Detalle de la carreta del Rocío de Sevilla / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

EL ROCÍO 2018

Las hermandades regresan de El Rocío 2018 bajo la lluvia

Triana, Sevilla, la Macarena y Sevilla Sur regresaron de la Aldea almonteña

Por  2:02 h.

La lluvia hizo acto de presencia en este 24 de mayo, en el regreso de las cuatro últimas hermandades del Rocío a la capital. Una jornada repleta de procesiones, con la vuelta de Triana, Sevilla, la Macarena y Sevilla Sur, junto al traslado del Cautivo y Rescatado a la parroquia de San Pablo y, las salidas de María Auxiliadora de Triana y Nervión, la primera de ellas no pudo realizar su salida por las inclemencias meteorológicas.

Las cuatro hermandades rocieras comenzaban a entrar en Sevilla en torno a las seis de la tarde, siendo la Macarena la primera en hacerlo, seguido de Sevilla Sur, Sevilla y Triana. Conforme pasaban las horas la lluvia cesó aunque al atardecer volvió a hacer acto de presencia durante unos minutos.

Con esto se pone el punto y final a un Rocío más, pero desde mañana mismo comenzará una nueva romería. Ahora es momento de divulgar la devoción de la Blanca Paloma en cada rincón que está representada la Virgen del Rocío por los Simpecados de las hermandades que están repartidos por el mundo.

Detalle de un peregrino de Triana / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Triana

El Rocío de Triana en la Estrella / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Si el año pasado predominaba un calor sofocante en el regreso de Triana, en esta ocasión, la entrada estuvo marcada por la lluvia. Las tardías entradas de la hermandad son historia, haga el tiempo que haga. A las ocho de la tarde, la carreta de Armenta estaba en el Cachorro. De ahí entraba por Castilla para visitar a la hermandad de la O. Apenas eran las nueve y pico de la noche cuando alcanzaba la capilla de la Estrella, para después sus carretas lo despidieron en esa inconfundible y costumbrista estampa que cada año se produce en la puerta del convento dominico.

Una zona que estuvo vallada por dar una mayor seguridad ante los bueyes con el gran número de personas aglutinados ante la llegada de Triana. Pasadas las diez y media de la noche, el Simpecado diseñado por Gómez Millán hacía su entrada en la calle Evangelista, dando por concluida la romería número 205 de Triana.

Sevilla

Carreta del Rocío de Sevilla a los pies de la Giralda / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

En Blas Infante, el Rocío de Sevilla despedía a la carreta del Viso del Alcor, la nueva filial de Almonte que este año realizó el camino con su madrina del Salvador. Por los Remedios alcanzó la ciudad un año más. Las carretas antes de adentrarse en el casco antiguo, eran retiradas.

Esta vez, no visitó el barrio del Arenal debido a unas obras que se acometen en la zona de la capilla de la hermandad de las Aguas, por lo que la hermandad optó por hacer el mismo itinerario por la ciudad, pero a la inversa. Transitando por lugares que son patrimonio de la humanidad, como el Archivo de Indias, el Alcázar y la Catedral. Caía la tarde, un gran ambiente delante de la carreta, donde sonaban sevillanas y rumbas dentro del amplio repertorio de esta corporación.

Una gran bulla, que avanzaba de forma lenta, como si no quisiera que este Rocío concluyera. Caía la tarde, con ese azul del cielo tan característico en la primavera de Sevilla. A su paso por Hernando Colón, cánticos al Simpecado ante una gran lluvia de pétalos. Contraste a la llegada a la plaza de San Francisco con las portadas del Corpus casi terminadas, o balcones que ya están adornados a la espera de la salida del Santísimo. A las diez y media de la noche, el prioste bajaba al Simpecado de la carreta, los peregrinos cantaban la salve en la puerta de la Colegial, el tamborilero interpretaba el himno nacional a la entrada, mientras que su hermano mayor, Marcos Cañadas, colocaba al Simpecado delante de la Virgen del Rocío de Sebastián Santos, donde con el rezo de la salve finalizó la romería para el Salvador.

Macarena

El Rocío de la Macarena en San Juan de la Palma / M. J RODRÍGUEZ RECHI

La lluvia no impidió el lucimiento de la Macarena por el corazón de la ciudad. Después de visitar al Cachorro, cruzaban el río para adentrase en el casco histórico, cumpliendo horario. Visitó a las Mercedes de la Puerta Real, al Museo, al Valle, a las Hermanas de la Cruz, al convento del Espíritu Santo, a la Amargura, Montesión, Omnium Sanctorum y a la hermandad de la Macarena.

La hermandad volvió a recuperar las carretas, en concreto seis, que iban desgastadas después del duro camino. En torno a las once de la noche el Simpecado entraba en su sede, en la parroquia de San Gil.

Sevilla Sur

Carreta del Rocío de Sevilla Sur / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Por primera vez, el Rocío de Sevilla Sur regresaba en la jornada del jueves. Retraso en un día la llegada al Tiro de Línea, uno de los lugares que no deberían de perderse nunca, y comprobar como vive la gente con su barrio. Gracias al enorme trabajo realizado en las redes sociales, cuando la lluvia hizo acto de presencia, la hermandad contó al minuto las modificaciones. La hermandad decidió dejar de pasar por los Remedios y el parque de María Luisa y apresurar el regreso a su barrio. En esta última zona no alteró el cambio de itinerario. La parroquia de San Juan de Ávila clausuró siete días de camino que saben a gloria y que bien entienden los vecinos del Tiro de Línea, los peregrinos del Sur de Sevilla ya está en casa.