La Soledad de San Buenaventura

La Soledad de San Buenaventura regresa al pasado: La Virgen, como en los años 40 del siglo XX

José Antonio Grande de León ha ataviado a la Virgen con una gran profusión de joyas

Por
Actualizado:

José Antonio Grande de León es el vestidor de la Soledad de San Buenaventura. En este mes noviembre ha ataviado a la Virgen de luto con un traje de color morado para rendir tributo a los hermanos y familiares difuntos.

En estos días la dolorosa de Gabriel de Astorga, hijo de Juan de Astorga, ha regresado al pasado, recuperando una imagen de los años cuarenta del siglo pasado, aunque con la particularidad de que hasta 1954 iba de rodillas, hasta que en el citado Sebastián Santos Rojas le hizo un candelero para colocarla de pie, haciéndole unas nuevas manos y retallándole el cuello. Ya en 1967, Manuel Domínguez, le volvió a hacer un juego de manos, las actuales, así como de otro candelero.

Tal y como se puede apreciar en la imagen en blanco y negro y en color, se aprecia como la Virgen de la Soledad lleva una gran profusión de joyas alrededor del rostro y el tocado, algo característico en esta talla durante la primera mitad del siglo XX.