Niño Jesús de Antonio Labrador / DANIEL VILLALBA

IMAGINERÍA

La última imagen de Antonio Labrador

Un Niño Jesús con cabellos rubios con destino a una colección particular

Por  0:00 h.

El imaginero sevillano Antonio Labrador ha presentado la última imagen salida de su taller, una talla del Niño Dios que tendrá como lugar final el culto particular.

Tallada en madera de cedro, está policromado mediante veladuras oleosas y porta también ojos de cristal de tono azul. La imagen tiene una altura de 50 centímetros y representa «la versión del Niño Jesús Triunfante o también llamado Victorioso, portando en su mano izquierda la cruz como símbolo de la Victoria de su Resurrección sobre la muerte como verdadero Redentor del Mundo», aclara el autor.

Niño Jesús de Antonio Labrador / DANIEL VILLALBA

A la par, «levanta su mano derecha y el cuerpo adopta una composición de contraposto, reforzando su actitud itinerante adelantando su pierna izquierda buscando junto a la cercanía, la nobleza y la majestad propias del Hijo de Dios a la hora de impartirnos Su Bendición».

Este imaginero comenta, «como curiosidad que salta a la vista, que en esta ocasión para los cabellos se ha optado por una policromía de tonos rubios y ocres, aportando una nota distintiva a la imagen dentro de mi producción».

Finalmente, la Cruz que porta el Niño ha sido realizada por Ana Cerrejón.

Niño Jesús de Antonio Labrador / DANIEL VILLALBA

Niño Jesús de Antonio Labrador / DANIEL VILLALBA

Niño Jesús de Antonio Labrador / DANIEL VILLALBA