Entrega del recuerdo con los titulares de la Vera Cruz / HDAD. DE LA VERA CRUZ

La Vera Cruz llega a África para quedarse

Los titulares de la Vera Cruz estarán de forma permanente en la «Casa Gaiato», un orfanato de Mozambique

Por
Actualizado:

En el continente africano, en concreto en Mozambique, la hermana de la Vera Cruz, Carmen Moreno, ha viajado a este país con la Fundación «Regala Sonrisas». Durante su estancia visitó la «Casa Gaiato», un orfanato que acoge a ciento sesenta niños.

Una vez allí, hizo entrega de un recuerdo a la madre Quiteria Torres con el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de las Tristezas, con el fin de darles protección y puedan encomendarse con su presencia.

La «Casa Gaiato» es una institución benéfica situada al sur de Mozambique, a una hora de la ciudad de Maputo. En este lugar se encuentran niños entre los tres y veinte años de edad, sin padres, rechazados por los suyos, en situación de vulnerabilidad. Una gran familia donde les dan las respectivas comidas diarias, vestir o llevarlos al colegio.

Las dos últimas guerras de este país han dejado a casi dos millones de niños sin padres, padeciendo una cuarta parte la enfermedad del sida, siendo de los índices más altos del mundo y la transmisión suele ser alta entre madres e hijos. Quiteria Torres es la madre de todos estos niños por ser la única que han conocido. Los educa mientras dirige este orfanato.

En este rincón de Mozambique quedarán expuesto el Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de las Tristezas. La hermandad ha querido enviar este detalle a través de su hermana Carmen Moreno, para que puedan rezarle cuando necesiten de la mano del Señor y María.

No es la primera vez que la Vera Cruz está presente en otro país porque es una advocación universal, influidos por los propios franciscanos a lo largo de la historia, que partieron al nuevo mundo desde el antiguo convento Casa Grande de la Plaza de San Francisco. Donde adquiere más protagonismo es en México, ya que Hernán Cortés funda la ciudad de Vera Cruz en 1526 con el nombre del cristo más antiguo de la Semana Santa de Sevilla. Por tal motivo, desde 1954, el Instituto de Cultura Hispánica decide encargar un cuadro con una copia exacta del crucificado.

Muy cerquita, la Virgen de las Tristezas estuvo expuesta por todos los rincones de la ciudad de Oaxaca de Juárez, ilustrando la fiesta de los difuntos y varios conciertos de música sacra durante su Semana Santa.