La Virgen de la Angustia de los Estudiantes / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La Virgen de la Angustia preside la capilla de la Universidad

El Cristo de la Buena Muerte está siendo restaurado en el taller de Pedro Manzano

Por  0:15 h.

Este es el aspecto que presentará la capilla de la Universidad durante los cuatro próximos meses. La Virgen de la Angustia de la hermandad de los Estudiantes preside este templo en el altar del Cristo de la Buena Muerte, retirado del culto el pasado domingo para ser restaurado por Pedro Manzano.

Durante este tiempo, el recuerdo del crucificado de Juan de Mesa es una cruz situada en el lugar donde recibe culto a diario, que la pueden admirar junto a la dolorosa de los Estudiantes. El pasado domingo, el Cristo presidió la última eucaristía, habiendo sido trasladado un día más tarde, el lunes 10 de septiembre hasta Triana, donde permanecerá estos meses.

La Virgen de la Angustia preside la capilla de la Universidad / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Restauración

En 2017, Pedro Manzano elaboró un diagnóstico sobre el estado de conservación de la imagen mediante un TAC y tomas radiográficas. La Universidad de Sevilla, el propietario de la imagen, solicitó a la Comisión Provincial de Patrimonio proceder a una intervención, también aprobada por un cabildo extraordinario que la hermandad celebró el Miércoles de Pasión, ésta última es la encargada del mantenimiento y de dar culto a una de las mejores tallas de la Semana Santa de Sevilla.

Según este estudio, la restauración consistirá en «la revisión de los ensambles, consolidación y cierre de fisuras; consolidación y valoración del estado de conservación de los elementos metálicos así como de su función en la actualidad con el fin de determinar su posible extracción y sustitución por espigas de madera. Asimismo, se realizará corrección del desencuentro en la unión de la mano izquierda a la cruz; protección de la película pictórica que presente riesgo de desprendimiento mediante papel japonés y cola orgánica; limpieza mecánica del polvo y depósitos superficiales de la Imagen con brochas de pelo suave y aspirador; fijación puntual de la policromía; reintegración de lagunas de preparación con la misma composición a la del original; reintegración cromática no diferenciada de estas lagunas y desgaste de la línea de agua de ambos ojos, las cejas y el nacimiento del cabello en el contorno del rostro; así como la protección final mediante la utilización de resinas sintéticas estables y duraderas, ajustando el punto de brillo».