La Virgen del Rosario cierra el ciclo de procesiones en Santa Catalina tras su reapertura

Por primera vez, la Virgen del Rosario salió desde Santa Catalina con el actual paso

Por  0:40 h.

Casi un año va a cumplirse de la reapertura de la parroquia de Santa Catalina, un templo que permaneció cerrado durante más de catorce años. Todas y cada una de las hermandades que allí residen, ya han realizado sus primeros cultos, por lo que se cierra un ciclo. El siguiente culto será la función a la titular de esta iglesia, el primero celebrado a finales de noviembre de 2018, una vez que el arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, volviera a sacralizar este monumento nacional.

La Virgen del Rosario, la patrona de Santa Catalina, ha sido la última en salir, aunque la Exaltación no pudo hacer la estación de penitencia el pasado Jueves Santo a causa de la lluvia. Más de quince años han pasado para volver a ver a esta imagen salir desde su sede canónica. Por primera vez lo hizo con estas andas, ya que la última vez que cruzó el dintel de su parroquia lo hizo sobre el paso de la Virgen del Carmen.

Caía la tarde, de nuevo las puertas de este templo volvían a abrirse para ver la salida de una procesión. Mucho público acudió a los primeros compases de la procesión, un hecho nuevo para muchos que no conocían a la Virgen del Rosario salir desde su casa.

Cuatro horas de procesión sirvieron para cerrar un año extraordinario. Esta hermandad volvió a hacer lo imposible, sacar dos pasos, algo altura de muy pocos. A partir de ahora volverá lo ordinario, lo esperado, de la normalidad tras tanto tiempo de no poder disfrutar de una de las grandes joyas de la ciudad.

Virgen del Rosario de Santa Catalina / M. J. RODRÍGUEZ RECHI