Juan Antonio Rodríguez Vicente, candidato a hermano mayor de la Esperanza de Triana

ELECCIONES ESPERANZA DE TRIANA

Las claves del programa de Juan Antonio Rodríguez para la Esperanza de Triana

El candidato a presidir la Esperanza de Triana habla sobre el futuro más cercano de la hermandad

Por  2:03 h.

El candidato hermano mayor de la Esperanza de Triana, Juan Antonio Rodríguez Vicente, atendió a los medios de comunicación para presentar su candidatura de cara a las próximas elecciones del 26 de junio. Rodríguez Vicente, expuso su programa, además de exponerse a las preguntas de la prensa, hablando del futuro más inmediato de la hermandad, de los proyectos y de declararse no ser una candidatura continuista, «no somos herederos, ni continuista. Si lo somos en algo es en la priostía, dado que los tres priostes actuales vienen con nosotros en la candidatura». Por otro lado, en su intervención indicó que «creemos que en la hermandad después de 13 años, debe de dar un cambio y debe venir desde fuera, por eso estamos aquí».

Las tres bases fundamentales en las que se basa el candidato son: normalidad, naturalidad y transparencia. Aquí, en Pasión en Sevilla, te ofrecemos algunos detalles del proyecto de Juan Antonio Rodríguez a la Esperanza de Triana.

Potenciar la convivencia entre los hermanos

«Queremos abrir de par en par las de nuestra casa de hermandad para acoger en ella a todos los hermanos que quieren disfrutar del día a día de nuestra corporación. Queremos una hermandad llena de niños, llena de jóvenes, llena de adultos, llena de mujeres. En definitiva, queremos una Hermandad llena de hermanos que quieren construir un futuro juntos».

Incremento del porcentaje a caridad y reforzar el centro de apoyo infantil

«Sí salgo elegido como hermano mayor, me comprometo a incrementar la partida destinada a la bolsa de caridad en un 50% durante los tres años del mandato, es decir, aumentando de 140.000 a 200.000 euros el importe económico destina a obras sociales». «El Centro de Apoyo Infantil es el proyecto más hermoso de nuestra hermandad, el que refleja el auténtico rostro de la Esperanza y la bolsa asistencial y de caridad, a la que queremos dotar de nuevos métodos y medios, coyunturales a los nuevos tiempos que vivimos, constituye la razón de ser de nuestro compromiso como cristianos: ver al prójimo como un hermano y ayudarlo a levantarse de sus dificultades diarias».

Adelantar la entrada de la cofradía y mejorar la estación de penitencia

«Debemos colocar al Hermano en el centro de nuestro concepto de Cofradía, especialmente al hermano nazareno que es el que en muchas ocasiones sufre los esfuerzos que la Hermandad se ve obligada a realizar durante la Madrugada. Debemos reivindicar la dignidad de nuestra Estación de Penitencia y el respeto absoluto a los hermanos que en ella participan coordinándolo con una total colaboración con el buen desarrollo de la Madrugada y el resto de las hermandades. Los detalles son organizar la cofradía por antigüedad, una mejor distribución de los tramos, que todos los nazarenos salgan desde su capilla y puedan rezar a los titulares antes de realizar la estación de penitencia, reducir el número de auxiliares en la cofradía, acotar un espacio en la entrada para que los niños puedan admirar el fin de la estación de penitencia y haremos estación a Santa Ana, tal y como dictan las reglas».

¿Seguirá la hermandad recorriendo Triana?

«La mañana del Viernes Santo por las calles de Triana es parte del patrimonio inmaterial de la hermandad. Por eso, por lo que significa para la hermandad, para Triana y para los miles de devotos que buscan nuestra cofradía por sus calles, esta candidatura tiene el firme propósito de trabajar y buscar cuántas alternativas sean necesarias para que nuestra estación de penitencia se desarrolle siempre conforme a su itinerario oficial y la cofradía transcurra por las calles de su barrio. Si las circunstancias meteorológicas así lo demandaran, se adoptarían las decisiones oportunas, pero siempre con la idea y el firme propósito de completar el itinerario habitual, agilizando el ritmo de la cofradía si ello fuese necesario antes de adoptar una decisión que suponga acortar el itinerario tradicional y dejar de realizar nuestra estación de penitencia, conforme disponen nuestras reglas, a la Real Parroquia de Señora Santa, a no ser que exista un riesgo importante de lluvia que impida poder hacerlo».

¿Saldrán todos los nazarenos de la capilla de los Marineros?

«Hemos hecho un estudio y creemos que todos los hermanos pueden salir desde la capilla. A mi me da mucha pena que un hermano cada año vaya a Santa Ana, no vea a la Virgen en toda la estación de penitencia sin haberla visto. Tenemos muy claros que los 2.500 nazarenos no pueden formar en la capilla, cada tramo formará donde se forma ahora. En vez de pasar por Pureza, ahora vendrán por Betis, entrarían por la puerta del tesoro y pasarían a la capilla para salir».

¿Habría que volver a modificar algo de la Madrugada?

«Me parece que hay una ley no escrita en la Semana Santa, y es que la preferencia la tiene la hermandad que va en busca de la Campana. La hermandad de la Esperanza de Triana está haciendo un gran esfuerzo desde hace años. Yo creo que a la Madrugada se le están poniendo parches desde hace muchos años. Ha llegado el momento que va a haber que sentarse a buscar soluciones para el mayor tiempo posible, y que todas tengan que ceder y no siempre las mismas».

¿Buscarían un sitio más amplio para la hermandad?

«Sí. Esa ilusión pervive en la hermandad. Creemos que en la calle Pureza hemos cubierto el tope de espacio y haríamos gestiones en caso de ser necesario para buscar un sitio más amplio para la corporación».

¿Seguirán los capataces y las bandas?

«Para nosotros los capataces de la Esperanza de Triana son Paco Ceballos en el Cristo y Juan Manuel Cantero en la Virgen. Una cuestión que ya le comunicamos a ambos cuando decidimos la idea de presentarnos. En el tema de bandas, tenemos dos que pertenecen a la hermandad, mientras que en la de la Virgen no tenemos compromiso con ninguna, dado que la banda de las Cigarreras firmó por un año. En caso de salir elegido crearíamos una comisión musical para saber que banda debe llevar la Virgen, sean de la hermandad o fuera de ella. También decidirán sobre las marchas que tienen que tocar al paso de palio. Hay algunas marchas que se tocan que me gustan y otras no».

Recuperar la escuela de teología

«Los cristianos tenemos una gran necesidad de formación para que nuestro testimonio en la sociedad sea claro y convincente. Compartimos el objetivo prioritario de ofrecer un proyecto sólido y amplio de formación a nuestros hermanos, mediante la reorganización de la Escuela de Teología, que recoja las distintas necesidades formativas de niños, jóvenes, adultos y matrimonios. El programa completo de formación los expondremos en los próximos días».

Mantener el nivel actual de los cultos

«He mantenido el equipo de priostía, el primero va de consiliario, el tercero pasa a segundo, mientras que el primero y el tercero son auxiliares de priostía e irían con cargos en esta junta en caso de ser elegida».

El camarín de la Virgen

«Al camarín de la Virgen hay que darle una solución y volver a la idea primitiva. La solución era que la gente pudiera pasar del tesoro al camarín y luego al del Cristo, esto último si está hecho, pero comunicar los camarínes con el tesoro. Queremos convertirlo en visitable, además de dotarlo de las medidas de seguridad que merece».

Ampliar la tienda de recuerdos

«Queremos ampliar la tienda de recuerdos. Cada persona que entre a ver al tesoro, debe hacerlo entrando antes por la tienda».

¿Buscarían un sitio más amplio para la hermandad?

«Sí. Esa ilusión pervive en la hermandad. Creemos que en la calle Pureza hemos cubierto el tope de espacio y haríamos gestiones en caso de ser necesario para buscar un sitio más amplio para la corporación».

Recuperar las relaciones con la parroquia

«Otra de las ideas que tenemos en marcha es recuperar la relaciones con la que es nuestra casa, tal y como indican las reglas, pero por circunstancias la hermandad posee una capilla propia. Actualmente no hay ningún tipo de trato con Santa Ana, por lo que lo primero que vamos a hacer es presentar la candidatura a los hermanos en la parroquia».

¿Te ha parecido acertada la decisión de cambiar el nombre de la calle Vázquez de Leca?

«Pienso que a las calles no hay que cambiarle el nombre como ha sucedido con Vázquez de Leca. Don Eugenio ha hecho mucho por Triana, como don Manuel, pero la calle no tiene porque rotularse en el mismo sitio, aunque ha sido una cuestión del distrito.