La Soledad de San Lorenzo en la capilla Sacramental, en 2015 / JAVIER COMAS

La Soledad aprueba la restauración de la capilla sacramental de San Lorenzo

El hermano mayor anunciaba en el último cabildo general el inicio de las obras de forma inminente

Por  2:09 h.

La hermandad de la Soledad de San Lorenzo va a realizar un proyecto que la corporación quería efectuar desde hace algunos años, la restauración de la capilla sacramental de la parroquia. El cabildo general ordinario, el hermano mayor, Ignacio Valduérteles, anunciaba el inmediato inicio de las obras.

A finales del XVIII la sacramental de San Lorenzo quiso aumentar el espacio del culto al Santísimo, «A finales de la decimoséptima centuria la Cofradía quiso mejorar el espacio de culto y para ello se encontró con la posibilidad de conectar dos capillas existentes en el flanco sureste de la iglesia de San Lorenzo, hecho que se lograría no sin grandes dificultades. En concreto la pretensión era unificar la capilla de Santa Ana cuyo patronato había dejado Pedro de Torres Urrutia al hospital de la Misericordia, con la colindante que había sido ofrecida a la Cofradía por el caballero veinticuatro Juan de Esquivel Medina y Barba».

Las primeras imágenes te este rincón fueron ejecutadas por Benito Hita del Castillo en 1733, con una pareja de ángeles lampareros. El retablo es obra de Pedro Ruiz Paniagua en 1703. En el centro del camarín figura una imagen de la Inmaculada Concepción de mitad del siglo XVIII, junto a las imágenes de San José con el Niño Jesús y Santa Ana con la Virgen Niña. En la zona superior del retablo se halla una imagen del Niño Jesús con su Sagrado Corazón sobre el pecho y se culmina con la Trinidad.

Por otro lado, Francisco Pérez de Pineda es el autor de las pinturales murales, encargado de iniciarlas y finalizadas diez años después por Domingo Martínez y Gregorio Espinal.