PATRIMONIO

La Virgen del Mayor Dolor y Traspaso del Gran Poder será restaurada en 2020

Pedro Manzano intervendrá a la dolorosa para limpiar y fijar la policromía y solucionar problemas estructurales

Por  2:00 h.

La hermandad del Gran Poder aprobó ayer en cabildo general la restauración de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, que tendrá lugar en 2020, coincidiendo con la estancia del Señor en los barrios por el cuarto centenario de su hechura. La dolorosa será intervenida por Pedro Manzano, que realizará una limpieza y fijación de la actual policromía, así como la reposición de las pérdidas por los alfileres.

La restauración, que durará unos 50 días desde octubre a noviembre de 2020, conllevará también otras actuaciones como la fijación de los elementos estructurales de la imagen, un tratamiento de desinsectación y un nuevo candelero que facilite la conservación. Igualmente, se instalará un nuevo sistema de sujeción para la corona de acero inoxidable, así como una nueva sujeción para el pañuelo en la mano.

Un TAC

El informe expuesto por Pedro Manzano en la basílica del Gran Poder se basaba en la prueba radiológica que se le hizo a la Virgen en el Hospital Infanta Luisa el pasado mes de junio de 2019. Este TAC reveló los distintos problemas de ensamble de las maderas y las huellas de las distintas intervenciones que se le efectuaron a la dolorosa a lo largo del siglo XX, no todas afortunadas.

Entre las pruebas realizadas se encuentra el estudio de la policromía. La encarnadura actual de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso es el resultado de las distintas actuaciones que se le han hecho en su historia, así como los repintes. Por ello, y teniendo en cuenta que la policromía original no se conserva en su totalidad y el impacto que causaría su recuperación, el restaurador mantendrá su configuración actual aunque limpiará la suciedad en manos y rostro.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)