «La narración popular pone en boca del conquistador las palabras «en Gracia os la doy», en el acto de entrega al pueblo del estandarte con la imagen mariana, allá por la época estival de 1462, reafirmando con esta frase la advocación de la Virgen», detalla Córdoba. Aunque a nadie se le escapa que la advocación viene, directamente, del saludo del Ángel a la Virgen María durante la anunciación.

El lienzo y la ermita

Lienzo de la Virgen de Gracia

Si nos asomamos al lienzo en el que está plasmada la patrona de los archidoneses y detoda la comarca Norte de Málaga, encontramos una imagen mariana de estilo italo- gótico de finales del siglo XV, cuyo modelo es la Virgen Teótocos bizantina tan en boga en la escuela sienesa del Trecento. Aparece sedente, con el niño en brazos, y lleva una fruta en la mano izquierda. Un dosel sostenido por ángeles le sirve de fondo. «Sigue estilísticamente todos los convencionalismos propios de su estilo, en cuanto a colorido, ausencia de perspectiva y volumen, que hacen de esta imagen algo muy próximo a un icono. Desde la Edad Media las banderas, pendones, velas de barcos y gallardetes, eran decoradas con frecuencia por los llamados maestros sargueros o maestros de hacer pendones, y en este caso el pendón que portaba el conquistador, llevaba una imagen mariana», explica el tesorero de la hermandad.

Puede parecer sorprendente, pero esta no es la única particularidad que presenta esta Virgen. Y es que es especialmente conocida en toda la provincia por el enclave geográfico en el que se encuentra: está en lo alto de una montaña. No en vano, parece ser que es la que da nombre a la localidad que la acoge: Arxs-Donna, (que derivaría en Archidona) Señora de las Alturas.

En cuanto a la ermita, llama especialmente la atención al visitante que tiene forma de mezquita: «Es una mezquita, la única conservada de la provincia de Málaga», explica Rafael Córdoba, a la vez que añade que tras una restauración la ermita ha recuperado «su aire histórico de mezquita adaptada al culto cristiano que resulta para muchos novedosa y para otros científica y ajustada: tras esta importante intervención han cambiado muchas de las ideas que se tenían sobre ella».

Santuario de la Virgen de Gracia

La Virgen

El cuadro de la Virgen de Gracia está alojado en una urna de plata fechada en 1747, con la inscripción: «La dio de limosna a María Santísima de Gracia doña Leonor de Morales y Cárdenas». Mientras que el templete que la cubre es de 1910, realizado por suscripción popular. «También de plata, es un acierto su forma globular que recuerda una cúpula muy a propósito para guardar esta pintura tipo-icono», asegura Córdoba. En cuanto a la orfebrería son especialmente reseñables las andas de plata en las que se procesiona la Virgen de Gracia, de las que se tiene noticias en 1648: «La duquesa de Osuna regaló en 1750 dos candelabros de plata con la siguiente inscripción: «A María Santísima de Gracia, Teresa de Moncada Benavides Portocarrero y Aragón», detalla el tesorero.
La Virgen de Gracia es patrona de los archidoneses desde el 25 de noviembre de 1804, en que el pueblo la eligió como patrona. Y la elección tuvo una serie de peculiaridades que son dignas de reseñar: «Por un lado, ese día, se reunió en la sala consistorial no solo el poder civil del pueblo, sino que también estaba presente el estamento religioso, secular y regular. Además, habrá que sumar a todo esto, que en el bicentenario de su nombramiento oficial como patrona de la Ciudad y de toda la comarca, se le otorgó el título de Alcaldesa Perpetua de Archidona», detalla Córdoba. En la actualidad, además de la cofradía matriz, la Santísima Virgen de Gracia cuenta con 5 hermandades filiales repartidas por todo el territorio español.

Salidas y motivos

Procesión de la Virgen de Gracia

Los devotos de la Virgen de Gracia pueden disfrutar de su presencia en calle hasta en cuatro ocasiones al año: «Dos (salidas) son por el recinto amurallado que rodea al Santuario y que se celebran el sábado anterior al 12 de mayo y otra el día 22 de agosto. Las otras dos procesiones se podrían catalogar como «traslados» ya que su finalidad es la de llevar a la patrona de Archidona desde su ermita hasta el templo mayor de la ciudad donde se le celebra una novena», desgrana el tesorero.

Romería de la Virgen de Gracia

Además, cuenta con una particular romería que se celebra el 14 de agosto, en el que el pueblo acude al santuario para felicitar a la Virgen por su Onomástica. Se trata de una romería muy particular que cuenta con las «luminarias» y los «repiques». «Las luminarias» es una tradición que lleva a que en muchas de las casas de Archidona aparezcan en sus fachadas faroles que se encienden al caer la noche y se apagan al despuntar el día. Este acto se realiza desde el 7 hasta el 22 de agosto, mientras que «los repiques», suponen que durante las mismas fechas que las luminarias, al alba, a medio día y al anochecer, todos los campanarios de la ciudad repican a gloria en honor de la Virgen de Gracia. Dicho repique se realiza de forma manual pero no se trata de un «volteo» de campanas, sino de un toque rítmico muy característico de la ciudad», asegura Rafael.

Actos de esta semana

Este domingo se celebrará la función principal de instituto coincidiendo con la Solemnidad de Nuestra Señora. Tras la celebración del ejercicio de la novena, a eso de las 6 y media de la tarde, la imagen de la patrona de Archidona saldrá en procesión hasta su santuario con el acompañamiento musical de la agrupación musical «Virgen de Gracia» de Archidona y la banda Municipal de Música de Mairena del Alcor. Sin duda un buen momento para conocer tan singular devoción y contemplar de cerca a la que es La Señora de las Alturas.