CRÓNICA DE LA CEREMONIA

La Virgen de la Salud de San Gonzalo ya está coronada

El arzobispo Juan José Asenjo impuso la presea a la dolorosa número 18 en ser coronada canónicamente

Por  12:13 h.

La Virgen de la Salud, la devoción del Barrio León y de todos los hermanos de San Gonzalo ya está coronada canónicamente. A las 12.04 horas, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha impuesto la presea a la imagen para romper después en un aplauso atronador de las más de tres mil personas que han asistido a la celebración. El arzobispo, tras colocarle la corona, le ha rezado a la imagen durante un minuto y le ha besado las manos.

A las 11 de la mañana comenzaba esta celebración enmarcada ya en la historia de la hermandad. «Álzate y resplandece porque viene tu luz». Con este cántico arrancaba la misa estacional. Como una luz blanca se presentaba la dolorosa enmarcada en el nuevo manto bordado por Garduño y vestida con la saya de Jesús Rosado en las manos de Antonio Bejarano, ambas diseñadas por Sánchez de los Reyes. Enjoyada con todos sus regalos para la coronación y adornada con las flores en espiral que recorrían todo el altar; rosas champán, clavel antiqua, verdes daneses y esparragueras cobre colocadas minuciosamente por Javier Grado.

La corona remozada por Fernando Marmolejo era la segunda protagonista del momento. Sobre la peana de la hermandad del Cerro del Águila y portada por monjas de la Fundación Carrere, gestoras del asilo de la Avenida de Coria y uno de los referentes espirituales de la corporación del Lunes Santo.

Autoridades polacas

Más de una decena de sacerdotes concelebraron la eucaristía y 24 autoridades asistieron al acto en representación de diversos cuerpos oficiales. Destacó una curiosa representación del gobierno polaco presidida por su ministro del Interior y Administración, Mauriusz Blaszczak. Fuentes de la Catedral aseguraron que «mostraron un gran interés en asistir a la celebración» tras llegar a Sevilla para la reunión del G6 que tendrá lugar el próximo lunes 16 de octubre. Al acto también acudió el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el General Jefe de la Fuerza Terrestre y de la Región Sur, Juan Gómez de Salazar; el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano; la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Esther Gil Marín; el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel A. Castro Arroyo y demás representaciones civiles, militares y de los partidos PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla.

Las monjas clarisas portaron la corona de la Virgen de la Salud / RAÚL DOBLADO

«La Virgen de la Salud en el corazón»

«De pie, a tu derecha, está la reina enjoyada con oro», con este salmo y la posterior lectura del Evangelio comenzaba la homilía del arzobispo Juan José Asenjo. «La Virgen de la Salud en el corazón»; lema repetido por el prelado en su disertación dedicada y dirigida a los hermanos de San Gonzalo. Así, argumentaba que «la coronación de María como reina del mundo, es para la humanidad peregrina que gime en este valle de lágrimas, signo de esperanza segura y de consuelo hasta que llegue el día del Señor».

La corona otorga una nueva impronta a la imagen. Adaptada, ahora, al tamaño proporcionado de la imagen, destaca sobre las sienes de la dolorosa como un resplandor de oro. El arzobispo recalcaba que coronarla «con una joya material. La coronamos, sobre todo, y esto es lo decisivo, en la intimidad de nuestros corazones como reina y señora de nuestras vidas». Y es que «con la Virgen de la Salud en el corazón», Asenjo pidió por la unidad de España: «Dios en su cuarto mandamiento nos manda rezad por nuestros padres, pero también lo tenemos que hacer por nuestra patria». También hizo alusión a los momentos de sequía que vive gran parte del país: «Para que la virgen nos traiga el beneficio de la lluvia».

Asimismo, Asenjo, con la presencia del ministro polaco, pidió por su país: «Que sea siempre fiel a sus raíces cristianas y que sus gobernantes busquen la paz y el progreso espiritual». Un ministro que reflejó sus impresiones sobre el acto a la prensa, destacando el «el honor de poder participar en una solemnidad como esta. En Polonia, el culto mariano está muy desarrollado, de ahí que mi participación en esta celebración sea una importante vivencia personal y religiosa, pero también tengo el honor de representar a mi país en España. Estoy muy contento por ello». Señaló a Sevilla como «una ciudad preciosa. Hace 25 años estuve unos pocos días en Sevilla durante la Expo. Desde entonces se ha desarrollado muchísimo».

Posteriormente, llegó el momento. Portada por las monjas de la Fundación Carrere, la corona se encaminó al altar del Jubileo. Los hermanos de San Gonzalo comenzaban a sollozar con el corazón encogido, un año de espera que llegaba a su cenit. El silencio se cortaba en el ambiente. El arzobispo se preparaba y la Virgen de la Salud recibió de sus manos la presea para colocársela en las sienes y convertirse en la dolorosa numero 18 en ser coronada en la ciudad. Todo un minuto estuvo rezando ante la imagen y un beso en sus manos culminó el momento.

La misa la cerró el hermano mayor de la corporación, Pepe Fernández, dedicando unas palabras a todos sus hermanos tras la celebración más importante en la historia de San Gonzalo: «Te hemos coronado con una corona de piedras preciosas, pero te pido, Salud de mi alma, que nos de las fuerzas necesarias para coronarte con las corona que tu más quieres: la de la caridad y la unidad entre tus hijos».

Ya todo está culminado. Los preparativos de todo un año encontraron su fin a la espera de un regreso que será apoteósico.

 

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)