La Virgen de los Reyes no saldrá en procesión el próximo 15 de agosto

El Cabildo Catedral sí organizará el resto de cultos habituales a la patrona y sustituirá el besamanos por una veneración de los fieles

Por
Actualizado:

El Cabildo Catedral de Sevilla y la asociación de fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando han suspendido la procesión de tercias de la patrona de Sevilla y su Archidiócesis que cada año realiza en la mañana del 15 de agosto por las gradas de la Catedral. Debido a la situación de crisis sanitaria que padece la sociedad a causa del Covid_19, y siguiendo las recomendaciones de las normativas civiles, la Virgen no saldrá a la calle en este 2020, algo que no sucedía desde 1933.

Por otro lado, sí se celebrarán el resto de cultos programados cada año a excepción del besamanos que será sustituido por una reverencia de los fieles a la patrona. Asimismo, en el último día de los cultos, se volverá a abrir la urna del Santo Rey Fernando III.

Cultos

Los días 4 y 5 de agosto la Virgen estará expuesta para la veneración de los fieles, es decir, en vez de besar su mano se realizará un gesto de reverencia. Contará con la novedad de que la imagen se situará en la misma puerta de la capilla Real para que los sevillanos puedan acceder por la de Palos y salgan por la de Campanillas. El horario del primer día estará comprendido entre las 9 y las 14 horas y de 18 a 21 horas, mientras que el del día día 5 será únicamente en horario matinal.

La novena no tendrá ninguna alteración. Tendrá lugar del 6 al 14 de agosto en el altar del Jubileo de la Santa Iglesia Catedral, con eucaristía matutina a las 8 y 10 horas. Por la tarde, a las 2o horas, la misa estará presidida  por Antonio Jesús Rodríguez Báez, vicario episcopal de la Vicaría Sur y párroco de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de Osuna. El aforo estará reducido a 611 personas. Todas las colectas irán destinadas a los comedores sociales de la iglesia diocesana, incluida la del día 13. Este culto también podrá ser visto por streaming.

Con motivo de la suspensión de la procesión, las misas de peregrinos se amplían, siendo a las 5.30, 6, 6.30, 7 y 7.30. A las 9 horas comenzará el solemne pontifical con la novedad de que la Virgen de los Reyes estará en una posición más cercana de la habitual, pudiendo ser visitada hasta las 14 horas. La entrada para contemplarla será por la puerta del Baptisterio y la salida por la de Palos.

Del 16 al 22, se celebrará la octava en el altar del Jubileo a las 8.30 horas. Los días 20 y 21 de agosto, la Virgen volverá a estar en la puerta de la capilla Real para la veneración con el horario de 9 a 14 y de 18 a 21 horas el primer día, y de 9 a 14 horas el segundo.

Por último, la urna del Rey Fernando III se volverá a abrir el día 22, después de que los pasados 14 y 30 de mayo no se celebrase este acto a causa de la crisis sanitaria. El horario estará comprendido entre las 8.30 horas y las 10.30 horas.