El misterio de la Bofetá en la Campana el Martes Santo de 2019 / R. DOBLADO

Cuentas del Consejo 2019

Las cuentas de la Semana Santa: lo que se lleva cada hermandad

El Consejo de Cofradías aprueba las cuentas más elevadas de su historia gracias a una gestión que ha permitido que las hermandades ingresen un 10 por ciento más que hace cuatro años

Por  1:31 h.

El Consejo de Cofradías se propuso modernizar tanto su imagen como su gestión y lo ha conseguido. Este jueves, la institución celebró la asamblea general anual en la que se aprobaron las cuentas más elevadas de su historia, que además de ser visadas por los censores, por primera vez han sido auditadas de forma externa y publicadas. La gestión económica, de la que han sido responsables en los últimos cuatro años el presidente y anterior tesorero, Francisco Vélez, y el actual, Alejandro Marchena, ha conseguido que la institución supere los 3,8 millones de euros de ingresos brutos, de los cuales 3,7 provienen de la explotación de la Carrera Oficial y, el resto, del aumento en el número de convenios y acuerdos publicitarios de la entidad -entre ellos la retransmisión de la Semana Santa y el programa de mano-, que no sólo han permitido mayores ingresos sino que también han disminuido el gasto.

Así, desde el año 2016, las hermandades han visto aumentada notablemente la cuantía que se llevan (la mal llamada subvención). Las de penitencia, por ejemplo, reciben un 10% más de ingresos netos que hace cuatro años. Las glorias que salen en procesión, por su parte, han pasado de cobrar 3.300 a 4.100 euros (un 25% más). Esto ha permitido que algunas que se encontraban aletargadas se revitalicen y vuelvan a celebrar su salida. Sólo quedan tres sin hacerlo. Lo mismo ha ocurrido con las sacramentales puras, cuya partida ha aumentado un 55% (de 3.400 a 5.420 euros) en el caso de las que celebran procesiones eucarísticas. En este grupo, sólo hay una ya que no procesiona.

Pero, ¿cómo se reparten los dineros? Las cofradías sólo cobran en función a su carácter principal. De los ingresos netos del Consejo (2,75 millones de euros), por estatutos el 6% va a parar a las glorias, el 0,3% a las sacramentales puras y el 5,5% a las vísperas (en este último caso por acuerdo, ya que no viene fijado en las normas). A estos porcentajes se le suman los convenios concretos que se dedican específicamente a cada sección.

Así, las de gloria que no salen reciben una cantidad fija de forma arbitraria, que va en función al crecimiento de los ingresos totales (este año 930 euros, un 55% más que en 2016). El resto del montante se divide por igual entre las 43 que salen.

Con las sacramentales puras ocurre lo mismo, sólo que a ese 0,30% de los ingresos netos totales se le suma la explotación por la venta de las sillas del Corpus, que va a parar íntegramente a estas hermandades.

Respecto de las de penitencia, aquellas que salen en Semana Santa lo reparten de la siguiente manera: del líquido resultante (ingresos netos menos las aportaciones a las glorias, sacramentales y vísperas), el 60% se reparte por igual entre las 60 hermandades, mientras que el otro 40% va en función al número de pasos que saquen, este año 123. De ahí que cofradías como el Santo Entierro obtengan 42.650 euros; la Macarena, el Gran Poder, la Esperanza de Triana o el Sol, 35.630; y la Soledad de San Lorenzo, 28.690.

Las de vísperas, por su parte, dividen por la mitad el reparto entre las diez cofradías y, el otro 50%, por el número de pasos que saca cada una.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla