La Virgen de las Tristezas / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La Virgen de las Tristezas, de nuevo, en México

La titular de la Vera Cruz vuelve a anunciar una de las fiestas más importantes de una las ciudades más emblemáticas de México

Por
Actualizado:

Una vez más, la Virgen de las Tristezas de la Vera Cruz está presente en el otro lado del charco, en concreto en México, en la ciudad de Oaxaca de Juárez, con motivo de una de las fiestas más importantes de esta localidad, los difuntos o muertos, como se denomina en este país.

Una fotografía de Manuel Jesús Rodríguez Rechi de la dolorosa de Antonio Illanes ataviada de luto, vuelve a anunciar esta festividad, con un caráter pagano aunque cuenta también con su parte sacra. Uno de los actos más destacado es un concierto del coro de esta ciudad mexicana.

Otras imágenes de la Semana Santa de Sevilla han sido el emblema en estos años para anunciar el día de los difuntos, como la Macarena o el Señor de la Salud de los Gitanos, además de la Virgen de las Angustias de Granada o tallas de la citada ciudad, como la Virgen de los Dolores, Angustias, el Señor de las Maravillas o Tres Caídas.

Varias lonas anuncian la celebración por diversas calles de Oaxaca de Juárez, la fachada del palacio municipal (antiguo convento de Santa Mónica), la oficina de turismo o el centro de la ciudad.

Esta fiesta en México tiene sus raíces en la época pre hispánica. Antiguamente, eran en julio y agosto, pero con la llegada de los españoles a América y, de los andaluces a Oaxaca, era modificada al 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre, coincidiendo con los días de los ángelitos, Todos los Santos y los fieles difuntos.

En esta ciudad tiene una tradicional octava y los cuatro lunes del mes de noviembre son de romería a los panteones, hacen comparsas, mientras la gente se disfraza para recordar a los que nos adelantaron. Además, Se reparten dulces de anís, el chocolate, molés, pan de yema o tamalés, mandarinas, naranja, el níspero. Se hacen altares en las casas, templos, centros comerciales, en las calles con estos alimentos muy característicos.

La Virgen de las Tristezas, en México / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

La Vera Cruz y la vinculación con México

Cuadro con una copia del Cristo de la Vera Cruz / HDAD. DE LA VERA CRUZ

La devoción de la Vera Cruz podría declararse de universal, al estar situada en varios rincones del mundo. Hernan Cortés funda la ciudad de Vera Cruz en 1526, influidos por los franciscanos del convento Casa Grande San Francisco, fundadores de la hermandad sevillana. Un nutrido grupo de frailes partió en el siglo XVI al Nuevo Mundo para expandir la devoción.

En 1954, el Instituto de Cultura Hispánica decide encargar un cuadro con una copia exacta del crucificado más antiguo de la Semana Santa de Sevilla, la que da nombre a esta ciudad de México. Sebastián García Vázquez, profesor de la Escuela de Artes de Santa Isabel de Hungría, era el encargado de esculpir tal obra y bendecido por el Cardenal Segura.