Paso de palio de la Virgen de la Palma de la hermandad del Buen Fin
Paso de palio de la Virgen de la Palma de la hermandad del Buen Fin

La Virgen de la Palma y el diagnóstico del IAPH

La hermandad del Buen Fin continúa con el estudio de sus titulares

Por  0:05 h.

El Cristo del Buen Fin ha regresado a la iglesia de San Antonio de Padua después de haber permanecido retirado del culto durante dos meses para su restauración en Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Pocos días después de la Semana Santa, el crucificado abandonaba su sede canónica para ser intervenido, en un proceso de restauración y limpieza, a cargo del equipo de trabajo encabezado por Cinta Rubio.

Después de contemplar la obra de Sebastián Rodríguez de tras la intervención, las primeras sensaciones en el seno del Buen Fin son excepcionales. «Ha quedado como una maravilla. Ahora se aprecian regueros de sangre con más claridad, el sudario ha quedado muy limpio, la boca se perdía con la barba y ahora se aprecia mucho mejor, los pies estaban muy negros y ahora se contempla al detalle. La verdad es que todos los comentarios tantos internos como externos son positivos», dice José Luis Foronda, hermano mayor del Buen Fin en Pasión en Sevilla. 

Los tratamientos aplicados se han adaptado específicamente a las necesidades que demandaba la obra, respetando los valores culturales y los simbólicos-devocionales así como la materialidad actual de la misma. Las actuaciones han sido la limpieza superficial, la fijación del conjunto polícromo en las zonas de falta de adhesión y la revisión de los ensambles actuando en los que se ha considerado necesario. En este sentido explicaba el hermano mayor del Buen Fin, «a la espera del informe del IAPH que llega a los 50 días de la intervención, el diagnóstico decía que estaba en perfecto estado pero que era necesario revisar algunos ensambles y las grietas del talón en el gemelo. Sobre eso se ha actuado» reconoce José Luis Foronda.

Cristo del Buen Fin / HDAD. DEL BUEN FIN

Este martes, 19 de junio, desde las 18 y hasta la 21:30 horas, el templo de San Antonio de Padua abrió sus puertas para que los hermanos pudieran admirar esta restauración acometida al titular de la hermandad del Buen Fin.

La Virgen de la Palma

Desde que entrara al poder la nueva junta de gobierno, el equipo que comanda José Luis Foronda se propuso acometer una serie de estudios sobre el patrimonio para dejar en perfecto estado todas las joyas que posee la hermandad del Buen Fin, entre ellas sus propias imágenes titulares.

Tal y como ha señalado el hermano mayor a Pasión en Sevilla, la siguiente en ser revisada por el IAPH debe ser la Virgen de la Palma. «En septiembre la Virgen pasará por el Instituto para que se lleve a cabo un diagnóstico y conocer cuál es su verdadero estado y posteriormente recibiremos las informaciones pertinentes que indicarán si es necesario o no cualquier tipo de tratamiento. En principio, la Virgen de la Palma está en perfecto estado, pero esta junta de gobierno quería que quedara reflejado un estudio para nuestro archivo del patrimonio de la hermandad. Queríamos aprovechar las técnicas modernas que tenemos hoy día para que todo quede reflejado. Hicimos lo mismo con el techo de palio y ahora esperamos el estudio del mismo», recuerda José Luis Foronda.

El palio de la Virgen de la Palma en el Mercantil / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Casa Hermandad

Otro de los proyectos de la hermandad del Miércoles Santo es mejorar las condiciones de la casa de hermandad del Buen Fin. Tras la apertura y ampliación del Centro de Estimulación Precoz, la junta de gobierno quiere aprovechar el centro antiguo para mejorar e implementar las dependencias de la casa de hermandad. El proyecto tomará forma en los próximos meses.

 

 

 

 

 

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Últimas noticias deIgnacio Cáceres (Ver todo)