La Virgen del Rosario del Barrio León ya está en su nueva sede, la parroquia de San Gonzalo

Tras más de dos décadas, la hermandad dejó de forma definitiva su capilla

Por  0:04 h.

La hermandad del Rosario del Barrio León ha trasladado a su titular de forma definitiva a su nueva sede, la parroquia de San Gonzalo. La corporación ha dejado sus dependencias de la calle Maruri donde residió durante más de dos décadas.

A partir de ahora, la talla ocupará el crucero de la izquierda mirando al altar mayor, frente a los titulares de la hermandad de San Gonzalo. A las nueve de la noche se abrían las puerta de la capilla por última vez, sonaban las campanas de la espadaña, mientras que el cortejo no avanzaba porque quería captar ese momento que quedará escrito en los anales de esta hermandad.

En paso, con el de la custodia de la hermandad de San Gonzalo salía la Virgen del Rosario. Alguno de los hermanos fundadores derramaban lágrimas de emoción, le acompañaron las representaciones de todos los grupos parroquiales, el párroco y el secretario del Consejo, Carlos López Bravo.

Ahí comenzaba el rezo del santo rosario por las calles del barrio. Dos horas más tarde, la imagen se adentraba en San Gonzalo, esta vez, para quedarse. De este modo, la hermandad deja su antigua sede desde la que estuvo desde 1994, gracias a la ayuda económica de un particular que propicio la obtención de un lugar que posteriormente se convirtió en capilla. Antes, desde 1983, la Virgen recibía culto en una capilla erigida de forma provisional y arreglada un año más tarde, pero siendo local de alquiler.

Cada mes de octubre, la Virgen del Rosario saldrá desde San Gonzalo, como hace cada año, pero también para entrar. Una nueva línea en su historia ha escrito corporación de gloria del barrio León que ya está en su nueva sede.

Virgen del Rosario del barrio León / M. J. RODRÍGUEZ RECHI