La Universidad y Lipasam investigan la creación de cirios que manchen menos

Los químicos investigan la creación de un cirio que suelte una cera que se adhiera menos al pavimento

Por  13:39 h.

Lipasam y la Universidad de Sevilla trabajan conjuntamente en un proyecto para crear cirios que manchen menos. Con la idea de evitar una mayor suciedad en las calles y la adherencia de la cera en el pavimento, el Consistorio promueve esta iniciativa para mejorar la seguridad de conductores y viandantes al finalizar la Semana Santa.

La presentación tuvo lugar en la Facultad de Química de la Hispalense, situada en el campus de Reina Mercedes, al acto acudieron el delegado de Fiestas Mayores, Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera; la gerente de Lipasam, Virginia Pividal; catedrático de química orgánica y director del proyecto, José María Fernández Bolaños y el presidente del Consejo de Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza.

Los científicos buscan con ello un nuevo sistema de fabricación de cirios que suelte una cera que se adhiera menos al pavimento, que aguante el pabilo y que la cera esté más solidificada cuando acabe. «Estamos en la necesidad de crear una solución de carácter preventivo. Actualmente no existe en el mercado ningún cirio que no gotee, por ello estamos preparando distintos prototipos con nuevos puntos de fusión que nos permitan un resultado más óptimo». Y es que «no solo es importante reducir la cantidad de cera que se vierte sino que sea más fácil de eliminar. Que gotee menos y que la cera sea menos líquida», aclara Bolaños.

A su vez cuenta que, «en todos los casos es casi imposible eliminar el vertido de cera. Las cererías españolas fabrican cirios de manera artesanal». Con esto asegura que «no queremos diferenciarnos casi nada de la cerería tradicional, lo hacemos por inmersiónUno de los componentes seguro será la cera fina, pero no en muy elevada cantidad. La intención es no incorporar componentes excesivamente raros, la clave es utilizar los que existen pero cambiando sus proporciones». 

Iniciado en el mes de noviembre, el proyecto tendrá una duración de un año desarrollado en dos fases: una de prototipos de laboratorio y otra de prototipos a tamaño comercial en las propias cereríasTodavía estamos fabricando cirios con nuevas composiciones, pero todavía no hay uno definitivo. Creo que en dos meses estaremos en prueba. Ya sabemos hacer los cirios, estamos en la fase de hacer las mezclas. La idea sería que la próxima Semana Santa estuviera ya en el mercado», puntualiza el catedrático.

Bolaños aclara «Si se consigue tener éxito, se patentará. El dueño de la patente va a ser Lipasam. Se cedería gratuitamente a las cererías de Sevilla para su fabricación», aclara el catedrático.

Resultados que esperan ser satisfactorios ya que «si fuera el 50% menos de vertido final, sería un éxito», aunque puntualiza que «es imposible que no se vierta cera al suelo».

El catedrático de química, Jesús Bolaños, muestra la prueba del nuevo cirio a los miembros del Consejo, Lipassam y Ayuntamiento / JAVIER COMAS

El catedrático de química, Jesús Bolaños, muestra la prueba del nuevo cirio a los miembros del Consejo, Lipassam y Ayuntamiento / JAVIER COMAS

Con el apoyo del Consejo

Este proyecto cuenta con la colaboración de la Antigua cerería del Salvador y del Consejo de Cofradías, que, en palabras de su presidente; «agradecen esta iniciativa que sirve para la mejora de la calidad de vida de la ciudad». Asimismo aclara que «una vez que este proyecto pase a ser una realidad, pido que este a disposición de todas las cererías tradicionalesEl objetivo del proyecto es que sea positivo para todos, incluidos a los talleres tradicionales. Puedo recomendarlo a las hermandades, pero la decisión de su uso la tienen ellas».

Cabrera por su parte destaca «el trabajo ímprobo y complejo de limpieza de cera, por ello Lipasam ha tenido a bien hacer esta iniciativa conjunta con la Universidad de Sevilla. Así quieren aportar su granito de arena y contribuir, una vez que pasen los efectos, que sean mínimos para la seguridad de ciclomotoros y personas». 

La gerente de Lipasam destaca que este proyecto contará con un coste entre 75.000 y 76.000 euros, «sin ninguna intención de lucro», ya que «estamos concienciados con la problemática que puede generar la cera. Buscamos alternativas que ayuden que los problemas que genera se vean reducidos».

Cera que en Semana Santa «tiene costes importantes. Retiramos día a día lo que podemos, pero luego hay un periodo después de la Semana Santa que continuamos retirando. Con este panorama de una festividad tradicional, nos planteamos buscar alternativas que permitan mantener la tradición, pero reduciendo los problemas».

Noticia relacionada

Así será el dispositivo de limpieza para la Semana Santa de 2017

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)